OPINIÓN: El video de las luchas de Trump no es cosa de broma

Luego de que Donald Trump se convirtió en el presidente 45 de Estados Unidos, los ataques contra la prensa se volvieron aún más incendiarios.
Tuit de Trump ‘golpeando’ a CNN fomenta la violencia contra los periodistas
Dean Obeidallah

Nota del editor: Dean Obeidallah fue abogado; conduce el programa The Dean Obeidallah Show, que se transmite diariamente por la estación estadounidense SiriusXM, además de que es columnista del sitio The Daily Beast. Síguelo en Twitter como @deanofcomedy. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Soy comediante. Sé de chistes. El video retocado que Donald Trump, presidente de Estados Unidos, publicó en Twitter, no es cosa de broma. Fue peligrosamente irresponsable. En el video (que según los simpatizantes de Trump es simple diversión), se ve al presidente de Estados Unidos golpeando a una persona que tiene montada sobre la cara una etiqueta que dice "CNN".

El video que Trump publicó se grabó en un encuentro de lucha libre de WWE en 2007, en el que participó en una "lucha" cómica arreglada. Trump, la entonces estrella de los programas de realidad, fingió que derribaba a Vince McMahon, promotor de WWE.

Los defensores de Trump que dicen que este video fue una simple broma olvidan que el contexto importa. Ese video de WWE estaba bien en 2007: Trump era un ciudadano común y conducía un programa de realidad, así que estaba actuando y todos lo sabían.

OPINIÓN: Trump está destruyendo su credibilidad ante el mundo

Pero ahora es presidente de Estados Unidos de América y es un hombre con gran influencia. Por eso es peligroso verlo en el video retocado, derribando y golpeando en la cara, una y otra vez, a una persona que representa a un medio de comunicación al que ha estado criticando, particularmente porque ha intensificado metódicamente sus ataques contra la prensa.

Recordemos que durante la campaña presidencial, Trump afirmó que la prensa es "deshonesta" y "falaz". Pero tras volverse el 45º presidente de Estados Unidos, los ataques contra la prensa se volvieron aún más incendiarios. En febrero dijo que la prensa es "enemiga del pueblo". Ha atacado repetidamente a CNN, al New York Times y a otros que se atreven a criticarlo.

Hace apenas unos días, lanzó un ataque cobarde contra Mika Brzezinski, conductora de MSNBC que según él es "una loca de coeficiente intelectual bajo"; después, afirmó que "estaba sangrando mucho por una cirugía estética". El sábado, Trump volvió a atacar a Brzezinski en Twitter y dijo que era "tonta como una piedra". ¡No puedo entender por qué Twitter no suspende a Trump por sus abusos!

Lee: Los tuits ofensivos de Trump contra dos presentadores asombran a EU

Ahora, Trump ha intensificado los abusos al compartir este video con sus 33 millones de seguidores en Twitter. Después, retuiteó el video en la cuenta oficial del presidente de Estados Unidos, así que está usando el aparato oficial del gobierno estadounidense para satanizar a la prensa. ¿Qué sigue? ¿Trump decapitará "en broma" al pavorreal de la NBC?

Por cierto, imagínense qué indignación habría causado Barack Obama si hubiera tuiteado un video en el que golpeara en la cara a una persona que representara a Fox News. ¿No pueden imaginarlo haciendo eso? Hay una buena razón para ello: a diferencia de Trump, Obama era mesurado, reflexivo y entendía en qué consistía ser presidente en realidad.

Para quienes se apresuran a desechar la idea de que los tuits y este video de Trump podrían instigar a la violencia, echemos un vistazo a lo que pasó en diciembre con la "conspiración de la pizzería".

Ese incidente consistió en una acusación descabellada en internet, proveniente de la derecha, de que el asesor de Hillary Clinton dirigía una red de explotación sexual infantil desde una pizzería en Washington, D. C. Un hombre de Carolina del Norte que leyó el artículo en internet les dijo a las autoridades que quería investigar, así que fue a la pizzería y allí disparó su arma. Hace poco lo sentenciaron a cuatro años de prisión.

OPINIÓN: ¿Por qué Obama no responde a los ataques de Trump?

De hecho, el video de Trump fue tan alarmante que Courtney Radsch, del Comité para Proteger a los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), declaró para el diario británico The Guardian que "el que [Trump] esté señalando a periodistas y a medios de comunicación específicos crea un efecto escalofriante y fomenta un entorno en el que se vuelven aceptables los acosos e incluso las agresiones físicas".

No hay que olvidar que hace apenas dos meses, Greg Gianforte, candidato republicano al Congreso estadounidense, derribó a un reportero. Gianforte ganó las elecciones al día siguiente y luego se declaró culpable de agresión, por lo que lo sentenciaron a hacer servicio comunitario.

Tampoco hay que olvidar que hace apenas unas semanas, los simpatizantes de Trump objetaron categóricamente (y con toda razón) la foto de Kathy Griffin sujetando una cabeza ensangrentada que se parecía a la de Trump porque consideraron que era una incitación a la violencia. CNN inmediatamente la despidió de su evento de fin de año y Griffin ofreció disculpas, cosa que no pasará con Trump y su video en Twitter.

También hay que recordar que los simpatizantes de Trump enloquecieron (sin razón) por la puesta en escena en Nueva York de la obra Julio César, en la que actúa un César que se parece a Trump. Lejos de celebrar el asesinato de César, la obra de Shakespeare advierte sobre el caos y la destrucción que surge de un acto despreciable.

OPINIÓN: Trump en el papel de Julio César... ¿qué podría salir mal?

Donald Trump, hijo, quien probablemente desconoce la obra, también tuiteó tras el reciente tiroteo en el que salió herido el diputado Steve Scalise, subrayando el comentario de un comentarista: "Acontecimientos como el de hoy son EXACTAMENTE la razón por la que nos molestó que las élites de Nueva York glorificaran el asesinato de nuestro presidente". Sin embargo, para ellos, este video en el que Trump participa en actos violentos es una gran broma.

Como soy comediante, puedo decir que Trump puede ser gracioso a veces. Pero este no es el caso. Aunque este video en el que golpea a alguien que representa a un reportero apele a las pasiones de sus simpatizantes, es malo para Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

No es broma… es peligroso. Esperemos que los líderes del Partido Republicano y el mismo gobierno de Trump puedan hacerle entender eso al presidente antes de que provoque que alguien lastime (o haga algo peor) a los miembros de la prensa que trabajan en los medios de comunicación a los que Trump ha estado satanizando.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Las saudíes esperan con ansias junio de 2018 para su nueva revolución
No te pierdas
×