OPINIÓN: ¿Podrá sobrevivir Trump a la maldición financiera de los republicanos?

Existe una especie de maldición donde las grandes caídas bursátiles han tenido como protagonistas a gobiernos republicanos.
Una ventaja  Desde 1928, los republicanos no tenían el control casi completo de todos los poderes como ocurre en el actual mandato de Trump.  (Foto: EFE)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Donald trump transita por su segunda semana de gobierno con aparente tranquilidad en los mercados financieros.

La Bolsa de valores medida por el Nasdaq está en nuevo máximo histórico, el Dow Jones se mantiene arriba de los 20,000 puntos y el Sp500 cerca de los 2,300 puntos, todos muy cerca de los niveles máximos de la historia.

La tasa de interés estadounidense que había tocado picos para la de 10 años en niveles de 2,622 se relajó a niveles debajo de 2.40 % y el súper dólar, medido por el dólar index DXY, dólar contra canasta de moneda, es el que ha cedido un 3-4 % de sus máximos de los últimos 10 años.

Los mercados parecen haber recibido con beneplácito a Donald Trump en Estados Unidos, a pesar de la baja popularidad que publican algunas encuestas de ciertos medios, y que fue el candidato popular menos votado, beneficiado del voto indirecto por electores que tiene el país del norte.

Contrariamente a lo que mayoría de los operadores, e inversores piensa, los republicanos que pregonan el concepto de impuestos más bajos, libre empresa, estado más pequeño en relación a los demócratas, tanto la Bolsa de valores como el crecimiento de la economía en la historia democrática de EU ha sido más prolífica en gobiernos demócratas que en republicanos en promedio.

OPINIÓN: Votar por un demócrata, una apuesta a favor de la economía

Más aún, existe una especie de maldición que veremos si Donald Trump puede sobrevivir, donde las grandes caídas bursátiles han tenido como protagonistas a gobiernos republicanos: la de 1929 a 1932, con la caída en el Dow del 95% en la administración del presidente al republicano Hoover; la caída de 1972 a 1974 del 55 % en términos nominales y mayor en términos reales (ya que la década de 1970 fue inflacionaria) tuvo como protagonista al republicano Richard Nixon, que posteriormente renunciaría en agosto de 1974 tras el caso del Watergate.

Más cerca en el tiempo vimos el crash de 1987, cuando la Bolsa de valores se desplomó en 2 días más de un 30%, y mucho más desde agosto, desde los picos de 2,760 puntos a los pisos de 1,618 puntos de octubre de 1987, un 42% de extremo a extremo. El presidente en ese entonces era el republicano Ronald Reagan.

En el inicio de la actual centuria tuvimos como presidente a George W.Bush, que fue testigo de dos grandes caídas bursátiles: la del año 2000 a 2002 de un 80% en el Nasdaq, y la del 2007-2008, que fue del 65% para el Dow y un poco más para el Sp500.

Adicionalmente para las estadísticas preocupantes, debemos notar que desde 1928 el Partido Republicano no tiene el control casi completo de todos los poderes, presidencia, mayoría de gobernadores, mayoría cámara de representantes y senadores y preponderancia en la Corte Suprema de Justicia como ocurre en el actual mandato de Trump.

Cuando ello ocurrió en 1928, un año después se produjo el crash que llevó a la conocida depresión del 29 que llevó 3 años tocar su piso al mercado de valores, y muchos años más a la economía real recuperarse, y que llevó al mundo a la Segunda Guerra Mundial.

Trump recibe a los mercados accionarios en máximos históricos luego de subidas de 8 años sin un ajuste superior al 20%; al dólar cerca de los niveles más altos en una década; la tasa de interés cambiando su tendencia bajista luego de alcanzar 1,336 la de 10 años en julio del 2016; en niveles de 2,40 % con un fuerte selloff de los bonos estadounidenses.

Lee: Las dudas sobre Trump llegan a Wall Street

Generalmente en la historia persistente, subidas de tasas han terminado volteando a la Bolsa de valores como ocurrió en 1993-1994 cuando viniera el efecto Tequila; en 1996-1997, con la caída de los tigres asiáticos y de Rusia; la de 1998-1999 produjo la caída de Brasil, la de Argentina, y del Nasdaq de la misma Bolsa de valores de EU; la del 2005-2007 terminó con la caída en espiral de todas las Bolsas mundiales; la del 2009-2011 terminó con la caída de Europa; la del 2012-2013 vimos la caída de Brasil y de México en término de dólares.

La tasa, luego del piso de 1,336, ha subido a 2.40 con picos de 2.62, un 80% en apenas unos seis meses. Nosotros creemos que luego del actual ajuste que puede terminar en 2.25-2.15, la tasa puede ir arriba de 2.62 hacia niveles de 2.75 o 3%.

La relación bono-Bolsa está muy alta, es necesario actualmente más de 15 bonos de 30 años para comprar un sp500. Cuando eso ocurrió en la historia, el mercado estuvo cerca de un techo muy importante y de caídas como las del 2000-2002 y la del 2007-2008.

Es muy difícil para los inversores y participantes reconocer que estamos en medio de una burbuja, la mayoría se da cuenta tarde cuando la misma ya ha explotado.

Nosotros pensamos que Wall Street ha sido el receptor de numerosos fondos del mundo, amparado por su dólar firme de los últimos años, y una de las economías que se ha mantenido creciendo, y con crecimiento sostenido de su Bolsa de valores.

Creemos que la Bolsa estadounidense tiene en sus precios mucho de la excesiva liquidez mundial generada por políticas laxas de tasas y de compra de bonos tóxicos. Esto ha generado en el mercado más capitalizado del mundo una burbuja que podría explotar como ha ocurrido en la historia dentro de un gobierno republicano.

Lee: El plan fiscal de Trump puede jugar en su contra

¿Podrá sobrevivir Donald Trump a la maldición republicana que tiene reservado la Bolsa de valores? Este año será muy importante para saberlo, muchas veces el mercado con correcciones del 10 u otras no superiores al 20% han servido para tomar nuevamente fuerza, pero algo nos dice que esta vez puede ser distinto y que podemos emular fenómenos como el 2008, 2002, o 1987, no creemos que tan dramático como la 1929 y la fatídica depresión que trajo.

Pero si pensamos en los próximos meses o año, un ajuste mayor para Wall Street superior al 20%, algo que no ocurre desde 2009, que la tendencia alcista actual en vigor se mantiene en fuerza, creemos que Wall Street es distribución y no acumulación de mediano plazo y que un cambio de tendencia puede pasar en el primer mandato de Donald Trump.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Ellos son los 44 tripulantes del submarino desaparecido ARA San Juan
No te pierdas
×