OPINIÓN: Por qué la revelación fiscal sobre Donald Trump es impresionante

La pérdida fiscal por 916 mdd del candidato probablemente provino de dinero de inversores, prestamistas o bancos y le evitó pagar impuestos sobre la renta.
Cómo Donald Trump pudo haber evitado pagar impuestos legalmente
Por: EDWARD MCCAFFERY

Nota del editor: Edward McCaffery es el presidente administrador legítimo de Robert C. Packard y profesor de Derecho, Economía y Ciencias Políticas en la University of Southern California. Es el autor de 'Fair Not Flat: How to Make the Tax System Better and Simpler'. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

La revelación del New York Times que Donald J. Trump mostró una pérdida fiscal en sus declaraciones de impuestos de 1995 de casi 1,000 millones de dólares (mdd) es impactante.

Como un abogado fiscal, académico y comentarista, tengo una idea bastante clara de lo que viene a continuación: un par de artículos, algunas negaciones y réplicas —incluyendo una de Trump, que se produjo después de que la historia apareció— y mucha complejidad por parte de los líderes de opinión.

Lee: Donald Trump, ¿sin pagar impuestos durante 20 años?

Los verdaderos creyentes de Trump saldrán aún convencidos del ingenio y la perspicacia de su gran líder. Los seguidores de Hillary Clinton dirán enfurecidos que ha salido a la luz una pieza más de evidencia de que su oponente es un estafador egoísta sin principios sin que esto por fin acabe.

El resto de nosotros —y los indecisos restantes— saldrán de allí confundidos, en gran parte porque las historias sobre exenciones fiscales de miles de millones de dólares tienden a ser confusas.
Estos son entonces algunos sencillos puntos a considerar:

• 916 mdd de pérdidas fiscales es un gran asunto. Significa que Trump podría haber obtenido ingresos de casi 1,000 mdd durante un periodo de hasta 15 años después de 1995 sin tener que pagar ningún impuesto federal sobre la renta. Buen trabajo si puedes conseguirlo. Trump lo consiguió.

• Es un error suponer que la pérdida de casi 1,000 mdd de Trump provino de su propio dinero. Trump es el autoproclamado “rey de la deuda”. Gran parte de su sofisticada planeación fiscal siempre ha consistido en conseguir exenciones de impuestos con “dinero de otras personas”, una frase de la que Trump es aficionado. Los bancos, otros prestamistas o inversores también podrían haber puesto el dinero que generó las pérdidas que Trump afirma en sus propias declaraciones de impuestos.

OPINIÓN: Lo que Trump podría (tal vez no) cambiar en el próximo debate

• Para entender verdaderamente la fuente subyacente de la pérdida fiscal, tendríamos que ver las declaraciones de impuestos de Trump. Sin duda, es razonable suponer que la pérdida provino en gran parte de dinero de otras personas, y es justo esperar que Trump refute tal afirmación.... mostrándonos sus registros fiscales.

El argumento de que “Trump es realmente inteligente, el rey de las lagunas fiscales, y que debemos elegirlo porque solo él puede arreglar el sistema fiscal” es extremadamente débil, al menos por dos razones.

1. No hay evidencia alguna de que el propio Trump comprenda las leyes fiscales que le benefician. El artículo de The New York Times indica que el propio contador fiscal de Trump lo consideraba falto de atención, y nada de lo que Trump haya dicho en público ha manifestado un profundo conocimiento del código fiscal. Por el contrario, Trump sí ha revelado frecuentemente una afición por la deuda, o usar el “dinero de otras personas”.

Lee: Trump evita a la prensa y mantiene sus ataques a algunos medios

2. Las propias propuestas fiscales de Trump de hecho no cerrarían ninguno de los “agujeros” fiscales que aún se benefician a la deuda. De hecho, el plan de Trump alentaría y recompensaría enormemente la deuda. La impulsiva decisión de última hora de Trump de continuar una deducción de intereses sobre los préstamos en su plan fiscal moderno y por demás enfocado de manera estándar en el goteo de riqueza fue una enormidad de 1.2 billones; un gasto casi cinco veces más alto que la visión de la campaña del costo del plan de cuidado infantil.

La continua preferencia de Trump por los beneficios fiscales de la deuda es imprudente. Las políticas fiscales de Trump aumentarían en gran medida la capacidad de los contribuyentes para utilizar el dinero de otras personas para generar exenciones fiscales para sí mismas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Pase lo que pase en el mar de complejidad a punto de ser desatado, todos debemos recordar esto: Una pérdida fiscal de casi 1,000 millones de dólares es una cosa muy, muy buena para tener, especialmente si provino del dinero de otras personas.

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×