OPINIÓN: La Bolsa de Estados Unidos ajusta la euforia por Donald Trump

El mercado podría hacer un sano ajuste para luego producir la euforia final para un techo épico en este 2017.
Pronóstico  La subida a marzo, y la que puede venir luego de un ajuste hacia mayo-agosto, será distribución y la parte final de un gran mercado alcista desde 2008, que será seguido por otro gran mercado bajista.  (Foto: iStock)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – El 8 de noviembre pasado Donald Trump fue electo presidente de Estados Unidos para sorpresa de muchos que auguraban la casi segura victoria de la candidata demócrata Hillary Clinton. Esa fue la primera sorpresa para el mundo.

ESPECIAL: 2016, Estados Unidos eligió presidente

Trump supo dónde hacer su apuesta para el colegio electoral y fue ungido el 45 presidente de Estados Unidos, habiendo perdido el voto popular y con uno de los guarismos más importantes de la historia, pero con una gran victoria por el voto indirecto de electores al ganar distritos claves.

La segunda sorpresa fue que la mayoría de los operadores, en la que nos incluimos, considerábamos que la llegada de Trump podría implicar una caída de la Bolsa de Estados Unidos. De hecho, ello ocurrió en la noche del supermartes: los futuros llegaron a estar límite abajo, pero el miércoles se había borrado todo vestigio de pánico por la llegada de Trump.

Esa desconfianza se transformó en euforia desde el 9 de noviembre hasta su discurso ante el congreso de Estados Unidos el 28 de febrero. El Dow acumuló una subida del 15% desde el cierre del 8 de noviembre al pico del 1 de marzo de este año, día posterior a su discurso en el Congreso.

El 1 de marzo máximo histórico aún en fuerza del Dow Jones Industrial en los 21,169 puntos y niveles de 2,400 puntos en el S&P500, los dos índices más observados para el comportamiento de la Bolsa estadounidense, fue el momento de mayor ingreso a través de los ETF de los que se denominan retail o pequeños especuladores, récord de suscripción y aporte comprando el gobierno de Trump.

En dicho momento, el 92% de los inversores que mide el Daily Sentiment Index , publicado por Jack Bernstein, creía que la Bolsa de Estados Unidos seguiría subiendo y el 8% solo pensaba que ajustaría.

OPINIÓN: ¿Euforia en Wall Street? Según Trump esto apenas comienza

En dicho momento, la mayoría de los advisors o asesores consideraba que los riesgos de una caída del Dow era improbable. Apostaban por mayores ganancias y de hecho era casi nulo el porcentaje de analistas que consideraba que el Dow puediera caer más de un 20% para entrar en lo que se considera mercado bajista. Hace poco tiempo el S&P500 cortó una racha histórica de 109 días sin descender más del 1%.

Todos estos elementos suelen salir en los picos, no así en los pisos de los mercados. Más aún, marzo siempre ha demostrado cambio de humor en los participantes y por lo tanto un techo importante podría haber sido visto en los índices Dow y S&P500, principales representantes de la Bolsa de Estados Unidos.

OPINIÓN: Dos momentos que marcaron al Nasdaq en marzo

Este techo, según nuestro modelo, aún puede ser transitorio, solo guiar a un ajuste del Dow y del S&P500 del 5 al 7% llevándonos a 20,000-19,670 en el Dow y 2,250-2,220 en el S&P500, para luego producir el famoso rally de verano que lleve a ambos índices a nuevos y máximos históricos cerca de los 22,000 puntos del Dow y niveles de 2,500 en el S&P500.

Por lo tanto, el festejo de Trump podría haber encontrado una pausa y no un final. El mercado podría hacer un sano ajuste para luego producir la euforia final para un techo épico en este 2017.

Este setiembre y octubre veremos si el mercado entrega verdaderas señales respecto del año 2017, siguiente al Fibonacci de 2016, como ocurriera en 2009 que siguiera al Fibonacci 2008; el humor cambió y el primer mercado bajista de Estados Unidos desde 2008 entró en vigor para recortar parte o la totalidad de las ganancias desde 2009.

OPINIÓN: ¿Los mercados mexicanos festejan las señales amigables de Estados Unidos?

Seguimos pensando que, independientemente del festejo de la victoria de Trump al 1 de marzo, y que creemos que aún no ha terminado al presidente republicano número 45, le espera la maldición de los gobiernos republicanos, es decir, el pico de la Bolsa como ocurriera en 1929, en 1972, en 1987, en 2000 y en 2007: todos en gobiernos republicanos y que un gran mercado bajista siga al gran mercado alcista que llevamos ya ocho años de duración.

Seguimos pensando, con el debido respeto al gran inversor Warren Buffet, que la subida a marzo, y la que puede venir luego de un ajuste hacia mayo-agosto, será distribución y la parte final de un gran mercado alcista desde 2008 que será seguido por otro gran mercado bajista similar al registrado por la crisis de Lehman Brothers.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero tiempo al tiempo. Creemos que el mercado pudo haber hecho una pausa a los festejos de Trump; la caída puede ser limitada a un 5-7%, luego vendría una subida final en el verano y un cambio dramático hacia los peores meses de Wall Street: septiembre y octubre 2017. Veremos. El mercado es el único que tendrá su veredicto.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Donald Trump reaviva con Marshawn Lynch su polémica con la NFL
No te pierdas
×