El IEE de Hidalgo organiza las elecciones... y enfrenta demandas laborales

La consejera presidenta del organismo electoral admite que carecen de fondos para costear las indemnizaciones, en caso de que los trabajadores inconformes ganen los juicios por despido injustificado.
Despido injustificado  Tres trabajadores y una secretaria perdieron su trabajo luego de una evaluación hecha por el INE para renovar el consejo estatal.  (Foto: Cortesía/ Instituto Estatal Electoral de Hidalgo)
Por: VÍCTOR VALERA
PACHUCA (Expansión) -

Al tiempo que organiza la elección de gobernador, 30 diputados y 84 alcaldes en Hidalgo, el Instituto Estatal Electoral (IEE) enfrenta demandas por despido injustificado que, en caso de perder, provocarían daño a sus bienes al tener que pagar salarios caídos por cinco meses.

Tres extrabajadores del organismo narraron a Expansión la forma en que fueron despedidos, sin importar sus años de experiencia, y acusan que no les fue entregada la compensación que les corresponde conforme a sus derechos laborales: quincena, aguinaldo y prima vacacional.

Lee: Instituto Electoral de Hidalgo valida firmas de candidatos independientes

Los entrevistados ubicaron esta situación a raíz de la llegada de Guillermina Vázquez Benítez como presidenta del IEE, tras el proceso de renovación del Consejo General implementado por el Instituto Nacional Electoral (INE) en septiembre de 2015, como parte de sus nuevas atribuciones derivadas de la reforma político-electoral.

Vázquez Benítez, por su parte, afirmó que el organismo prescindió de los servicios de estas personas porque no cumplían sus funciones ni contaban con los perfiles requeridos en las áreas donde laboraban.

La consejera presidenta reconoció tener conocimiento de cinco demandas contra el IEE por despido injustificado, y admitió que el organismo carece de fondos en su presupuesto para costear las demandas por despido injustificado, y en caso de perder los juicios dijo que entonces analizara “el tema”.

Los tres exempleados consultados, en tanto, afirman que tienen identificadas 10 demandas por despido injustificado en la Junta de Conciliación y Arbitraje local.

Mientras encara estas demandas laborales, el IEE se enfrenta al reto de organizar las elecciones del 5 de junio, en la que por primera vez en la entidad se renovará simultáneamente la gubernatura, 84 ayuntamientos y 30 diputaciones, con la participación también inédita hasta ahora de candidatos independientes.

Testimonios

Los 19 años de experiencia de Ricardo Rivera Romero como trabajador del IEE no fueron suficientes para que conservara su trabajo, bajo el argumento de que carece de perfil académico.

Formado en el servicio profesional del Instituto, se desempeñó en siete ocasiones como consejero municipal y distrital en Apan, sur del estado.

Pero, tras la renovación del Consejo General del IEE, fue despedido el 11 de noviembre del año pasado, así como su esposa Elena López Ramírez, quien era subdirectora de Administración en el IEE, por lo que su familia quedó sin sustento económico.

“Curiosamente, aún soy empleado del Instituto, sólo que me quitaron todos mis derechos, sin que me pagaran la quincena que corría, y en el mismo sentido está mi esposa. Han pasado cinco meses, sin que la demanda por despido injustificado sea resuelta”, comentó.

“Lo que conviene a la consejera presidenta es pagar ahora, antes de que se acumulen más salarios caídos”, añadió Rivera Romero.

Alejandro Hoyo Chalit tenía 20 años de experiencia en el IEE, tanto en capacitación electoral, secretario de Consejo Distrital, así como enlace del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), cuando le disminuyeron el salario sin justificación alguna.

Estaba por pensionarse el 7 de marzo, cuando cumplió 60 años, pero esto no pareció importarle a la consejera presidenta del instituto, que decidió prescindir de sus servicios.

“El IEE viola sus principios rectores como objetividad e imparcialidad, ya que no los cumple con nosotros que fuimos sus trabajadores, y a la vez violenta derechos humanos, constitucionales y laborales. Bajaron mi salario y aguinaldo, por ello demandé”, explicó.

Juan Carlos García, jefe de oficina del IEE, tenía 15 años de experiencia en el Instituto cuando en noviembre los despidieron bajo el argumento de que no contaba con suficiente experiencia.

“Que nos liquide conforme a la ley, no pedimos más. A todos nos despidieron en noviembre sin el pago de la quincena, prima vacacional ni vales de despensa y nos suspendieron el servicio del Seguro Social”, indicó.

“No es coherente que la consejera presidenta diga que no cumplimos con el trabajo cuando acaba de llegar, en qué se basa para señalar eso, si no tuviéramos experiencia no hubiéramos durado tanto tiempo en diferentes áreas del instituto”, cuestionó García.

Perfiles: 5 van por la gubernatura de Hidalgo

Ahora ve
“Un componente racial” dificulta la renegociación del TLCAN, considera Krugman
No te pierdas
×