OPINIÓN: El Acuerdo Transpacífico está muerto, ¿qué sigue ahora?

Con la salida estadounidense del TPP entramos en un periodo de intensa competencia en torno a qué acuerdo económico, si lo hubiera, se pactará en el Pacífico y quién supervisará ese proceso.
¿Qué es el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica que Trump no quiere?
MATHEW DAVIES

Nota del editor: Mathew Davies es Jefe del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional Australiana. Se especializa en política del Sudeste Asiático. Las opiniones expresadas en esta columna son responsabilidad del autor.

(CNN) – Durante las campañas para las elecciones primarias y generales, Donald Trump criticó en repetidas ocasiones el Acuerdo Transpacífico (TPP) al afirmar que era un tratado pésimo para Estados Unidos. Ahora, como presidente electo, Trump se ha comprometido a abandonar el TPP inmediatamente después de asumir el cargo.

Lee: Tres escenarios para el TPP... sin EU

Aliados clave de Estados Unidos están consternados por la decisión de Trump de revertir el rumbo. En primer lugar entre ellos, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, un gran defensor del TPP que había trabajado duro para superar la oposición al acuerdo en su país.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, había llamado al TPP una "importante apuesta estratégica" y dijo que era de interés nacional para Australia ver el TPP en vigor.

Pero más allá de la inquietud inmediata que la decisión de Trump ha causado entre los aliados de Estados Unidos, surge otra pregunta: ¿qué quiere ahora Estados Unidos en el Pacífico?

El TPP, junto con otros aspectos del eje de Obama, tenía la intención de proporcionar certidumbre, que Estados Unidos estaba allí para sus amigos y aliados, comprometido con los principios clave del libre comercio y las economías abiertas como una relación mutuamente beneficiosa.

Lee: Textileros y agricultores, cara y cruz del fracaso del TPP

Lo que sucederá ahora es una pregunta que muchos se hacen.

No solo un acuerdo económico

El TPP siempre fue ampliamente criticado, no solo por Trump, también por el contendiente demócrata en las primarias Bernie Sanders e incluso por Hillary Clinton, quien alguna vez lo apoyó.

Se diseñó como un acuerdo de amplio alcance entre 12 naciones del Pacífico. Incluía un acuerdo para reducir los aranceles comerciales de productos manufacturados y agrícolas, armonizar los enfoques a la propiedad intelectual y establecer un proceso de arbitraje acordado mediante el cual, los inversionistas pudieran demandar a los gobiernos miembros si violaban los términos del acuerdo.

Lee: El TPP puede ser la base de pactos bilaterales: Guajardo

Sin embargo, es un error considerar al TPP solamente como un acuerdo económico.

Se entiende mejor como una dimensión económica de la decisión del presidente Barack Obama durante su primer mandato para reequilibrar los recursos estratégicos de Estados Unidos en el Pacífico para hacer frente a una China en ascenso.

Este reequilibrio incluyó la redistribución de activos militares, la inversión de mayores recursos diplomáticos y - a través del TPP - un renovado interés económico de Estados Unidos en la región.

Para lograr este objetivo, el TPP incluyó aliados tradicionales de Estados Unidos, como Australia y Japón, así como amigos más recientes como Vietnam; y excluyó a China.

Lee: Japón, ¿el salvador del TPP?

La decisión del presidente electo Trump de revertir la política estadounidense y abandonar el TPP no solo tiene consecuencias económicas sino también políticas y estratégicas. La confiabilidad de Estados Unidos como socio económico y estratégico acaba de desplomarse en las principales capitales de la región. Trump ha mostrado interés en imponer aranceles sobre las exportaciones chinas a Estados Unidos y poca preocupación por las consecuencias de un conflicto comercial para los supuestos aliados de EU.

Propuestas alternativas

Con la salida estadounidense del TPP entramos ahora en un periodo de intensa competencia en torno a qué acuerdo económico, si lo hubiera, se pactará en el Pacífico y quién supervisará ese proceso.

Al igual que con el TPP, estos argumentos aparentemente económicos tienen claras consecuencias políticas.

Donald Trump retirará a Estados Unidos del TPP

China ya ha propuesto su propio acuerdo económico, una zona de libre comercio a lo largo del Sur y Este de Asia que excluye a Estados Unidos: la llamada Asociación Económica Comprehensiva Regional (RCEP, por sus siglas en inglés). Esta propuesta, ya en negociación, recibirá ahora un renovado interés de los estados que anteriormente formaban parte del acuerdo TPP.

Lee: China está lista para actuar si EU rompe con el TPP

Antes del anuncio de Trump, el primer ministro Abe dijo que, de fracasar el TPP, habría un cambio de mentalidad para participar en la propuesta de China.

Indonesia, que no formaba parte del TPP, ha presentado una sugerencia diferente.

En la reciente cumbre de la APEC celebrada en Lima, Perú, el vicepresidente indonesio Jusuf Kalla propuso un grupo económico integrado por los 10 estados miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) junto con la Alianza del Pacifico, un conjunto de cuatro países latinoamericanos (Chile, Colombia, México y Perú).

Lee: México y 5 países quieren darle vida al TPP con o sin EU

Esta agrupación ofrecería a los miembros de la ASEAN, una colección de pequeñas y medianas potencias, una manera de asumir el liderazgo ante la retirada de Estados Unidos y la preocupación constante por la dominación china.

Indonesia, al hacer la propuesta, la posicionó explícitamente como un equilibrio frente a China y frente a Estados Unidos, lo que demuestra hasta qué punto ambos países son vistos con preocupación en el Sudeste Asiático.

Aun cuando la propuesta de Indonesia es nueva, y al parecer se hizo sin una amplia consulta con otros miembros de la ASEAN, es probable que reciba el apoyo de los estados miembros de la ASEAN, incluyendo Filipinas, que bajo Rodrigo Duterte ha seguido una política de apartarse de Estados Unidos.

Lee: Sin EU, China y Rusia cobrarán protagonismo comercial

Cualquier acuerdo es mejor que ninguno

Incluso los miembros de la ASEAN que mantienen una fuerte relación con Estados Unidos, como Singapur, ahora analizarán estas propuestas con renovado interés en la creencia de que cualquier acuerdo es mejor que nada.

La decisión de Trump de abandonar el TPP refuerza el temor más grande que su elección ha provocado: que no sabemos lo que Estados Unidos hará a partir de enero.

OPINIÓN: Lo único que sabemos es que EU está en tierra desconocida

El TPP, a pesar de haber sido muy criticado dentro y fuera de Estados Unidos, era un producto tradicional de la diplomacia estadounidense con objetivos tradicionales. La decisión de abandonar el TPP es una señal de que Trump da poco valor a que Estados Unidos cumpla sus promesas cuando no ve valor alguno en hacerlo, y que la incertidumbre ahora tiñe cualquier trato con Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una vez que Trump asuma la presidencia, las naciones de la región Asia-Pacífico, ya sean aliados, amigos o supuestos rivales, tendrán que lidiar no solo con una superpotencia insular, sino con una probablemente errática.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×