OPINIÓN: El dólar en el mundo prepara una sorpresiva recuperación

El 2016 marcó el cambio de humor con respecto al petróleo que en 26 dólares puso un alto a una caída de 3 años desde niveles superiores a 100 dólares, apunta Roberto Ruarte.
Fortaleza  El año pasado todos hablaban del superdólar, reflejado en algunos medios de prensa como el increíble Hulk (hombre verde), que no había forma que fuera vencido, señalan analistas.  (Foto: Reuters)
Roberto Ruarte / / / Director y editor de Ruarte Reports

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) – En primer lugar todos los que hacemos Ruarte's Reports manifestamos nuestro profundo pesar por las victimas y damnificados por el sismo del pasado 19 de Setiembre; 32 años después del registrado en 1985, la tragedia volvió a azotar a México.

ESPECIAL. Sismo en México, solidaridad ante la tragedia

Dentro de tamaño desastre natural se debe rescatar la solidaridad del pueblo mexicano a los damnificados y esperamos, como ocurrió en 1985, que rápidamente el país se ponga nuevamente de pie, con un México unido.

Hoy volvemos a referirnos a la ciclicidad y ciclotimia propia de los mercados financiero. El año pasado todos hablaban del superdólar, se escuchaban pronósticos de euro a la paridad, la libra esterlina a niveles de 1.10, el dólar peso mexicano en niveles de 25 pesos, el dólar canadiense a niveles de 1.60, el superdólar era reflejado en algunos medios de prensa como el increíble Hulk (hombre verde), que no había forma de que fuera vencido.

En el 2016, en numerosas oportunidades remarcábamos que era un año Fibonacci , esto es confluencia de años que marcan cambio de humor en los inversores, y era probable que del 2016 al 2017 se produjeran importantes cambios de humor. Ello ocurrió en las Bolsas de Valores de los mercados emergentes, destacando Perú y Brasil desde el 2016, y México desde el mismo comienzo del 2017.

Si nos referimos a materias primas, el 2016 marcó el cambio de humor con respecto al petróleo que en 26 dólares puso un alto a una caída de tres años desde niveles superiores a 100 dólares. También fue el piso del oro en 1,045 dólares la onza, el piso de la tasa de interés estadounidense de 10 años en 1.37 %, todos eventos anticipados por nuestra técnica que combina Fibonacci y elliott wave que son modelos que interpretan la psicología de masas, el verdadero motor de los movimientos en los mercados financieros.

OPINIÓN: El peso va del infierno al cielo, ¿y ahora?

El 2017 también cambió el humor hacia México, el EWW es uno de los ETF de Bolsas más rentables del mundo y el peso una de las monedas más apreciadas, muy distinto de lo que vimos en el año 2016, eso es Fibonacci cambio de humor; el peso pasó de moneda devaluada a muy apreciada por los inversionistas.

Volviendo a la nota de hoy, tanto en conferencias como en reportes a clientes por este medio, dejamos claro que el 2016 sería el último año de subida del dólar contra las monedas centrales, y también que en el 2017 veríamos que el dólar empezaría a debilitarse contra las monedas emergentes, entre ellas el peso mexicano.

Sin embargo, el movimiento en el 2017 ha sido muy brusco y ha llevado a un consenso muy negativo para el dólar estadounidense. De pronto muchos de los inversionistas que amaban en el 2016 comprar y pagar niveles cada vez más altos por el DXY (índice del dólar contra canasta de monedas), de pronto se les fue al amor y ahora ya parece que nadie quiere dólares estadounidenses.

Lee: El peso cae tras renovada apuesta de que la Fed suba su tasa

En 1.04-1.05 euro hablaban de 1, en 1.24 de 1.10 en libra, de 25 en el peso, ahora con el euro en 1.20 hablan de 1.30, con la libra en 1.35 hablan de 1.50, y del peso en 17.80 hablan de 17 pesos.

Así operan los inversionistas, con pensamiento lineal sube y está firme, más fuerte y más firme creen que va a estar, entre más baja más creen que va a bajar y se va a debilitar. Nosotros creemos que una sorpresa se encuentra a la vuelta de la esquina, creemos que tanto el euro y la libra están cerca de sus techos en la zona de 1.20-1.22 el euro, 1.35-1.40 la libra; y el dólar index, muy cerca de sus pisos en la zona de 91.50-90.

De fondo creemos que la tendencia y el ciclo es en contra del dólar de Estados Unidos, pero en niveles de 103-104 era el momento de vender los dólares, no ahora; la caída desde 103-104 en el DXY a niveles de 91 lleva un 12% de caída y creemos que parte de toda la caída debe recortarse para ir a 98 o cerca de 100, recortando al menos partes de las fuertes pérdidas.

El mercado está vendido en dólares estadounidenses, si vemos las cifras del cot, y está comprado en libras esterlinas, comprado en euros, comprado en pesos mexicanos en posición neta de los grandes especuladores, cuando a finales del 2016 estaba comprado en dólares y vendido en euros, libras, y peso mexicano.

Lee: La inflación que viene después de los huracanes

En 103-105 muy pocos adherían a nuestra teoría que el 2016 era el fin de la supremacía que tenía el dólar desde el 2008. Ahora y luego de una caída del 12%, muchos asumen que esto recién empieza y el consenso es que tendremos un dólar débil en la época del presidente Donald Trump tal como anticipamos, el mercado sanciona consensos en 103-105 con todos comprados dólares el mercado hizo el movimiento inverso y creemos que aquí sucederá lo mismo.

Tanto negativismo para el dólar requiere un fuerte rebote de la moneda estadounidense contra todas las monedas para limpiar la sobreventa técnica, y el negativismo imperante, al menos un 50 o 62% de lo que cayera el dólar index y de lo que subiera la libra esterlina, el euro, y el peso mexicano. Por lo tanto, los que siguieran nuestra visión de vender sus dólares a precios altos a fines del 2016, comienzos del 2017, podrían tomar ganancias de la caída, y los más arriesgados, pensar en seguir la idea de un rebote.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Float, un prototipo de vehículo flotante, nos acerca al auto del futuro
No te pierdas
×