OPINIÓN: Los terroristas aficionados también pueden matar

El atentado fallido del lunes en Manhattan nos recuerda que la ideología yihadista sigue inspirando a unos cuantos opositores musulmanes en EU, opina Peter Bergen.
Alcalde de NY confirma que la explosión fue un intento de ataque terrorista
Peter Bergen

Nota del editor: Peter Bergen es analista de seguridad nacional de CNN, vicepresidente de New America y profesor de la Universidad Estatal de Arizona. Escribió el libro United States of Jihad: Investigating America's Homegrown Terrorists. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

DOHA, Qatar (CNN) — El atentado terrorista fallido del lunes 11 de diciembre, en la terminal de autobuses de la Autoridad Portuaria de Manhattan, Estados Unidos, fue obra de un aficionado, según las corporaciones de seguridad.

El presunto perpetrador, Akayed Ullah, tenía un dispositivo explosivo casero pegado al cuerpo con velcro y cinturones de plástico; cuando detonó, le causó laceraciones y quemaduras, además de que hirió levemente a tres transeúntes.

OPINIÓN: La táctica predilecta de los terroristas sale a escena en Nueva York

Andrew Cuomo, gobernador del Estado de Nueva York, señaló el lunes en una conferencia de prensa que "cualquier persona puede entrar en internet y descargar basura y vilezas sobre cómo armar un dispositivo para aficionados, y esa es la realidad con la que vivimos".

Y así es. Pero no debería consolarnos demasiado saber que el presunto ataque de Ullah fue obra de un aficionado, porque según New America, cada uno de los 12 terroristas yihadistas que ha tenido éxito con sus ataques desde el 11-S, en Estados Unidos, también han sido aficionados sin entrenamiento formal con algún grupo terrorista extranjero.

Policía investiga explosión cerca de terminal de autobuses de Manhattan

Pensemos en los perpetradores del ataque en el maratón de Boston, quienes el 15 de abril de 2013 mataron a tres personas e hirieron a más de 200 con dispositivos explosivos que armaron, en parte, siguiendo las instrucciones que encontraron en la revista electrónica en lengua inglesa Inspire, publicada por la filial de Al Qaeda en Yemen. Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, los dos hermanos que llevaron a cabo el ataque, no recibieron ningún entrenamiento formal de parte de ningún grupo terrorista extranjero.

Pensemos también en Omar Mateen, quien mató a 49 personas en un club nocturno gay en Orlando, Florida, en 2016. Mientras perpetraba su ataque, Mateen juró lealtad a ISIS, pero no hay pruebas de que esa organización lo haya entrenado ni de que hubiera tenido contacto con él.

OPINIÓN: El estado de la amenaza terrorista 16 años después del 11-S

Sayfullo Habibullaevic Saipov está acusado de conducir una camioneta de carga alquilada por una ciclovía muy transitada, cerca del Centro Mundial de Comercio de Manhattan; mató a ocho personas en Halloween. Cerca de la camioneta, se encontró una nota en la que se leía que Saipov había perpetrado el ataque en nombre de ISIS, pero al igual que Mateen, Saipov no había recibido entrenamiento de dicha organización.

Por otro lado, el gobierno iraquí emitió el sábado 9 de diciembre un comunicado en el que señala que había "liberado totalmente" el territorio de Iraq de "las pandillas terroristas de ISIS".

OPINIÓN: El terrorismo en la era de la polarización

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este es sin duda un hito importante, pero el atentado fallido del lunes en Manhattan nos recuerda que la ideología yihadista sigue inspirando a unos cuantos opositores musulmanes en Estados Unidos. El que sean aficionados no quiere decir que no puedan ser letales.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Ahora ve
Decenas de haitiano-estadounidenses protestaron frente a club de golf de Trump
No te pierdas
×