OPINIÓN: Dejemos de hablar del cambio climático y empecemos a combatirlo

Michael Mann escribe que los hallazgos de la Evaluación Nacional del Clima de Estados Unidos destacan la grave y creciente amenaza del cambio climático.
La atmósfera tuvo una concentración récord de dióxido de carbono en 2016
Michael Mann

Nota del editor: Michael E. Mann es profesor emérito de Ciencias de la Atmósfera en la Universidad Estatal de Pennsylvania, Estados Unidos. Su libro más reciente, coescrito con Tom Toles, se titula The Madhouse Effect: How Climate Change Denial Is Threatening Our Planet, Destroying Our Politics, and Driving Us Crazy. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — El martes 7 de noviembre se dio a conocer que Siria se unió oficialmente al acuerdo de París para el clima, así que Estados Unidos, al mando de Donald Trump, será el único país discrepante cuando los diplomáticos se reúnan en Alemania esta semana para afinar los detalles de la implementación del acuerdo.

Mientras tanto, en Estados Unidos, el gobierno de Trump ahora tiene que hacer frente a la recién publicada Evaluación Nacional del Clima, un informe masivo, compilado por cientos de los mejores científicos de Estados Unidos y encabezado por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

OPINIÓN: Ricos y pobres sentiremos el impacto catastrófico del cambio climático

A diferencia de la mayoría de los informes científicos, que se centran en las investigaciones de lo desconocido, la Evaluación Nacional del Clima se dedica a evaluar los datos científicos existentes para establecer lo que se conoce y qué tan bien lo conocemos. El informe es el estándar máximo cuando se trata de lo que sabemos sobre el cambio climático y su impacto en Estados Unidos. Sus hallazgos destacan la amenaza creciente y catastrófica del cambio climático e incluye datos científicos nuevos que indican que el nivel de los mares podría aumentar más de 2 metros para finales de este siglo, si es que seguimos como vamos en el asunto de los combustibles fósiles.

Los científicos como yo pasamos la mayor parte del tiempo investigando y debatiendo lo "desconocido". Lo conocido simplemente no es tan interesante. Cuando se trata del cambio climático, los expertos coinciden en que a) está sucediendo, y b) qué lo está causando: las emisiones de gases de efecto invernadero, mejor conocidas como contaminación por carbono, mayormente de chimeneas industriales y escapes de vehículos.

¿Trump o miles de científicos? Alguien se equivoca sobre el cambio climático

No sorprende, por tanto, que la vanguardia científica haya pasado desde hace mucho a cuestiones más sutiles, tales como cuánto podría aumentar el nivel del mar para finales de este siglo, así como exactamente cuánto se están intensificando los huracanes a causa del calentamiento de nuestro clima y precisamente cómo influyen las sequías y el calor extremo en los incendios forestales recientes.

Como se puede ver claramente gracias a los más recientes hallazgos científicos, la incertidumbre no es nuestra aliada. En el caso del aumento del nivel del mar, nos estamos enterando de que los casquetes polares podrían ser más vulnerables al calentamiento a corto plazo, lo que desembocaría mayor derretimiento a corto plazo y un aumento del nivel del mar mayor del que habíamos estimado.

OPINIÓN: 31 hechos que Trump ignora al abandonar el Acuerdo de París

El problema es que los republicanos que están en el poder en Washington, D. C. están atorados discutiendo lo que ya sabemos. Se han vuelto más intransigentes y hacen preguntas que se respondieron hace décadas. Ese predicamento fue más evidente en el testimonio que el diputado Jim Bridenstine rindió ante el Senado estadounidense. Bridenstine es un republicano de Oklahoma al que Trump designó director de la NASA, una de las cuatro principales agencias científicas de Estados Unidos.

Cuando le preguntaron sobre la causa del cambio climático, Bridenstine ni siquiera pudo citar los estudios de la NASA en los que se detalla la influencia de los gases de efecto invernadero en el calentamiento global. En vez de eso, hizo referencia a factores como los ciclos solares (en realidad, su efecto es muy pequeño y, en todo caso, han tenido un efecto modestamente refrescante en décadas recientes y han compensado ligeramente el calentamiento global). Si hablamos de dirigir la NASA, debemos concluir, lamentablemente, que Bridenstine está muy equivocado.

Con esto en mente, y como Estados Unidos ahora es el único discrepante en el acuerdo de París, la Evaluación Nacional del Clima no pudo haber llegado en mejor momento.

En el informe se concluye que "con base en la abundante evidencia… es extremadamente probable que la actividad humana, particularmente las emisiones de gases de efecto invernadero, sean la causa dominante del calentamiento que se ha observado desde mediados del siglo XX". En el informe también se concluye que "este periodo es el más cálido de la historia de la civilización moderna", específicamente, el periodo más cálido de los pasados 1,700 años, cuando menos.

OPINIÓN: Un giro a la estrategia de adaptación al cambio climático

En el reporte también se especifica que las actividades humanas no solo son la causa dominante del calentamiento global, sino que es muy probable que tales actividades también sean responsables de TODO el calentamiento que se ha observado en décadas recientes. El clima probablemente se estaría enfriando ligeramente a causa de una tendencia a la baja en los factores naturales, si no fuera por la abrumadora influencia de la actividad humana en el calentamiento del planeta.

El aumento del nivel del mar es un buen ejemplo de las opciones que tenemos frente a nosotros. En la Evaluación Nacional del Clima se informa que si cambiamos extraordinariamente rápido a una economía de energías limpias, el aumento del nivel de los mares se limitaría a alrededor de 60 centímetros para el año 2100.

Estos son los efectos del cambio climático que pueden esperarse en Latinoamérica

En estas proyecciones puedes ver que, debido al retraso en la limitación de la contaminación por carbono, en las próximas décadas tendremos que lidiar con un aumento del nivel del mar que nos costará miles de millones de dólares, si no es que más.

Según cálculos de la inmobiliaria Zillow, basados en un estudio que se llevó a cabo en 2016, si nos demoramos más y el nivel del mar aumenta tan solo dos metros, para finales del siglo se perderían alrededor de 1.9 millones de hogares en Estados Unidos, es decir, alrededor del 2% de los hogares del país, con un valor combinado de 882,000 millones de dólares.

OPINIÓN: ¿América Latina está lista para enfrentar el cambio climático?

Afortunadamente, el informe también indica que todavía tenemos opciones. Si hacemos reducciones considerables a la contaminación por carbono, podemos mantener a raya el calentamiento. Pero cómo hacerlo es una pregunta que aún no tiene respuesta. Eso es de lo que deberían estar hablando los políticos en Washington.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Seguir hablando de lo que está causando el calentamiento del planeta es el equivalente moral de discutir si la madera se quema mientras el fuego sube desde el sótano de tu casa. Es hora de que los republicanos dejen de discutir y saquen las mangueras.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×