OPINIÓN: Historia del Dow Jones Industrial, el segundo índice más antiguo de EU

Actualmente solo subsiste General Electric en el índice Dow de las empresas que le dieron origen; muchas quebraron, otras se fusionaron, otras perdieron importancia.
Este índice fue creado el 26 de mayo de 1896.
Inicios  Este índice fue creado el 26 de mayo de 1896.  (Foto: iStock)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) - El índice Dow Jones Industrial es el segundo índice más antiguo de Estados Unidos y uno de los más populares de Wall Street.

Este índice fue creado el 26 de mayo de 1896. Originalmente medía solo 12 empresas de la Bolsa de Estados Unidos y en 1920 se aumentó a 30 acciones, para quedar en dicho número desde aquel momento.

La única empresa sobreviviente desde sus comienzos es General Electric. Muchas han quebrado, otras sobreviven en el ostracismo, pero el índice ha alterado su composición para tener las 30 empresas más importantes de Estados Unidos.

Lee: El alza de Wall Street se desliga de Donald Trump

Con el auge de la tecnología a finales de la centuria pasada, Microsoft fue incluida y apenas años atrás recién le dieron espacio dentro de las 30 a Apple; todavía esperan su turno gigantes en capitalización como Google, Amazon y Facebook.

En su nacimiento, el índice Dow en 1896 cotizó en 40.94. Al momento de escribir esta nota vale 21,730 puntos, muy cerca de los máximos de toda su historia. Es bueno remarcar que la gráfica que se acompaña y los valores son nominales no tienen en cuenta el efecto de la inflación, ni la debilidad o la fortaleza del dólar contra la canasta de monedas, ni el valor en términos de oro. Recordemos que desde su creación hacia fines de la década del 60 regía el patrón oro.

A pesar de no estar ajustado por inflación, ni en términos de oro o de una canasta de monedas, está claro que la tendencia de largo plazo de la Bolsa de Estados Unidos, mirando uno de los índices más antiguos y populares ha sido de alcista y de un extraordinario crecimiento, ha superado la evolución de los bonos y también del oro.

Esta historia de crecimiento desde 1896 a la fecha han llevado a muchos expertos a señalar que la mejor estrategia en los mercados accionarios es BUY AND HOLD: un símbolo de la Bolsa de Valores de Estados Unidos es el apellido Rockefeller.

Si tenemos en cuenta que John Rockefeller, quien murió a los 98 años, tendría hoy a valores constantes la fortuna más grande del mundo y que su nieto David murió este año a los 101 años, podríamos decir que ha sido una fuente de riqueza para cuatro generaciones de inversores estadounidenses.

Lee: El plan de Trump amenaza algunos beneficios fiscales en EU

Sin embargo, en estas líneas queremos ofrecer una visión distinta de la elocuencia de un gráfico del Dow Jones con un crecimiento exponencial en 121 años de historia. En primer lugar, la estrategia de buy and hold solo podría aplicarse una vez que nacieron los ETF´S Exchange Traded fund, el del S&P500 fue el primero en 1993 y el Diamond que sigue al Dow empezó a cotizar en 1998. Recién desde 1993 y 1998 el inversor podría comprar un ETF que replique el comportamiento de los principales índices acciones de Estados Unidos.

Antes de esa fecha, la estrategia buy and hold era imposible de aplicarse. Como mencionamos, hoy solo subsiste General Electric en el índice Dow de las que le dieron origen, muchas quebraron, otras se fusionaron, otras perdieron importancia.

Pero lo más importante que demuestra la inoperancia de la estrategia de buy and hold es el costo de oportunidad, la forma en que el mercado se mueve en su crecimiento y la psicología asociada a los mismos. El hecho de que los medios de prensa y los inversores hablen maravillas de la Bolsa de valores en los máximos históricos -y decepcionados en los momentos malos lo defenestren los mismos actores-, hace que muchos compren cerca de los picos contagiados de la euforia y vendan cerca de los pisos cuando cunde el pánico.

Lee: El plan fiscal de Trump puede costarle hasta 7 billones de dólares a EU

Mirémoslos de esta manera: el Dow partió en 1896 puntos en 40 puntos. Le llevó 10 años a 1906, en donde fue un gran negocio llegar a los 102 puntos. Esto fue un crecimiento de 155% en 10 años. Ese fue un periodo muy fructífero para estar invertidos.

Pero luego la Bolsa cae 50% y demora 18 años en superar claramente los 100 puntos, hecho que ocurriera en 1924; quiere decir que aquel que invirtió en 1906 por las buenas noticias debió esperar 18 años para recuperar su inversión y soportar una pérdida en dicho periodo del 50 del valor del Dow; si no se asustó con la caída de 1906 a 1914 del 50%. Recién en 1924 recupera el valor de 1906 el Dow, siempre y cuando haya estado en la acción del Dow correcta.

Lee: Trump es ahora el porrista número uno de Wall Street, luego de que lo criticara.

Desde 1924 a 1929 viene una de las grandes euforias de Wall Street: el índice, luego de superar claramente los 102 puntos, se eleva un 217 % en solo 5 años, de 1924 a 1929. Nuevamente en 1929 la codicia y euforia se apoderan de los inversores creando una gran burbuja.

La burbuja explota en 1929 al caer la Bolsa desde 1929 a 1932 un 95% de su valor y le llevó 25 años recuperar los valores que tenía en 1929. En 1954 la Bolsa recién pudo superar los picos de 1929.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Continuará.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
El primer discurso de Trump sobre la violencia en Charlottesville, Virginia
No te pierdas
×