Hidalgo en juego: entre pobreza, obra inconclusa y deuda

La oposición, que compite dividida, buscará capitalizar los problemas del estado para intentar sacar al PRI del poder, que ha gobernado durante 87 años.
Decisión  Los hidalguenses elegirán al relevo de su gobernador, Francisco Olvera, entre cinco candidatos. (Especial)
Por: VÍCTOR VALERA
HIDALGO (Expansión) -

Con el aumento de la deuda, el incremento de la pobreza y una obra pública inconclusa, el mandatario de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, se prepara para despedirse del estado que gobernó durante los últimos cinco años.

Su relevo será electo por primera vez junto a 84 ayuntamientos y 30 curules del Congreso.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se ha mantenido en el poder por 87 años, busca afianzarse a partir de la disolución de la alianza entre el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Además, por primera vez en la historia del estado competirán candidatos independientes, de los cuales, 42 superaron exigencias como el 3% del listado nominal del territorio que buscan gobernar.

Los hidalguenses elegirán en las urnas 1,120 cargos, de los cuales, 1,089 son de presidentes municipales, síndicos y regidores propietarios. También renovarán 30 escaños en el Congreso local: 18 diputados electos en las urnas y 12 de representación proporcional.

El PRI actualmente gobierna 35 alcaldías, y 11 más en alianza con el Verde Ecologista y Nueva Alianza, lo que representa más de la mitad del territorio estatal.

El Congreso de Hidalgo, que durante la actual administración aprobó por unanimidad las propuestas del Ejecutivo como refinanciamiento de la deuda pública, tiene mayoría priista con 17 legisladores.

Bajo este escenario, para el investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Pablo Vargas González, los 30 años de transición política en el país no han impactado en Hidalgo. La permanencia de grupos de poder que se han especializado en el gobierno, la ausencia del pluralismo en los espacios políticos y control de organismos locales como el electoral, derechos humanos y transparencia son los rasgos de la transición inconclusa.

En su estudio El Hidalgo bárbaro al siglo XXI, Vargas González señala que prevalece “la coacción del voto dada la pobreza de la mayoría de los hidalguenses”.

Alianza dinamitada e independientes

Ante el intento de los partidos para formar un frente amplio opositor que lograra la alternancia en la entidad, el único que concretó coalición fue el PRI con el Verde Ecologista y Nueva Alianza para los cargos de gobernador, diputados y alcaldes.

Bajo el argumento de que un partido no puede pactar más de dos coaliciones, Movimiento Ciudadano impugnó la alianza PAN-PRD para 50 presidencias municipales, mientras que los perredistas rompieron con el PT al gobierno del estado, con tal de salvar algunos ayuntamientos, lo cual no consiguieron.

Respecto a los cuatro aspirantes al gobierno: Omar Fayad Meneses (PRI), Francisco Xavier Berganza Escorza (PAN), José Guadarrama Márquez (PRD) y Salvador Torres Cisneros (Morena), el investigador consideró que los perfiles no garantizan la alternancia en la entidad.

Aumenta la pobreza

Pese a la Cruzada Nacional contra el Hambre y el programa alimentario local, Hidalgo es el séptimo estado más pobre del país, generando en solo dos años 156,000 nuevos pobres, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Durante 2012 y 2014, 82,000 hidalguenses padecieron la pobreza y otros 74,000 más la pobreza extrema.

Es decir, 1 millón 465 mil habitantes del estado vivían en pobreza durante 2012, y para 2014 la cifra se elevó a 1 millón 547,000, lo que representa el 54% de la población total de la entidad.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), los habitantes de Hidalgo viven con un nivel de desarrollo por debajo de la media nacional y América Latina.

Hidalgo tardará 32 años en alcanzar el nivel de vida de la Ciudad de México, aseguró la ONU en el Índice de Desarrollo Humano para las Entidades Federativas 2015.

La deuda pública se duplica

Mientras incrementan las cifras de pobreza de Hidalgo, el gobierno estatal casi duplica sus obligaciones financieras.

Olvera Ruiz recibió el gobierno con deuda de 3, 745 millones de pesos, en 2011, y al finalizar 2015, las la deuda pública aumentó a 6,223 millones, de acuerdo con la
Secretaría de Finanzas del estado.

El Congreso local aprobó tres años más de deuda para Hidalgo que terminará de pagar en 2034. Previo a la modificación, autoridades finiquitarían en 2031.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Hidalgo está entre las 13 entidades del país, cuya deuda creció 37 % durante el primer semestre de 2015 en comparación con ese mismo lapso de tiempo del año anterior. De 4,000 millones aumentó a 5,691 millones, de acuerdo con el informe de avance de gestión financiera de la auditoría.

Entre 2000 y marzo de 2011, periodo que abarcan los gobiernos de Manuel Ángel Núñez Soto y Miguel Ángel Osorio Chong, destaca el crecimiento de las obligaciones financieras de Hidalgo en 24 veces, agrega la ASF.

Durante la recta final de 2013, los diputados locales avalaron la deuda pública por 636 millones para parcelas ejidales en el altiplano, con la finalidad de desarrollar complejo
Industrial.

Pese a ello, San Luis Potosí fue la sede que la armadora BMW seleccionó para instalar su planta en México, por lo que Hidalgo quedó rezagado.

Antes, el gobierno del estado adquirió una deuda de 1,500 millones de pesos para comprar los terrenos de la refinería Bicentenario en Tula, proyecto que canceló Petróleos Mexicanos (Pemex) y que resarcirá al estado con 540 millones de pesos.

Falta de empleo y obra inconclusa

El hecho de que políticos hidalguenses ocupen altos cargos en el Ejecutivo y Legislativo federales, no ha representado algún tipo de beneficio en proyectos y obra pública para el estado.

Hidalgo está entre las cuatro entidades que menos contribuyeron a la economía del país, de acuerdo con un reporte de 2015 del observatorio económico México ¿cómo vamos?

El informe también ubica a Hidalgo como una de las entidades con menor crecimiento económico, al alcanzar una tasa de apenas 4.5%, y entre las que menos empleos generan.

Estas cifras de desempleo podrían aminorarse con obra pública, pero en Hidalgo hay proyectos congelados. Iniciado durante la administración del actual secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el cuartel general de seguridad pública de Pachuca está inconcluso; a finales del año anterior, el gobierno del estado lanzó una convocatoria para contratar a la empresa que lo concluirá.

El hospital de especialidades, proyecto que también dejó inconcluso el hoy funcionario federal, sigue sin ser concretado. Olvera Ruiz anunció que sería cedido al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Osorio Chong, además, colocó la primera piedra de polideportivo en la capital del estado, que a la fecha continúa inconcluso.

Cuestionado sobre estos proyectos, Salvador Elguero Molina, secretario de Gobierno de Hidalgo, aseguró que los procesos de construcción no están necesariamente alineados a tiempos administrativos o políticos.

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×