Haitianos y africanos, cara de la crisis migratoria que crece al norte de México

Se cree que al menos 14,000 personas de Haití y África quedaron varadas en Tijuana y Mexicali en su intento por llegar a EU, y a ellos se les pueden sumar los mexicanos que sean deportados por Trump.
Muchos migrantes dicen que, si la frontera de EU permanece cerrada, no volverán a sus países de origen sino que se quedarán en México.
El panorama en Tijuana  Muchos migrantes dicen que, si la frontera de EU permanece cerrada, no volverán a sus países de origen sino que se quedarán en México.  (Foto: Cuartoscuro)
Ariadna Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Desde septiembre del año pasado, las calles de la ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California, empezaron a llenarse de haitianos y africanos que intentaban llegar a Estados Unidos y comenzaban a enfrentar trabas para ingresar ahí.

Hoy, luego del relevo en la Casa Blanca y ante el discurso antiinmigrante de Donald Trump, la situación amenaza con agravarse, pues a las 14,000 personas varadas en Tijuana y Mexicali podrían sumarse los mexicanos que regresen o que sean deportados de EU.

“Con muros o sin muros, los flujos migratorios van a continuar. México tiene que preparase porque ha sido tradicionalmente un país expulsor de migrantes, pero también ha sido un país de tránsito y ahora va a ser un país de retorno y también de destino”, dijo Gerardo Cruz González, investigador del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (Imdosoc), en entrevista con Expansión.

Cruz es autor del informe Frontera cerrada, un documento que estima que más de 7,000 haitianos y 7,366 africanos —quienes entraron a México entre enero y agosto de 2016— se encuentran varados a lo largo de la frontera con territotorio estadounidense.

Recomendamos: La tragedia que persigue a los haitianos hasta México

Para el investigador, esta situación pone a México frente a una posible crisis migratoria que ha sido minimizada por las autoridades federales.

“(El fenómeno) ha sido invisibilizado por el gobierno, y la situación de los africanos y haitianos ahora se invisibilizará más con los retornados. Cuando vengan aquí, no se van a poder integrar a la comunidad como debería ser, y eso va a agravar la situación. Si no hay políticas públicas para los mexicanos, mucho menos para los haitianos”, dijo.

Una posada busca unir a familias separadas por la frontera México-EU

El cierre de las fronteras

Tras el sismo que sacudió Haití en 2010 y los conflictos armados en África, miles de personas salieron de sus países en busca de mejores oportunidades de vida. Gracias a los permisos humanitarios, llegar a EU se convirtió en la gran opción y muchos migrantes se apostaron en la frontera mexicana para poder entrar a territorio estadounidense.

Sin embargo, esta vía fue suspendida el 22 de septiembre pasado debido al alto número de personas que solicitaron el apoyo humanitario. Todavía con Barack Obama en la presidencia de EU, la entrada se abrió "a cuentagotas", pero se cerró totalmente con el inicio de la administración de Trump, el 20 de enero.

Lee: México no está preparado para la política migratoria de Trump

De acuerdo con el informe Frontera cerrada, estos migrantes que cruzaron más de nueve países para poder llegar a la frontera con EU han comenzado a llenar las calles de Tijuana y Mexicali. La mayoría proviene de Brasil, donde después del sismo en Haití hubo oportunidades para trabajar en las obras para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y el Mundial de Futbol de Brasil 2014.

“Pero cuando vino la crisis política, social y económica (en el país sudamericano) tuvieron que salir hacia Estados Unidos”, comentó Cruz, al explicar que por esa razón desde mayo pasado se registró en México un flujo migratorio que antes no existía.

El problema "inminente"

El investigador dijo que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, acudió a Tijuana recientemente y prometió ayuda, pero ésta no ha llegado. Por ello, la sociedad civil y los albergues han tenido que afrontar una situación que se ha agravado con Trump.

Cruz aseguró que, ante la política migratoria de Trump y la “ineficacia diplomática” del gobierno mexicano, se requieren acciones reales: políticas públicas que sean incluyentes tanto para los haitianos y africanos como para los mexicanos, pues “no se ha visto nada de eso, parece que no viven en este mundo y no se dan cuenta de lo que ya es inminente”.

Según reportes de prensa, Osorio Chongo dijo a senadores de su partido, el PRI, que las autoridades están preparadas para atender a los migrantes que lleguen a territorio mexicano. En ese contexto, afirmó que México trabaja con Haití para enviar allá a sus ciudadanos; sin embargo, ambas naciones carecen de acuerdos de deportación.

La frontera de México con Estados unidos, en la incertidumbre
Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×