A ras de piso: Una campaña a puertas cerradas en Aguascalientes

En su búsqueda por el voto, los candidatos punteros a la gubernatura mantienen agendas privadas, excepto en un par de ocasiones que han resultado clave. Así se vive la elección en esta entidad.
Más que discursos  Las campañas no son sólo promesas. Los mítines se llenan de gente, pero también de color.  (Foto: Ilse Domínguez)
Por: JENNIFER GONZÁLEZ
AGUASCALIENTES (Expansión) -

Los candidatos al Gobierno de Aguascalientes que encabezan las preferencias electorales, Lorena Martínez —del PRI— y Martín Orozco —del PAN—, han privilegiado en estas campañas los encuentros a puerta cerrada con sectores como el de los de maestros, en tanto que los encuentros con sus estructuras de simpatizantes se han reducido en frecuencia y concurrencia.

Los aspirantes a ser el sucesor de Carlos Lozano de la Torre prefieren mantener una agenda privada, y para contactar a las masas se valen de spots de radio y televisión, así como de anuncios espectaculares que inundan las calles con sus rostros y sus slogans. Los medios informativos reciben boletines y fotografías sobre recorridos por colonias, municipios y tianguis, a los cuales no son invitados.

No obstante, los punteros han salido a pedir el voto en eventos masivos en un par de ocasiones, las cuales han resultado clave, como reflejan estas crónicas de campaña.

Lorena Martínez, lejos de los medios ¿y del CEN?

La candidatura que había peleado en 2010, y por la que se distanció del actual gobernador, Carlos Lozano de la Torre, por fin fue asignada a Lorena Martínez el 11 de marzo de 2016, por el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

En un evento masivo, el dirigente tricolor, amigo del mandatario, abanderó a la exalcaldesa de la capital estatal por la coalición Aguascalientes grande y para todos, a la que se sumaron los partidos Verde Ecologista de México (PVEM), del Trabajo (PT) y Nueva Alianza (Panal).

Durante marzo, en periodo de veda para hacer proselitismo, vino una gira internacional. Primero Estados Unidos, luego Japón. Seguía Francia, pero ese viaje ya no lo publicitó debido a las críticas y denuncias que promovió el Partido Acción Nacional (PAN) por presuntos actos anticipados de campaña.

Cuando Martínez solicitó el registro de su candidatura ante el Instituto Estatal Electoral (IEE), en el mismo mes, aun con la veda, la coalición PRI-PVEM-PT-Panal montó un mitin con porras, matracas, sonido y banderas, a las afueras del órgano.

La intensidad de la campaña bajó desde el arranque oficial. El primer minuto del 3 de abril, la candidata a gobernadora y su compañero para la alcaldía de la capital, Jesús Ríos Alba, aparecieron en la casa de un trabajador, compartieron un pan y de ahí se trasladaron a una fábrica. Horas más tarde, presentó su propuesta de ciencia y tecnología ante jóvenes en el Museo Descubre, y luego cerró su agenda.

Entrevistas antes de iniciar alguna actividad o alguna rueda de prensa han sido los pocos encuentros con los periodistas.

Pero el 21 de abril, Martínez volvió a abrir su agenda y convocó a la prensa a un evento masivo. Líderes y militantes priistas locales, investigadores de diversas instituciones y simpatizantes tardaron en llenar el Museo Descubre, a donde la candidata volvió para presentar Aguascalientes Valley, su proyecto para mejorar los salarios, diversificar la economía e impulsar la ciencia y la tecnología.

La aspirante negó que su partido hubiese abandonado su campañas, pero también rechazó necesitar un mayor acompañamiento.

“No necesito vejigas para nadar. Hay otros que sí las necesitan y tienen que traer a todo mundo. (La dirigencia nacional) está solidariamente conmigo todo el tiempo. Yo tengo comunicación con el presidente Manlio Fabio Beltrones todos los días. Simplemente es un tema de estrategia. Las estrategias cuentan”, había declarado días antes.

