OPINIÓN: Marihuana medicinal, el fin de los mitos

La apertura a temas complejos, como el uso de la marihuana con fines terapéuticos, nos permite establecer cambios en beneficio del país.
Nuevo mercado  Con la aprobación al uso de la marihuana con fines medicinales se permitirá el cultivo de la hoja en medio de estrictos lineamientos.  (Foto: iStock by Getty Images)
Cristina Díaz

Nota del editor: La Senadora Cristina Díaz es Presidenta de la Comisión de Gobernación, y tiene más de 16 años de experiencia legislativa Twitter @Cristina_Diaz_S y Facebook @CristinaDiazSa. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

(Expansión) – El pasado viernes se completó un paso histórico con la aprobación por la Cámara de Diputados para permitir en nuestro país el uso de cannabis, o marihuana, con fines medicinales, terapéuticos y científicos; completando así el proceso legislativo del proyecto aprobado por el Senado en diciembre.

Pocas veces en la historia del Poder Legislativo se han discutido temas tan polémicos y controvertidos, a nivel nacional e internacional, como lo ha sido el de la regulación de la marihuana.

Es difícil pensar en muchos otros temas que tengan tantas aristas, y para los cuales haya una diversidad tan amplia de posturas y opiniones; además de desinformación y, en casos, manipulación.

En mi caso, debo aceptar que empecé a informarme y empaparme del tema a partir de conocer de cerca el caso de Grace.

Eso me hizo entender que algo no está funcionando en México y que eso está afectando a miles de niños.

Y después, casos como el de José Manuel García Vallejo, me abrieron aún más los ojos para entender que la problemática es mucho más generalizada de lo que la mayoría pensamos.

A partir de que presenté la iniciativa para permitir el uso medicinal y científico de la marihuana hace año y medio, debo reconocer que soy un caso claro de cómo una opinión puede cambiar y evolucionar al tener mucho mayor información, abriendo mi perspectiva ante un tema tan complejo.

Por eso he defendido tan insistentemente la necesidad de modificar nuestro marco legal y de flexibilizar una prohibición que tanto está dañando a nuestra sociedad.

Y creo que muchos más se han sensibilizado a partir de conocer tantos datos y experiencias personales como el de Grace.

Eso fue lo que permitió que, en un hecho sin precedentes, se realizaran debates y audiencias públicas tanto por el Congreso de la Unión como por el Ejecutivo Federal.

Escuchar no sólo a pacientes y sus familias, sino a académicos y expertos nacionales y extranjeros, oxigenó un debate que parecía imposible.

Para muchas personas, incluida yo, no es fácil cambiar ideas y opiniones que han tenido durante toda su vida.

Esto fue evidente en las discusiones internas de los grupos parlamentarios de los diversos partidos políticos representados en el Congreso, que en muchas ocasiones se tornaron tensas.

Sin embargo, estoy convencida de que la evidencia que se nos presentó nos permitió avanzar hasta este icónico momento.

Hoy en México estamos dando un primer paso firme y profundo al eliminar de la Ley a la marihuana como substancia prohibida, para reconocer su valor médico.

Lee: Canadá busca legalizar la marihuana con fines recreativos

A partir de este cambio de paradigma, se logran tres resultados de gran relevancia.

Por un lado, se permite la importación inmediata de medicamentos con cannabis, abriendo por fin la posibilidad a miles de personas de obtener el tratamiento adecuado para sus padecimientos.

Por otro, se sientan las bases para crear una industria de producción nacional de medicamentos con cannabis al permitir la siembra, cultivo y cosecha de plantas de marihuana con fines médicos y científicos, bajo estrictos lineamientos y permisos.

Y, sobre todo, estamos abriendo la puerta a nuestros científicos mexicanos para realizar protocolos de investigación de cannabis. Investigación que servirá para construir evidencias científicas que permitan desarrollar las mejores opciones de tratamientos con cannabis y sus derivados.

Lee: La iglesia dedicada al consumo de Cannabis abre sus puertas

Esto nos pondrá a la vanguardia internacional, ya que incluso muchos países desarrollados no cuentan con suficiente investigación.

Pero este sólo es el primer paso. En el futuro cercano debemos lograr los consensos para abordar otros aspectos torales de este tema.

En particular, lograr la eliminación de la estigmatización actual mediante una adecuada descriminalización y penalización.

Y por supuesto, complementar estas acciones con una visión integral de reducción de daños que privilegie la educación, prevención y tratamiento adecuados.

Finalmente, es indispensable reconocer que este logro histórico no hubiera sido posible sin la participación y la convicción de familias y organizaciones civiles, que por años han impulsado el tema hasta lograr que fuera prioritario en la agenda nacional.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo que hoy se está logrando, es un ejemplo claro de que cuando la sociedad se organiza por una causa y argumenta con fundamentos sólidos, y cuando hay apertura y sensibilidad por parte de los distintos ámbitos de gobierno, juntos podemos cambiar para bien a nuestro país.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×