OPINIÓN: Las monedas y Bolsas de mercados emergentes, ¿listos para el ajuste?

En lo que va del año, la debilidad del dólar ha hecho que algunos mercados emergentes hayan descollado.
Buen año  El comportamiento de México en dólares, salvo en el 2016, ha seguido bastante al comportamiento del EEM.  (Foto: Cuartoscuro)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — Los mercados emergentes han adquirido mucha popularidad en los inversores, más aún que uno puede participar de los mismos de forma sencilla comprando el ETF denominado EEM que tiene la siguiente composición por países.

Como podemos observar, solo el 10% del índice EEM corresponde a América Latina, siendo Brasil el que más participa, luego México y marginalmente aparece Chile. En la composición del índice, la mayoría son países asiáticos, tenemos algunos de Europa, Rusia, Polonia, algo de África, Turquía y Sudáfrica, pero en realidad hay que tener en claro que México solo contribuye en un 3.63 % a este índice.

La popularidad del EEM se ha intensificado en México no solo porque se puede operar en el SIC (Sistema Integral de Cotizaciones), sino porque los ETF apalancados, que le juegan a favor al EEM (que es 3 veces a 1 el EDC, y el EDZ a la inversa en la misma proporción), están listados en este sistema y los inversores mexicanos pueden apostar por emergentes con un leverage o apalancamiento de 3 a 1 si ven bien a los emergentes con el EDC, o jugar en contra con el EDZ si lo vieran mal.

En lo que va del año, la debilidad del dólar ha hecho que hayan descollado algunos mercados emergentes, y en la época de Trump como presidente, a los emergentes les ha ido muy bien en general; el índice EEM ha subido un 17.39 % desde que comenzara el año y un 13 % desde que asumiera Trump el cargo. Con el ETF apalancado a favor del EEM, el EDC subió un 58 % en dólares desde comienzos de año, mientras que el EDZ, que le juega en contra a los emergentes, ha perdido un 40 % de su valor.

Es bueno notar que el EWW, que es el ETF que sigue a México, subió un 20.3 % en dólares en lo que va del año, superando al EEM, y desde que asumiera como presidente de Estados Unidos el personaje tan temido que es Donald Trump, el EWW lleva un rendimiento del 26.70 %, superando a la media de los mercados emergentes. El 2016 fue el peor año de los emergentes y en este 2017, México viene siendo uno de los mejores.

Lee: Mercados emergentes vuelven a ser atractivos para inversionistas

Independientemente de los países que pueden subir más que el EEM o menos, en realidad el comportamiento de México en dólares, salvo en el 2016, ha seguido bastante al comportamiento del EEM, es decir, subiendo el EWW de México cuando suben los emergentes representados por el EEM, y bajando el EWW cuando el EEM también lo hace.

Esto tiene particular significancia en la actual coyuntura de los mercados emergentes porque creemos que el avance que en el EEM comenzara en enero de 2016 podría haber llegado a su fin en los niveles máximos de 41.64 en junio de este año o hacerlo en la gran resistencia de 44.50-46 pesos, en cualquier caso creemos que el potencial de los emergentes se encuentra limitado y que gran parte o toda la subida fue visto y el cambio de tendencia de alcista a bajista es inminente.

En efecto, desde los niveles ya vistos o luego de una euforia adicional a 44.50-46 pesos para el EEM hay altos riesgos de una caída de regreso a niveles de 30-32, es decir, vemos un potencial nulo o limitado de subida desde los precios actuales y un riesgo de una caída del 25 % desde los actuales precios para el EEM.

Lee: ¿Por qué la Bolsa mexicana está en máximos históricos?

En términos técnicos, la subida desde el 2016 sería la onda D alcista de un largo triángulo en consolidación desde los techos del año 2008; la onda D justo en estos niveles de 41.60, ya vistos en junio, está reconociendo la línea de tendencia bajista del triángulo (ver gráfico) y el 62% de recorte de la caída de lo que se muestra como la onda C bajista del triángulo.

Si esta visión es correcta, la onda E bajista es el próximo evento a 30-32 produciéndose una caída de las Bolsas emergentes en dólares, por un doble efecto rebote del dólar contra las monedas emergentes y caídas de las Bolsas en su moneda local. Si esto ocurriera, México se vería afectado porque no creemos que pueda aislarse de la suerte de los mercados emergentes representados por el EEM.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dado la popularidad del EEM, del EDC y del EDZ en la Bolsa Mexicana de Valores, quizás es momento de poner en caja las grandes ganancias que ha dado apostar por el EDC en el año, y empezar a armar con paciencia posiciones en el EDZ porque si el EEM ajusta parte de las ganancias del 2016, y pierde 20-25 de su valor, el EDZ ganará eso por 3 al apostar en contra de EEM.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Las desigualdades económicas se reflejan en la incidencia de cáncer en el mundo
No te pierdas
×