“Hoy por hoy, el PRI no es quizá la marca más fuerte (...) pero la marca Lorena da muchos votos”, manifestó.

Y se dedicó a promoverla, aunque sin aparecer públicamente. Durante los desfiles del 25 de abril y 1 de mayo, su equipo repartió sombrillas rosas con su nombre, su logo y los de los partidos coaligados.

De quien sí ha habido un distanciamiento, al menos a nivel de propuestas y en los planteamientos de sus discursos, ha sido respecto a la prioridad que el gobierno de Lozano ha dado a la industria automotriz. También a algunos de los colaboradores de la actual administración estatal.

En una reunión con miembros del Panal y el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, Martínez criticó el actuar del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA).

“Ustedes (los maestros) callaron las voces de los que los hacían responsables de los males del sistema educativo y del déficit de la calidad en la educación. Hoy se han quedado mudos porque demostraron que la culpa no está aquí, que la culpa está en quienes dirigen el Instituto de Educación de Aguascalientes”, dijo a los profesores el 15 de abril, en referencia al titular de dicha dependencia, Francisco Chávez Rangel, cercano al gobernador Lozano de la Torre.

La segunda visita de respaldo del CEN la recibió el 30 de abril. Junto al coordinador de los diputados federales del PRI, César Camacho Quiroz, la candidata encabezó un encuentro con la estructura local del tricolor convocado en la cancha Hermanos Carreón, que tiene capacidad para 3,000 personas. El mitin llenó el inmueble a menos de tres cuartas partes.

El primer evento masivo en semanas transcurría sin novedad; en las gradas se repartían más sombrillas rosas. De pronto, una mujer interrumpió el discurso de Martínez y criticó al candidato a la alcaldía capitalina. La reacción de Martínez fue tratar de tapar el micrófono y pedir en tono imperativo a la mujer votar por ella y su compañero, misma que se viralizó en internet calificada de autoritaria.

Un día después, la priista convocó a rueda de prensa para ofrecer una disculpa pública por su actitud, pero también para inconformarse por la manera en que su reacción fue cuestionada y acusó al PAN de haber sembrado a la espontánea en su evento.

La última visita de respaldo de la dirigencia nacional fue de Beltrones, quien el 6 de mayo visitó Aguascalientes para inaugurar un curso para abogados priistas, a 29 días de la elección. Y, a pesar de su amistad con el gobernador Lozano, calificó a la candidata como la mejor desde hace muchos años.

Martín Orozco y la 'operación cicatriz' en el PAN

La Comisión Permanente del PAN designó el 16 marzo a Martín Orozco, por segunda elección consecutiva, como candidato a gobernador de Aguascalientes, dejando fuera al alcalde Antonio Martín del Campo, el senador Fernando Herrera y el exdiputado federal Rubén Camarillo.

Además, la designación de Teresa Jiménez como candidata a la alcaldía de Aguascalientes provocó otras escisiones en el interior del PAN, debido a las cuales fue necesario implementar una 'operación cicatriz'.

A menos de un mes de la elección, estos esfuerzos de reconciliación parecen estar dando resultados. Desde el pasado 11 de mayo, dos días después de que figuras nacionales del panismo como Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Marko Cortés encabezaron el relanzamiento de las campañas, el equipo de Orozco inició una campaña en redes sociales a la que se sumaron panistas inicialmente inconformes con las decisiones del CEN.

Orozco se registró ante el IEE rodeado de un mitin en el estacionamiento del organismo electoral, acompado por la dirigencia estatal y el presidente nacional del partido, Ricardo Anaya, quien pronunció un discurso triunfal.

Desde el arranque de la campaña, el candidato ha contado con el respaldo de panistas con proyección nacional: el 3 de abril, estuvo acompañado por el expresidente Felipe Calderón en otro mitin afuera de los palacios de gobierno y municipal.

