Una encuesta del Inegi abre debate en torno a la discriminación en México

La medición, que muestra la relación entre el color de la piel y las oportunidades de desarrollo de las personas, refleja una "triste realidad" que persiste en el país, dice el titular del instituto.
El presidente del Inegi considera que los datos de la encuesta deben servir para diseñar políticas públicas que permitan mejorar las condiciones de los mexicanos con mayores desventajas, como los indígenas.
Grupos vulnerables  El presidente del Inegi considera que los datos de la encuesta deben servir para diseñar políticas públicas que permitan mejorar las condiciones de los mexicanos con mayores desventajas, como los indígenas.  (Foto: Cuartoscuro)
Ariadna Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La publicación del Módulo de Movilidad Social Intergeneracional, una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que muestra la relación entre los rasgos de origen de los mexicanos y sus oportunidades de desarrollo, ha abierto un debate sobre la discriminación en el país, según lo reconocen autoridades y académicos.

El ejercicio refleja el vínculo entre características como la escolaridad y la ocupación de los padres de una persona, así como su color de piel, y el nivel educativo y los puestos de trabajo a los que puede llegar.

De acuerdo con la encuesta, las personas de tez más clara tienden a ocupar cargos de dirección, mientras que las de tez más oscura fungen como empleados de apoyo, operadores o artesanos.

“Es nuestra triste realidad”, dijo el presidente del Inegi, Julio Santaella, en varios mensajes que publicó en su cuenta de Twitter el pasado viernes 16 de junio, luego de la polémica originada por el estudio.

Este lunes, durante un seminario en el Senado, el funcionario insistió en que existe una relación entre el color de la piel y la situación económica de los mexicanos, una afirmación en la que coincidieron los investigadores Eva O. Arceo-Gómez, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y Patricio Solís, de El Colegio de México (Colmex).

Más aún, a decir de los expertos, esto empuja a analizar si el vínculo es causal y, por lo tanto, si los ciudadanos con tez más oscura —según la escala del Proyecto sobre Etnicidad y Raza en América Latina de la Universidad de Princeton (PERLA)— están en una situación más vulnerable.

“(La encuesta da) una noción del racismo como una realidad social. Si el color de piel nos aproxima a condición de vulnerabilidad y esa misma vulnerabilidad que sufrieron los padres”, dijo Solís.


Racismo y discriminación

Los especialistas consideraron que los resultados del ejercicio muestran que los efectos del color de la piel son contundentes en el destino económico de las personas.

Tras la difusión de la encuesta, la paleta para diferenciar los tonos de piel generó algunos cuestionamientos sobre su elaboración e incluso críticas hacia el Inegi.

Al respecto, Arceo-Gómez consideró que resulta muy difícil tocar el tema de la discriminación sin establecer categorías de este tipo. Sin embargo, consideró que el ejercicio tiene algunos puntos que podrían afinarse.

Uno de ellos, dijo, es que el encuestado tenía la posibilidad de autodefinir su tono de piel, lo que puede generar un sesgo porque los mexicanos tienden a “blanquearse”. Frente a ello, agregó, se necesita estudiar las distintas prácticas discriminatorias en todos sus entornos.

Lo que reveló el INEGI

La encuesta señala que hay una fuerte correlación entre el color de piel y el nivel socioeconómico y educativo de los padres de una persona y su futuro laboral y económico.

De acuerdo con estos datos, entre menor es el nivel educativo de los padres, menor es el grado de estudios que alcanzarán sus hijos. Lo mismo pasa con la ocupación de los proveedores principales de un hogar y el destino que se tendrá en el futuro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Hay una relación de la posición económica con las características de sus descendientes económicos, entre la ocupación del proveedor y sus descendientes, así como el nivel educativo", dijo Santaella.

También comentó que es la primera vez que el país cuenta con información de este tipo y, con base en ella, puede comenzar a tomar decisiones para procurar garantizar la igualdad de oportunidades entre sus habitantes.

La encuesta se realizó entre personas de 25 a 64 años, a las que se preguntó por su situación actual en comparación a cuando tenían 14. En total, se realizaron entrevistas en más de 32,000 viviendas de entornos urbanos y rurales.

Ahora ve
Los grupos radicales “no son del pasado”, dice periodista amenazada por KKK
No te pierdas
×