Comicios llegan en medio de campañas despiadadas, denuncias y enojo ciudadano

El elector resulta el más afectado en un proceso democrático en el que los partidos, las instituciones y los candidatos se acusan entre sí.
Este domingo están convocados casi 30 millones de mexicanos para votar en 14 estados del país.
Jornada electoral  Este domingo están convocados casi 30 millones de mexicanos para votar en 14 estados del país.  (Foto: Cortesía)
Por: SERGIO RINCÓN
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Tras meses de acusaciones, filtraciones, denuncias y hasta confrontaciones entre abanderados de institutos políticos y candidatos independientes, este domingo 5 de junio se elegirán más de 1,300 cargos de elección popular, por lo que están convocados casi 30 millones de mexicanos de 14 entidades para votar por 12 gobernadores, casi mil alcaldes, cientos de diputados locales y hasta 60 constituyentes de la Ciudad de México.

Las campañas de las elecciones 2016, a decir de especialistas y altos funcionarios mexicanos, se vieron opacadas por distintas situaciones que no solo afectaron la imagen de los candidatos, sino también la de las instituciones que los respaldan y, principalmente, la de los electores.

Pablo Javier Becerra Chávez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), comentó que la disputa por las 12 gubernaturas era tan fuerte que se abrieron ataques de todo tipo, que incluso llegaron "a lo absurdo”.

"Cuando habíamos pensado haber visto lo peor, estas campañas nos demostraron que falta mucho por ver”, afirmó el politólogo a Expansión.

Recomendamos: #Interactivo ¿Qué se juega en las elecciones del 5 de junio en 13 estados?

Aunque para el doctor Becerra este ejercicio no es necesariamente una “antesala” o “laboratorio” para 2018, pero en esta ocasión los partidos agudizaron las campañas debido a que pensaron que así podían ganar o porque temían perder sus gubernaturas.

El mismo secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció el pasado jueves que estas campañas fueron "las más despiadadas de todas".

“Cada quien la ha asumido de diferente manera, yo creo que ha sido la más despiadada de todos los procesos electorales en cómo se condujo por algunos partidos políticos en los señalamientos, en la manera en cómo se manejaron los spots (...) Creo que ha sido compleja, yo no entiendo así la democracia”, dijo Osorio en entrevista en Radio Fórmula.

Durante los 60 días que duraron aproximadamente las campañas en los estados con comicios, se vivieron un gran número de señalamientos, llamadas filtradas y quejas ante las instancias correspondientes, que tenían como finalidad denostar a otros candidatos, quienes reviraron a las acusaciones e hicieron más descalificaciones, sin poner como prioridad la exposición de sus propuestas.

El proceso electoral, como se desarrolló en esta ocasión, condujo a los mexicanos a un enojo y a un distanciamiento de la clase política, coincidieron analistas y políticos.

“El camino que se ha escogido en este proceso electoral yo nunca lo había visto, no he visto un proceso llevado de esta manera en ninguna otra campaña y no se dio en un solo estado, se dio en varios estados (…) Esto aleja a los electores y no los conduce a una participación, se harta, se enoja y por eso se aleja del sistema político y de los políticos”, abundó Osorio Chong.

José Fernández Santillán, profesor residente de la Universidad de Baltimore, opinó que las acusaciones y "puñetazos" entre los candidatos solo provocaron un mayor descontento entre la ciudadanía.

"Por esas situaciones los ciudadanos se han alejado de la política y además de ahí el malestar ciudadano con los políticos. Todos salimos perdiendo con las campañas sucias. Así llegamos, lamentablemente, a esta contienda”, dijo Santillán a Expansión.

Lee: Las campañas a gobernador: un gasto de hasta 57.7 mdp al día en #Elecciones2016

El camino a la regulación

Una vez concluidas las campañas, las autoridades electorales y partidos políticos prevén evaluar la posibilidad de hacer una iniciativa de reforma política que corrija lagunas legales en materia de guerra sucia, difamación y descalificaciones.

"Tenemos una política real que escapa a los controles. Ahí es cuando nos damos cuenta que no basta con elaborar leyes cada vez más rigurosas y detalladas si finalmente existen comportamientos políticos indiferentes", dijo Javier Becerra a Expansión.

Por su parte, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, dejó abierta la posibilidad de dicha reforma, aunque aclaró que ese asunto compete a los políticos

“Creo que siempre las leyes electorales son perfectibles y los ajustes a las reglas del juego son siempre pertinentes. Cada elección es una especie de prueba donde las leyes se someten a un test y evidencian las áreas de mejora. Yo desde ese punto de vista no estoy cerrado, y mucho menos como autoridad electoral”, dijo en entrevista con Radio Fórmula.

Así lo consideró también el senador Roberto Gil Zuarth, quien reconoció que fue un proceso electoral en el que se violaron y vulneraron los ejercicios de las política y que "se cruzaron las líneas rojas de cualquier democracia".

El legislador se pronunció por una reforma electoral que favorezca el debate público y se abran los mecanismos para producir ideas, contrastarlas y someterlas al veredicto ciudadano. Sostuvo que la reforma tiene que empezarse a discutir al día siguiente de la elección de este domingo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

“Reforma ya, mañana, al día siguiente de la elección”, dijo en Radio Fórmula.

Recomendamos: La 'despiadada' campaña electoral pone en la agenda una nueva reforma política

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×