En una campaña que ha evitado las concentraciones masivas, el panista ha organizado reuniones con diversos grupos y sectores, las cuales han estado abiertas a la prensa. Por ejemplo, el encuentro con asociaciones de personas con discapacidad, así como el recorrido por Calvillo, acompañado de Margarita Zavala. También se ha reunido con transportistas y filántropos, de cara a los medios.

En otros encuentros, como el que sostuvo con miembros del magisterio durante la visita de Josefina Vázquez Mota, han ocurrido a puerta cerrada, pero el candidato ha admitido entrevistas antes de comenzar o al término.

Orozco ha evitado confrontaciones directas con el actual gobernador. Como el 9 de abril, cuando criticó el gasto de 29 millones de pesos en el Programa Integral de Movilidad Urbana (Pimus), pero rechazó afirmar que lo investigaría en caso de ganar la elección del 5 de junio.

“El Pimus como que lo tiene bajo llave nada más porque costó 29 millones de pesos, que ojalá se investiguen”, comentó primero. Cuando se le cuestionó si de ser gobernador lo investigaría, pidió que el comentario sólo quedara “como nota”.

A pesar de reducir los eventos abiertos al público, la campaña panista también ha estado presente en actos cívicos, como los desfiles. A pesar de las críticas al reparto de sombrillas de la candidata del PRI, en la marcha del 1 de mayo Acción Nacional también regaló paraguas, y el candidato acudió a hacer proselitismo durante el desfile, en compañía de un contingente de jóvenes.

El candidato panista también se reunió con estructuras del PAN en un evento, ese sí, masivo, el pasado 9 mayo en la Plaza de Toros de San Marcos —que comenzó a vaciarse antes de una hora— para relanzar las campañas de Orozco y los 29 candidatos de mayoría relativa.

El evento se registró horas después de que se hicieron públicas las grabaciones de conversaciones telefónicas que involucran al candidato y al gobernador de Querétaro en presuntos acuerdos para financiar la campaña.

La plana mayor del PAN, integrada por Anaya, Marko Cortés, Margarita Zavala, Mariana Gómez del Campo y legisladores federales encabezó el mitin y lanzó acusaciones de guerra sucia por dichos audios.

En una elección que se anticipa cerrada y se espera judicializada, el panismo volvió a proclamar Aguascalientes como prioridad y afirmó que ya es una elección ganada.

Campañas con pocos recursos

La gubernatura de Aguascalientes la buscan otros cuatro aspirantes. Morena, PRD, PES y un independiente se han quejado de la inequidad del financiamiento público.

Con menos espectaculares o sin ellos, menos propaganda en mobiliario urbano y menor presencia en medios de comunicación, estos candidatos han basado sus campañas en recorridos por tierra y redes sociales. O ni siquiera eso.

A pesar de la falta de recursos —el IEE le autorizó poco más de 64,000 pesos de financiamiento público—, el independiente Gabriel Arellano acudió a registrarse ante el INE con un mitin similar al que montaron los partidos, aunque de menor tamaño. También habilitó una casa de campaña en un inmueble que era ocupado por una agencia de autos Audi, aunque aseguró que se la prestaba un amigo ganadero.

Nora Ruvalcaba, que por compartir el financiamiento público de 388,608 pesos con el resto de los candidatos de Morena recibirá menos que el independiente, ha apostado por los recorridos en tierra y la distribución de propaganda en volantes, panfletos y el periódico Regeneración.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Iván Sánchez Nájera, del PRD, ha optado por ofrecer ruedas de prensa con regularidad y promover sus recorridos a través de redes sociales.

Y Jaime del Conde, de Encuentro Social, se ha limitado a las apariciones públicas en los debates y encuentros que el empresariado ha convocado en los últimos días.

Ahora ve
Voluntarios restauran libros que fueron víctima del sismo en la CDMX
No te pierdas
×