México y EU pactan asumir responsabilidad compartida en migración

Altos funcionarios de ambos países dijeron que el tema migratorio se tratará de forma integral. México exigió respeto a los derechos de los migrantes y EU prometió no usar con ellos la fuerza militar.
Acordamos una responsabilidad compartida en migración con EU: Luis Videgaray
José Roberto Cisneros
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Después de un mes de tensiones entre México y Estados Unidos, altos funcionarios de ambos países se reunieron en privado y aseguraron haber dado los primeros pasos para resolver sus diferencias, en particular en el tema migratorio.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, anunció que, durante la reunión con enviados del presidente de EU, Donald Trump, él y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, exigieron respeto a los derechos de los migrantes mexicanos, a la luz de las medidas en esta materia anunciadas por la administración estadounidense.

"Hemos expresado a los secretarios (Rex) Tillerson y (John) Kelly, en primer lugar, nuestra preocupación por el respecto a los derechos de los mexicanos en Estados Unidos", dijo Videgaray a medios al término del encuentro.

El propio canciller esta semana adelantó que México podría recurrir a instancias internacionales para defender a sus ciudadanos de las políticas de EU.

Gráfico: Los negociadores de México y EU, cara a cara

En tanto, Osorio Chong señaló que México está en desacuerdo con medidas anunciadas esta semana en EU para agilizar la deportación de migrantes.

"Planteamos nuestro desacuerdo con algunas de las medidas que recientemente anunció el Departamento de Seguridad Interior y que tienen implicaciones directas para nuestro país y nuestros connacionales", dijo.

En su intervención, el secretario Kelly, titular del Departamento de Seguridad Nacional en EU, sostuvo que no habrá deportaciones masivas ni intervención de militares en la política migratoria, sino que su país actuará conforme a la ley.

"Trabajaremos mano a mano con nuestros hermanos mexicanos (...) Que quede claro: no habrá deportación masiva, todo lo que hacemos en la secretaría se dará de acuerdo a las leyes de Estados Unidos. Todas las deportaciones se harán de acuerdo a nuestro sistema legal, que incluye muchas apelaciones", dijo.

"Ningún uso de la fuerza militar se va a aplicar en las operaciones de migración. No habrá uso de la fuerza militar, por favor entiéndalo bien", añadió.


No habrá deportación masiva de inmigrantes, asegura John Kelly en México

Migración con enfoque regional

En ese marco, el canciller Videgaray afirmó que México y EU pactaron realizar una cumbre con países de América del Norte y del Sur para definir un enfoque de responsabilidad regional, al aseverar que la mayoría de la migración indocumentada a EU ya no se origina en México, sino en países del sur como Guatemala, Honduras y El Salvador.

"Hemos acordado que debemos asumir los gobiernos de México y EU una responsabilidad compartida, con un enfoque que no sólo se limite al control migratorio, sino que atienda las verdaderas causas del fenómeno, como son el desarrollo y la estabilidad de estas naciones", dijo.

El tema de la migración ha generado tensión en la relación bilateral debido a que, desde su campaña electoral, Trump se manifestó en contra de los indocumentados que llegan a EU, prometió con expulsarlos si llegaba a la Casa Blanca y expresó su deseo de levantar un muro fronterizo.

Incluso, ha dicho que hará que México pague por dicha barrera, a lo que México se niega.

Seguridad y otros temas en la mesa

Los funcionarios de ambos países mencionaron que pusieron sobre la mesa otros temas como tráfico ilegal de armas de fuego y dinero desde EU hacia México.

"Hablamos de la importancia de detener la transferencia de armas y dinero desde EU a México. No hay duda de que el imperio de la ley es importante en ambos lados de la frontera", aseguró el secretario Tillerson.

El canciller mexicano enfatizó que dejaron claro al gobierno de EU que todos estos temas de la relación bilateral deben ser negociados como un paquete integral, y añadió que los encargados de ejecutar la política exterior de cada país deben articular dicho diálogo.

"El diálogo y la negociación con EU deben tener un enfoque integral, es decir, todos los temas debemos tratarlos al hablar de la relación (...) Un diálogo que incluirá todos los temas, incluyendo la migración, la seguridad y, por supuesto, el comercio, tema este último en el que todavía no hemos iniciado conversaciones", dijo Videgaray.

El secretario de Estado señaló que, aunque existen diferencias entre ambos países, los participantes en la reunión escucharon sus preocupaciones con respeto mutuo.

"Nuestras conversaciones abordaron un amplio rango de asuntos comunes. Refrendamos la cercana cooperación en asuntos económicos y comerciales, como energía, migración legal, seguridad, intercambios comerciales y vínculos interpersonales", comentó Tillerson.

El secretario Kelly coincidió en mencionar que la agenda bilateral abarca una amplia variedad de esfuerzos en materia de derechos humanos, economía, energía, medio ambiente, clima, seguridad, migración, tráfico, trabajo, promoción de Intercambios educativos y culturales, ante lo cual manifestó su compromiso en dar continuidad a esta relación exitosa.

"Lo que pasa en México también afecta la seguridad de EU, y lo que pasa en EU afecta la seguridad en México", destacó.

El marco de la reunión

Se trata de la primera reunión en México de altos funcionarios de Trump con sus pares mexicanos. El encuentro se llevó a cabo en la sede de la Cancillería mexicana y en él también participaron el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y de parte de EU, la embajadora Roberta Jacobson.

Los funcionarios estadounidenses sostendrán una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto en la residencia oficial de Los Pinos, así como un encuentro con personal de su embajada en México, antes de partir de vuelta.

La reunión se dio a poco más de un mes de la llegada de Trump a la Casa Blanca, la cual ha estado marcada por desencuentros entre los gobiernos mexicano y estadounidense. Incluso, Trump y Peña Nieto cancelaron una reunión que tenían prevista para el 31 de enero.

Además de la migración y la frontera, otro de los temas pendientes entre ambos países es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que Trump ha calificado como ventajoso para México y sobre el que ha amenazado con salirse en caso de no lograr un beneficio mayor para su país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El 1 de febrero, Peña Nieto anunció el inicio de consultas respecto del TLCAN, cuya discusión se prevé comience en mayo.

Recomendamos: México, con el tiempo a su favor en la renegociación del TLCAN

Ahora ve
Elon Musk presume Roadster, el auto deportivo eléctrico de Tesla
No te pierdas
×