OPINIÓN: La gente merece ver los memorandos de James Comey

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI están actuando en perjuicio del pueblo estadounidense al no revelar los memorandos de James Comey.
Comparecencia  Ante el Senado de EU, el exdirector del FBI James Comey aseguró que no tenía duda de que Rusia estaba detrás en la intromisión en las elecciones en las cuales resultó vencedor el magnate republicano.  (Foto: Reuters/Archivo)
Danny Cevallos

Nota del editor: Danny Cevallos es analista jurídico de CNN y abogado especialista en lesiones, condenas injustas y defensa penal; ejerce en Nueva York, Pennsylvania y las Islas Vírgenes Estadounidenses. Síguelo en Twitter como @CevallosLaw. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — CNN y los diarios estadounidenses The New York Times y USA Today presentaron ante un tribunal federal una demanda basada en la Ley de libertad de información (FOIA, por sus siglas en inglés) para apremiar al FBI y al Departamento de Justicia de Estados Unidos a dar a conocer los memorandos de James Comey, exdirector del FBI, sobre sus conversaciones con Donald Trump.

El 16 de mayo de 2017, CNN presentó una solicitud basada en dicha ley para solicitar las notas o las circulares de James Comey relativas a sus interacciones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entre el 20 de enero y el 10 de mayo de 2017.

Lee: 10 cosas que supimos tras la audiencia de James Comey

El 2 de junio, la Oficina de Políticas sobre Información instruyó al FBI que procesara la solicitud "lo más pronto que fuera factible". Diez días después, el FBI notificó a CNN que seguía "buscando documentos potencialmente correspondientes en los índices del FBI". Al día de hoy no han entregado los documentos.

USA Today presentó una solicitud similar el 12 de mayo de 2017. El FBI acusó de recibido y el 24 de mayo informó que agilizaría el procesamiento de la solicitud, pero el diario señala que desde entonces no ha recibido noticias sustanciales del FBI.

Al día siguiente de que CNN presentara su solicitud, el FBI denegó formalmente la solicitud basándose en la excepción de la "administración de justicia". ¿Acaso la FOIA no consiste en que el público tenga "libre acceso a la información"? Se ese es el caso, ¿por qué es necesario demandar al FBI para que busque y proporcione información que simplemente debería entregar? Eso no suena a presunción de divulgación.

OPINIÓN. Tras la audiencia de Comey: No podemos confiar en Trump

Para promover la transparencia del gobierno, la FOIA establece que el FBI y todas las entidades gubernamentales entreguen información a quienquiera que la solicite, a menos que la información solicitada entre en una de las nueve excepciones a la regla. En este caso, es probable que el FBI se niegue a entregar documentos que se recabaron con el fin de administrar justicia y que argumenten que "podría suponerse que, dentro de lo razonable, [darlos a conocer] interferiría con los procedimientos de administración de justicia".

Las dependencias gubernamentales que tienen que responder a las solicitudes de acceso a la información y entregar dichos documentos tienen una idea diferente a la de la Suprema Corte. Dependencias como el Departamento de Justicia y el FBI cuentan con personal dedicado y muy bueno para determinar cuál de las excepciones es aplicable, además de que su fuerte es negar solicitudes.

Todo es cuestión de incentivos. Entre más solicitudes niegan, menos trabajo tienen. Tomarse su tiempo en encontrar los expedientes que hay que divulgar también se traduce en menos trabajo. Por esa razón, la FOIA impone un tiempo límite: las dependencias tienen que determinar, dentro de los 20 días hábiles siguientes a la solicitud, si van a cumplir con lo solicitado. Si la dependencia tarda más de 20 días en responder, el solicitante tiene la facultad de pedirle al tribunal que la obligue a cumplir la ley federal.

