#Elecciones2016: El PRI perdió en los estados donde subió la participación

En Chihuahua, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, donde el voto favoreció a la oposición, creció la proporción de ciudadanos que acudió a las urnas con respecto a los comicios de gobernador de 2010.
Transición  Los priistas en Quintana Roo, Chihuahua, Durango y Tamaulipas perdieron la elección del 5 de junio.  (Foto: Especial)
Israel Macedo Serna
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El PRI perdió el gobierno local en los cuatro estados donde subió la participación ciudadana durante las elecciones del pasado 5 de junio.

El incremento se dio en Quintana Roo, Chihuahua, Tamaulipas y Durango, en coincidencia con los lugares en los que priistas fueron derrotados por candidatos del PAN (dos de ellos en alianza con el PRD). Además, en estos cuatro estados no se había visto nunca un cambio de partido en el gobierno.

Quintana Roo, estado donde por primera vez llegará al poder un partido distinto al PRI, destaca por tener el más alto incremento en la votación, con 30.1%. El estado del sureste mexicano apenas alcanzó el 41.5% cuando se eligió a Roberto Borge como el titular del Ejecutivo estatal, en 2010; este año, en cambio, el porcentaje alcanzó el 54% de participación.

La participación en Chihuahua tuvo un incremento de 17.1%, pues en la elección de gobernador de 2010 fue de 41.4%, y para la votación de este año se ubicó en 48.5%, de acuerdo con los registros oficiales. En esta entidad, el candidato ganador fue el panista Javier Corral Jurado, que venció al abanderado tricolor, Enrique Serrano.

Otro de los estados donde hubo alternancia fue Tamaulipas, en donde el candidato de Acción Nacional, Francisco García Cabeza de Vaca, obtuvo la victoria por encima del priista Baltazar Hinojosa. El incremento en la participación fue del 17%, pues este 5 de junio fue a votar el 56.4% de la lista nominal tamaulipeca.

En Durango, donde el triunfo fue para el candidato de PAN-PRD, José Rosas Aispuro, la participación ciudadana alcanzó el 56.7% de los votos, un incremento de 9.6% respecto a la elección a gobernador previa.

Rafael Vergara Tenorio, académico en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), destacó que los cuatro estados donde subió la participación en estos comicios fueron muy competidos.

“Tal vez porque se veía que iba a ganar el PRI, los opositores se movieron más para inducir la participación. La participación es un reflejo de la movilización de los políticos en general”, comentó.

Carlos Paredes, consultor y especialista en campañas electorales, comentó sobre un descontento generalizado por el partido dominante, en el que el voto duro ya no fue suficiente para lograr retener esos estados.

“El PRI ha perdido legitimidad gracias al detrimento masificado de la figura presidencial y, por lo tanto, todo lo que de él emane. Además, gracias a las redes sociales, material que impacta sobre las emociones de la población, optando por "castigar" con su voto al partido oficial", abundó.

Un caso distinto es Veracruz, que también perdió el PRI y nunca había tenido alternancia. Aquí, la participación bajó 18%.

Recomendamos: Estos fueron los resultados de las #Elecciones2016

Estados como Hidalgo, Oaxaca y Zacatecas, donde ganó el PRI, tuvieron altas tasas de participación.

"En muchas entidades, la participación fue buena, llegando casi al 60% en Hidalgo y Oaxaca, y eso ayuda a tener unos resultados electorales legitimados, en el sentido de que hay mucha gente que salió a las urnas y tomaron la decisión, por el candidato que sea, pero la gente salió y decidió quién debía ser su próximo gobernante. Eso es de lo más valioso que se puede rescatar en unas elecciones competidas", comentó el director de la consultora Strategia Electoral, Arturo Espinosa Silis.

De acuerdo con los últimos datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) de los institutos locales, la participación global en las 12 entidades donde el 5 de junio se renovó gobernador fue de 53.4%; esto quiere decir que salieron a votar alrededor de 14 millones 495,000 personas de los 27 millones 145,000 mexicanos que podían hacerlo. En 2010, la tasa promedio de participación fue de 55.4%.

Recomendamos: La izquierda dividida y un independiente a la Asamblea Constituyente

×