OPINIÓN: El dólar-peso ante el rebote más importante desde enero

La subida de la moneda estadounidense vendrá acompañada nuevamente por malas noticias del peso, pero después de un ajuste, el dólar terminará el año bien debajo de los 20 pesos.
A fines de 2016, año Fibonacci, decíamos que 2017 produciría un cambio de humor muy importante hacia el peso.
¿Buen año?  A fines de 2016, año Fibonacci, decíamos que 2017 produciría un cambio de humor muy importante hacia el peso.  (Foto: Cuartoscuro)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Momentos antes que Donald Trump tomara posesión de la presidencia de EU y diera su discurso, la relación dólar-peso tocó su máximo valor en 22.03 pesos en el interbancario.

Desde el 20 de enero hemos observado la caída más severa del dólar contra el peso mexicano en el período de tres meses, pasando desde niveles de 22.03 a niveles de 18.45 y 18.46 que volvieron a verse en la madrugada del lunes de esta semana tras las elecciones francesas.

Para nosotros no fue una sorpresa este comportamiento, sino más bien todo lo contrario. A fines de 2016, año Fibonacci, decíamos que 2017 produciría un cambio de humor muy importante hacia el peso; años de debilidad desde 2011 y 2013 deberían llegar a su fin para mostrar el primer año de fortaleza del peso mexicano en 2017.

Lee: EU teme que el dólar se fortalezca demasiado

Escribíamos en contra de la mayoría que era posible con Trump un dólar por debajo de 20 pesos. De hecho, cuando se dio la corrida en enero a 21-22 decíamos que a pesar del pánico era una oportunidad histórica de vender dólares y ratificamos nuestros objetivos para 2017 de 18.15/17.87 y potencialmente 17.04 puntos.

Ahora, la dinámica de fuerte caída sin ningún rebote en tres meses que llevó al dólar a bajar 3.58 pesos, una caída del 16.25 % que la constituyó en una de las monedas estrellas de 2017, fue muy importante y llevó a los indicadores técnicos a una posición de sobreventa y divergencias alcistas destacadas.

El dólar volvió a los niveles previos del cierre del martes 8 de noviembre de 2016, antes de conocerse los resultados de la elección presidencial de Estados Unidos. En efecto, los niveles de 18.45-18.55 eran los niveles que valía el dólar horas antes de conocerse los resultados y con la expectativa que la candidata más afín a México, Hillary Clinton, se podría alzar con una cómoda victoria de acuerdo a las encuestas.

Estos valores alcanzados de 18.45/18.46, unidos a la histórica sobreventa del dólar tanto en base diaria como semanal pueden haber sido un piso transitorio importante en el dólar. El ciclo estacional de mediados de abril se torna prodólar y en contra del peso y el período puede durar hasta junio o máximo comienzos del verano.

Los especuladores que en 22.03 tenían cerca de 70,000 contratos comprado dólares-vendido pesos en el mercado de futuros del peso en Chicago, en toda la caída, típico de operadores seguidores de tendencia, fueron vendiendo sus posiciones cortas de pesos para pasar en la última semana a tener posiciones largas comprada en pesos, siguiendo la tendencia de fuerte valorización del peso.

El 20 de enero vimos un mercado comprado de dólares y muy sobrecomprado en términos de indicadores técnicos. El lunes de esta semana vimos las antípodas: un mercado ahora vendido en dólares y muy sobrevendido técnicamente; en aquella instancia fue compra de peso, en este caso lo inverso puede ser aplicable.

OPINIÓN: Se acerca el fin del romance entre Wall Street y Donald Trump

De hecho, la semana pasada el futuro de Chicago conformó una figura técnica conocida como key reversal semanal. Esto es cuando el mercado hace un nuevo máximo, en este caso en 0.05366, y terminó en niveles de 0.05256, debajo del mínimo de la semana previa de 0.05259, con la noticia de las elecciones de Francia el peso no pudo con su soporte y generó un doble techo con el primero en 0.05366 y el segundo en 0.05354, dos señales técnicas, doble techo en el peso y key reversal que indican cambio de tendencia.

El ciclo temporal de los últimos años ha marcado piso en la primera quincena de abril y tono positivo para el dólar; segunda quincena de abril, mayo y junio y recién en el verano haciendo techo.

De acuerdo a nuestro modelo Elliott, las tendencias bajistas desarrollan al menos tres movimientos: el primero de caída definido como onda 1 o A; una intermedia que recorta parte de la caída, la onda 2 o B; y luego viene la onda C final o 3 si es un mercado bajista de más largo plazo.

En este caso, el segmento desde 22.03 a 18.45/18.46 es la onda 1 o A, el rebote desde 18.45/18.46 es onda 2 o B que limpiará la sobreventa del dólar y sobrecompra del peso; el objetivo de la onda 2 o B es recortar el 50 o 62% del recorrido de la onda 1 o A, en este caso el objetivo sería para el mes de mayo y junio en la zona de 20.25/20.75 pesos.

Pero atento, si este pronóstico es correcto, la subida del dólar vendrá acompañada nuevamente por malas noticias del peso y la gente pensará que iremos arriba de 22.03. Si bien es una posibilidad que no debemos descartar, no es nuestro escenario preferido. Para nosotros hay muchas posibilidades de que 22.03 haya sido el techo definitivo, un importante rebote limitado a 20.25/20.75 y luego veremos una caída en onda 3 o C hacia los 18 y 17 pesos, para terminar el año bien debajo de los 20 pesos.

Pero en el corto plazo, el mercado está corrigiendo la sobre reacción del peso y de los especuladores que pasaron de estar muy vendidos en la moneda mexicana a comprados; el mercado limpiará con este rebote y lo dejará listo para que el peso retome su fortaleza en el verano.

Mientras parece que tendremos una primavera para el dólar estadounidense contra el peso y un revival de malas noticias como es costumbre desde el momento que Donald Trump fuera ungido presidente de Estados Unidos.

Lee: Fantasma de una posible salida de EU de TLCAN hunde al peso

En nuevos momentos de pánico volverá la oportunidad, como lo fuera el 20 de enero, de vender dólares caros. Ahora debemos centrarnos en el corto plazo y que una primavera para el dólar estadounidense podría haberse iniciado en 18.45 para llevarnos arriba de 20 aunque no creemos que arriba de 22.03 pesos. Cuando se termine la primavera el peso mexicano recuperará su fortaleza, señalando 2017 el primer año de fortaleza del peso por el cambio Fibonacci.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Parámetros de corto plazo, la zona de 18.85-19 ahora es soporte; próximo objetivo, 19.61, que es la media móvil de 200 días y 19.91 nivel máximo antes del primer debate presidencial de 2016. En alguna de esas zonas terminará la onda A del rebote, vendrá una B de ajuste del dólar y la onda C final hacia el objetivo de 20.25/20.75 en algún momento de mayo o junio que dará otra gran oportunidad de venta en vistas al objetivo anual de 18 y 17.04 pesos que mantenemos intacto a pesar de esta primavera del dólar que llegó para quedarse solo dos o tres meses máximo. Veremos que el mercado, como siempre, es quien tendrá el veredicto.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×