OPINIÓN: Rechazar el TPP es malo para los estadounidenses, pero bueno para China

Es muy probable que las consecuencias de las políticas comerciales bajo la presidencia de Trump afecten a la mayoría de los empleados, los consumidores y a las empresas de EU.
Si Estados Unidos no retoma el TPP, China podría ocupar su lugar
JEFFREY H. BERGSTRAND

Nota del editor: Jeffrey H. Bergstrand es profesor de Finanzas, Economía y Asuntos Mundiales en la Universidad Notre Dame de Estados Unidos; ha publicado más de 50 artículos sobre comercio internacional, tratados de libre comercio y temas económicos relacionados. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

(CNN) — Ahora está claro que haber elegido a Donald Trump como presidente de Estados Unidos alterará radicalmente el panorama económico mundial en el futuro previsible. No obstante, si nos basamos en que emitió un decreto para retirarse de las negociaciones del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), este panorama no beneficiará a los trabajadores ni a los ciudadanos estadounidenses.

Es muy probable que las consecuencias de las políticas comerciales estadounidenses bajo la presidencia de Trump afecten a la mayoría de los empleados, los consumidores y a las empresas estadounidenses.

Lee: Trump saca a EU del TPP

Las acciones del 23 de enero significan que el TPP está muerto. Si el Congreso de Estados Unidos no lo ratifica, morirá. Se salvarán algunos empleos bien pagados en Estados Unidos.

Sin embargo, según los cálculos de dos de los análisis económicos del TPP más respetados (el estudio Petri-Plummer del Instituto Peterson de Washington, D.C. y el estudio de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos), la mayoría de los empleados, de las empresas y de los consumidores en Estados Unidos perderán.

Por ejemplo: si usamos los cálculos del estudio Petri-Plummer, no solo los propietarios de empresas habrían ganado (alrededor de un 0.4% al año), sino que los empleados habrían ganado un 0.5% del salario real al año una vez que el acuerdo entrara en vigor totalmente. Es más, los empleados menos capacitados habrían ganado casi lo mismo que los empleados más capacitados.

¿Qué es el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica que Trump no quiere?

Todos los estadounidenses perderán los beneficios del aumento de la productividad y la reducción de precios que habría arrojado el TPP.

En segundo lugar, se habría llenado el vacío. Aunque no son perfectos, los mercados de bienes y servicios son eficientes, básicamente. En la competencia mundial por el crecimiento económico de 200 o más países en el mundo, la evolución de las políticas comerciales también se comporta como un mercado.

Mientras se negociaba el TPP (del que se excluyó a China), se discutía otro acuerdo comercial integral menos conocido. China y otros países de Asia y el Pacífico han estado negociando la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) desde 2012.

OPINIÓN: ¿Donald Trump puede hablarle al mundo como le hablado a EU?

Cuando se ratifique, la RCEP (un importante esfuerzo comercial de casi el mismo alcance que el TPP, pero que incluye a China, Japón, India, Australia y Corea del Sur, por mencionar algunos países) brindará una oportunidad para que 16 gobiernos de Asia y el Pacífico sigan reduciendo las barreras al comercio y mejoren sus interacciones mundiales.

A principios de enero, Xi Jinping, presidente de China, asistió por primera vez al Foro Económico Mundial de Davos y habló de los beneficios que la globalización y la reducción de las barreras comerciales han tenido para China. Dejó muy claro que el gobierno chino encabezará con gusto el fomento a la globalización; algunos de sus comentarios previos indican que las negociaciones de la RCEP seguirán avanzando.

Desafortunadamente, esto significa que otros países (y no Estados Unidos) se encargarán cada vez más de poner las reglas para el comercio mundial. Lo más importante es que si Estados Unidos no participa en la RCEP, una proporción considerable del comercio se alejará de Estados Unidos.

OPINIÓN: ¿Qué necesita Trump para fondear su programa económico (o parte de él)?

En tercer lugar, otra de las medidas que la nueva administración probablemente promoverá es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Suele suceder que las economías grandes tienen gran influencia en las negociaciones comerciales y el TLCAN reflejaba lo que más le convenía a Estados Unidos hace 20 años, cuando su economía era 10 veces más grande que la de Canadá y 25 veces más grande que la de México.

La negociación del TLCAN tomó varios años y la renegociación probablemente lleve varios años. Mientras tanto, la incertidumbre respecto al futuro de esta relación comercial crea una carga inmediata sobre las ganancias de las empresas y, por consiguiente, en los ingresos de los trabajadores.

México tiene que prepararse ante diversos escenarios al renegociar el TLCAN

Ahora hay pruebas económicas sólidas de la incertidumbre respecto al costo de la política comercial. Es más, la carga ya se implementó: la pronunciada depreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense significa que el dólar ha ganado valor respecto al peso, lo que afecta a la competitividad de Estados Unidos. Ya estamos pagando el costo de la futura renegociación.

Lee: Donald Trump anuncia pronta renegociación del TLCAN

La solución a la intensificación de la globalización no es intentar detenerla. En la década de 1930 aprendimos que el proteccionismo vertiginoso provocó que una recesión grave se transformara en la Gran Recesión.

La respuesta es dar recursos a los trabajadores y a las empresas más afectadas por la globalización: condonación fiscal para las empresas menos productivas que hayan resentido las políticas comerciales; asistencia a los trabajadores a través de la capacitación, y optimización del programa de Asistencia para el Ajuste Comercial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A pesar del discurso político que se escucha actualmente, existen soluciones para reducir el impacto de la globalización y es posible implementarlas sin deshacerse de los beneficios.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×