OPINIÓN: La mala calificación a México, no tan preocupante

Pese a que México cayó en el lugar 47 del reporte 'Doing Business 2017' del Banco Mundial, el impacto aún será insignificante en el proceso de toma de decisiones de las empresas en el país.
Ajuste  El Banco Mundial efectuó ajustes al respecto y el desliz de México se atribuye en parte a dicha revisión.  (Foto: iStock)
Por: CARLOS AROCHA

Nota del editor: Carlos Arocha es actuario y fundador de Arocha & Associates, una compañía de consultoría con sede en Zúrich. Es cofundador del Proyecto Swift Academy, secretario del consejo de liderazgo y desarrollo de la Sociedad de Actuarios (en Estados Unidos) y embajador de dicha organización en Suiza. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — La reciente democión de México en el ranking global del Banco Mundial que en esencia mide la facilidad para hacer negocios, puede preocupar a quienes se abocan a la tarea de atraer capital extranjero al país.

En efecto, la nueva edición de Doing Business: igualdad de oportunidades para todos ubica a la segunda economía más grande de Latinoamérica en el lugar 47 (2017), habiendo ocupado las posiciones 38 (2016) y 45 (2015).

Lee: México cae al lugar 47 en el ranking Doing Business 2017

Un ranking relativo no necesariamente implica una desmejora en el desempeño que se intenta medir. Si una economía retrocede en la clasificación general puede muy bien ser la resulta de un avance más acelerado de los competidores. Puede incluso darse el caso de que los 190 países, objeto del estudio en cuestión, sean ahora todas, jurisdicciones más aptas para emprender negocios, pero que algunas hayan progresado a mayor velocidad, cambiando así, por consiguiente, el ranking relativo.

Lee: Abrir un negocio en este país toma ¡menos de un día!

Asimismo, al considerar este tipo de reportes estadísticos, es prudente tener en cuenta la existencia de “factores de confusión”. Estos emanan de varias fuentes, por ejemplo, de cambios de metodología. El Banco Mundial de hecho efectuó ajustes al respecto y el desliz de México se atribuye—en parte—a dicha revisión. ¿Qué proporción corresponde legítimamente al cambio en facilidades para hacer negocios en el país? Como en todos los modelos, que por naturaleza simplifican la medición de variables endógenas y exógenas, el del Banco Mundial es uno que proporciona una buena guía, un balanced scorecard, pero que no sustituye a un estudio específico y a la medida de las necesidades de sus diversos usuarios.

Según un consultor especializado en desarrollo de la iniciativa privada, Doing Business es “... análogo al currículum vitae de un individuo: describe la experiencia profesional, pero no predice con precisión el desempeño futuro.” Admitimos que la metodología del Banco Mundial es robusta, pero tiene limitaciones. Representa una referencia apropiada pero no debe utilizarse como el único recurso para decidir invertir o dejar de hacerlo en México.

Lee: Monterrey o la Ciudad de México, ¿dónde es más fácil hacer negocios?

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Creemos, por tanto, que el impacto será insignificante en el proceso de toma de decisiones de las empresas que consideran México como un país objetivo. El largo plazo desvelará la verdad.

Finalmente ofrecemos al amable lector una nota alentadora: a pesar de que la calificación mexicana empeoró, el país se sigue ubicando por delante de todas las demás economías del continente, con excepción de la estadounidense o la canadiense.

Ahora ve
En estos países de Latinoamérica la marihuana es legal para uso medicinal
No te pierdas
×