OPINIÓN: Ivanka y Jared serán la pareja presidencial de facto de Estados Unidos

La hija y el yerno son mucho más agradables que el presidente electo; no es difícil verlo, y eso convierte a la pareja en un activo fundamental para toda la familia y la marca Trump.
El poder detrás de Trump  Washington nunca ha tenido un presidente como Donald Trump, y nunca ha visto la clase de rol poderoso y formalizado que Jared Kushner e Ivanka Trump asumirán, aseguran analistas.  (Foto: AFP/Archivo)
ANUSHAY HOSSAIN

Nota del editor: Anushay Hossain es una comentarista, periodista y activista bangladesí con reside en Washington. Para más información visita AnushaysPoint.com. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN) – A pesar del problema ético en torno al hecho de que Donald Trump nombrara a su yerno, Jared Kushner, como asesor principal en su administración, tanto Kushner como su esposa, Ivanka Trump, renunciaron a sus respectivas empresas, enviando una clara señal de que están alistándose para asumir las cruciales obligaciones que tendrán en Washington.

Ivanka Trump dijo en el programa "60 Minutes" que ella sería "una hija" cuando su padre se convierta en presidente, pero sus acciones a menudo han sugerido lo contrario. Hizo giras en nombre de su padre durante la campaña electoral y trabajó extensamente en su representación en causas como el cuidado infantil y el cambio climático.

Lee: Ivanka Trump renuncia a la empresa familiar y a su marca de ropa

En agosto, Ivanka consiguió incluso que su padre revelara sus propuestas políticas para reducir los costos de las guarderías, una política que ella elaboró en parte e incluyó en la plataforma política de su padre. Declaró que el cuidado infantil era una "preocupación principal" para ella y señaló cómo su padre está "en una posición única para hacer algo sobre este problema".

"Poca atención se ha puesto en aliviar las enormes cargas financieras que suponen las guarderías para las familias de ingresos bajos y medios", dijo Ivanka Trump, hilando de manera impecable el tema del empoderamiento de las madres trabajadoras, a quienes presentó en la Convención Nacional del Partido Republicano. Y el mes pasado, Ivanka se comunicó personalmente con miembros del Congreso para tratar la legislación del cuidado infantil y las deducciones de impuestos.

¿La presidencia de Donald Trump padecerá un conflicto de interés?

Su labor en el tema del cambio climático también se notó ampliamente en la prensa después de su reunión con el actor y activista ambiental Leonardo DiCaprio. Incluso se rumoró que Trump la elegiría como su zar del clima.

Por lo tanto, es confuso, por decir lo menos, oírla decir ahora que no trabajará en la administración de su padre.

Sin embargo, la verdad es que realmente no importa si Ivanka asume un papel oficial dentro de la Casa Blanca o no.

Lee: Jared Kushner será el consejero principal de Donald Trump en la Casa Blanca

El New York Times ya la ha coronado como la “primera hija” más influyente desde Alice Roosevelt Longworth. Y con Kushner, al que ya llaman "president in-law" o yerno-presidente, los dos se convertirán en la pareja más poderosa en Washington.

Se espera que Jared Kushner, a quien muchos atribuyen haber ganado la presidencia para Donald Trump, también sea la persona designada por su suegro para actuar de enlace en Medio Oriente. Trump incluso cree que Kushner podría negociar la paz entre israelíes y palestinos.

Lee: Ivanka Trump asumirá funciones de primera dama en el gobierno de su padre

Esta fe casi delirante en los miembros de su familia, en particular sus hijos, y la confianza que deposita en ellos en los negocios y ahora en la política, se ha convertido en una marca registrada de Trump. Sus hijos son su círculo más cercano, y son los únicos que parecen poder proporcionarle cualquier tipo de control y equilibrio.

Esto hace que Ivanka y Jared estén perfectamente posicionados para influir en el presidente entrante de formas que nunca podrían lograr sus consejeros más cercanos Kellyanne Conway, Steve Bannon o Reince Priebus.
"Son políticos ideales. Porque sales de cualquier interacción pensando que son estupendos y agradables y no tienes ningún sentimiento más profundo sobre ellos", señala el periodista Peter Davis.

OPINIÓN: ¿Melania o Ivanka, quién será la verdadera primera dama de EU?

En otras palabras, son mucho más agradables que Donald Trump. No es difícil verlo, y eso convierte a la pareja en un activo fundamental para toda la familia y la marca Trump.

Y dado que Melania y Donald Trump se han mostrado categóricos en pasar tan poco tiempo en Washington como sea posible, Ivanka y Jared serán en la práctica la pareja presidencial de facto de Estados Unidos, con más poder que cualquier primera hija y yerno en la historia presidencial.

Como Vanity Fair explica: "Las hijas Bush fueron las que recibieron más atención que cualquier otra cosa, por sus travesuras de edad universitaria, mientras su padre estaba en el cargo. Chelsea Clinton y las niñas Obama eran demasiado jóvenes para desempeñar cualquier otro papel que no fuera el de primera hija mientras ocupaban la Casa Blanca. Pero los Trump, ferozmente insulares y los Trump-Kushner, tan vehementes, son diferentes. Y están a punto de ocupar un lugar sin precedentes en la historia de Estados Unidos".

OPINIÓN: Melania Trump, una primera dama muy tradicional

Aun cuando no es nuevo que un presidente dé trabajo a sus hijos (George W. Bush trabajó en la campaña de su padre en 1988 e incluso ayudó a dotar de personal a la Casa Blanca), Washington nunca ha tenido un presidente como Trump, y nunca ha visto la clase de rol poderoso y formalizado que Jared Kushner e Ivanka Trump asumirán.

Incluso si el nombramiento de Kushner como asesor principal no es ratificado e Ivanka no recibe ningún título formal, la pareja nunca estará lejos del presidente. Y eso es una gran ventaja para Trump. Ivanka y Jared casi te hacen olvidar que uno de los candidatos presidenciales más impopulares en la historia reciente de Estados Unidos está a punto de convertirse en presidente.

Lee: Ivanka Trump tendrá una oficina en la Casa Blanca

Hasta un entusiasta partidario de Hillary Clinton como yo puede ver cómo la pareja le da a la Casa Blanca de Trump una imagen mucho más atractiva que la que Donald Trump jamás podría darle, ofreciendo una peligrosa distracción del hecho de que tendrán oportunidades ilimitadas para avanzar en sus propias agendas políticas y empresariales .

¿Preparan los Trump el camino para una nueva marca de dinastías políticas estadounidenses que desafían la ética y los conflictos de interés? Eso aún está por verse. Pero una cosa es muy clara: En lo que respecta al Estados Unidos de Donald Trump, Ivanka y Jared lo gobernarán.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×