OPINIÓN: Cuba necesita un plan de mercado inmobiliario

Con su acercamiento a Estados Unidos, la isla deberá aprender a desarrollar un ecosistema de mercado inmobiliario que supere los años de estancamiento y atraiga inversiones.
Una alternativa inmobiliaria es construir o comprar inmuebles para el turismo extranjero.
¿Cómo invertir en Cuba?  Una alternativa inmobiliaria es construir o comprar inmuebles para el turismo extranjero.  (Foto: Cortesía)
Por: ROBERTO CHARVEL*

Nota del editor: Esta columna de Opinión se publicó originalmente en la edición 1196 de la revista Expansión, 'Los emprendedores del año', correspondiente a septiembre de 2016.

(Expansión) – Los agentes de migración recibieron a mis amigos estadounidenses con la siguiente broma: “Qué bueno que vengan antes que los americanos”. Sin embargo, a Cuba nunca dejaron de ir viajeros de ese país. El turismo es la principal fuente de divisas de la isla, al igual que de otros destinos del Caribe. Los canadienses son los visitantes más comunes, y desde 2015 superan los dos millones anuales.

La gente va a Cuba buscando experiencias de nicho, y la isla siempre ha estado en la mente de los viajeros.

Los europeos la ven como una de las últimas utopías vivas, siempre interesantes mientras no se produzcan en sus propios países. Entre los estadounidenses existe una sensación de ir al Wild West o a un país que, en algún momento, estuvo manejado por la mafia estadounidense. A esta imagen, suman la figura de Ernest Hemingway y el desembarco de bahía de Cochinos, después de una crisis casi nuclear en los 60, y entonces se convierte en un maravilloso destino turístico, entre paradisiaco y freak. Guantánamo es el pariente incómodo que se suma a esa imagen difusa.

Lee: Más estadounideneses visitan Cuba tras la flexibilización del embargo

Recientemente organicé un viaje con profesores de la Escuela de Negocios de Harvard para entender el mercado inmobiliario en la isla. La experiencia tuvo similitudes con un viaje a China en la década pasada. En esa ocasión, un CEO de una armadora automotriz estadounidense dijo que después de pasar un mes en el país asiático, creía que podía escribir un libro.

Luego de seis meses, se sentía cómodo con escribir un artículo. Sin embargo, tras pasar varios años, no sabía bien lo que ahí sucedía. Cuba es similar; es difícil comprender lo que pasa desde una perspectiva de mercado. Sin embargo, a diferencia de China, no parece que en la isla haya un plan para los siguientes 40 años.

Así fue el aterrizaje del primer vuelo comercial de EU a Cuba desde 1961

¿Cómo invertir si solo los cubanos pueden comprar o vender inmuebles? ¿Cómo realizar un pago donde no hay un banco? ¿Cómo estructurar una transacción inmobiliaria si no hay abogados especializados? ¿O una compraventa, si hay dos precios; el que fija el gobierno, y otro que refleja el acuerdo entre particulares? ¿Cómo mitigar el riesgo de adquirir un inmueble de un cubano que está en Estados Unidos que tiene un reclamo sobre la propiedad? ¿Cómo construir algo para un usuario que desde la década de los 60 no ha acumulado capital?

Lee: Cámara México-Cuba arranca operaciones

Según el tabulador gubernamental de sueldos, los cubanos ganan entre 12 y 72 dólares al mes. Este rango incluye desde el camarero hasta el neurocirujano. Parecería que la alternativa inmobiliaria es construir o comprar inmuebles para el turismo extranjero. Hay hoteles con banderas de operadores internacionales, pero el Ejército tiene control accionario sobre todos los hospedajes de la isla. ¿Qué tan cómodos se sienten los inversionistas de asociarse con el Ejército cubano?

Lugares como Cancún van a sufrir, pues parte del turismo se irá a Cuba, que no solo ofrece las playas caribeñas, sino una historia alternativa a los últimos 70 años de globalización. Sin embargo, parecería que la infraestructura, desde los aeropuertos hasta internet, seguirán teniendo un peso negativo para la isla.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

La máxima de los bienes raíces de: localización, localización, localización, no aplica necesariamente en Cuba. Estar a 90 kilómetros de Florida no es suficiente. Falta mucho para poder invertir en bienes raíces. Queda la esperanza de que la brecha se reduzca con tecnología. En África, las telecomunicaciones se brincaron por completo las líneas fijas, y los bancos, desde el inicio, han sido virtuales.

¿Podrá Cuba crear un registro de la propiedad con block chain? ¿Podrá encontrar atajos para incrementar el bienestar de la población sin caer en los errores de la Unión Soviética? Ojalá, los cubanos merecen una oportunidad.

* Roberto Charvel es académico de Harvard Business School y del IPADE. Inversionista privado a través de Vander Capital Partners. Su cuenta de Twitter es @roberto_charvel. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×