OPINIÓN: Los ganadores y perdedores de la audiencia de Comey

El Congreso estadounidense promulgó en 1996 las Reformas a la ley de libertad de información electrónica, que contemplan el procesamiento expedito de ciertas solicitudes de acceso a la información. La solicitud se expeditará cuando: 1) la parte solicitante se dedique principalmente a la divulgación de información (por ejemplo, una agencia noticiosa) y 2) sea urgente informar a la opinión pública sobre las actividades del gobierno federal. En estos casos, la dependencia está obligada a procesar la solicitud "tan pronto como sea factible".

¿Suena muy simple, no? Pues no para una dependencia gubernamental. Para muchas dependencias, "tan pronto como sea factible" simplemente significa "lo haremos cuando lo hagamos".

Las dependencias saben que "tan pronto como sea factible" les da mucho margen de maniobra dentro de lo contemplado por la FOIA. De hecho, el Departamento de Justicia ha argumentado ante los tribunales que "tan pronto como sea factible" no implica fecha límite alguna y que, en tanto esta dependencia informe que procesará una solicitud "tan pronto como sea factible", los tribunales deberían dejarla en paz.

Donald Trump asegura que James Comey es un filtrador

Claro que los tribunales reconocen que esta interpretación tan conveniente de la FOIA daría al Departamento de Justicia carta abierta para expeditar a discreción el procesamiento de las solicitudes, tardarse todo lo que quiera y fingir que está cumpliendo la condición del procesamiento expedito.

Los tribunales han argumentado que el Departamento de Justicia no expedita el procesamiento de una solicitud "tan pronto como sea factible" si viola el tiempo límite estándar de 20 días. El FBI no tiene forma de argumentar que no puede dar a conocer los memorandos de Comey en más o menos un mes.

Esta solicitud no es como buscar una aguja en un pajar, como suele suceder con muchas solicitudes de acceso a la información. Los memorandos de Comey no son infinitos y se pueden localizar. El FBI decidió malgastar tiempo y recursos al resistirse a esta solicitud en vez de dedicar la mitad del esfuerzo para haberlos entregado a estas alturas.

OPINIÓN: 45 años después de Watergate, estamos en un lío parecido

¿Qué hay de la excepción por administración de justicia que el FBI está interponiendo? El mismo Comey declaró que los archivos no son confidenciales. Barack Obama firmó un decreto con el que se permite que la información relativa a la seguridad nacional se vuelva confidencial después de que se haya solicitado su divulgación. Además, esta excepción no exige que exista un procedimiento judicial en curso, siempre y cuando haya una investigación que probablemente desemboque en un procedimiento de esa índole.

Aunque esa excepción es muy amplia, los materiales pierden la protección una vez que se hacen públicos. El mismo exdirector del FBI declaró largo y tendido sobre estos documentos. ¿Qué más queda por retener?

Esto provoca que nos preguntemos por qué las dependencias como el Departamento de Justicia o el FBI se resisten y retrasan a la revelación de información. La Suprema Corte ha señalado que la FOIA representa "la filosofía general de la transparencia total de las dependencias" y ha subrayado que el que la opinión pública esté consciente de los actos del gobierno es "una necesidad estructural de una democracia auténtica".

OPINIÓN: Parece que Trump tiene algo que esconder

¿Qué pasó con esa "filosofía de la transparencia total de las dependencias"? La dependencia seguramente contestaría: Oigan, tenemos muchas solicitudes como esa. Estamos ocupados". Muy bien. Pero para la mayoría de nosotros, defenderte diciendo que estás ocupado no es excusa para no hacer tu trabajo. De hecho, si le dijéramos a nuestro jefe que estamos muy ocupados como para hacer algo antes de una fecha límite seguro nos costaría el empleo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para las dependencias sujetas a la FOIA, estar muy ocupados es lo normal. Si los memorandos de Comey no entran en ninguna excepción legítima contemplada en la FOIA, deberían divulgarse y pronto. Es cuestión de importancia nacional y seguramente no es difícil encontrarlos. Y para ser justos con el FBI en este caso, al menos no cobraron la cuota de procesamiento.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
La muerte de cientos de peces hace sonar las alarmas en Paraguay
No te pierdas
×