Enrique Ochoa Reza: el tecnócrata cercano a Videgaray que quiere rescatar al PRI

Siempre en cargos técnicos, el exfuncionario carecía de carrera partidista… hasta este martes cuando tomó protesta como nuevo presidente del tricolor, convertido en todo un 'rockstar' de la política.
Con una militancia priista poco conocida, el exdirector de la CFE logró reunir casí al unísono el apoyo de los distintos sectores del tricolor.
Entre multitudes  Con una militancia priista poco conocida, el exdirector de la CFE logró reunir casí al unísono el apoyo de los distintos sectores del tricolor.  (Foto: Cuartoscuro)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

En "momentos particularmente difíciles", un tecnócrata cercano al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, es el elegido para rescatar al PRI: Enrique Ochoa Reza.

A diferencia de otros líderes políticos, la trayectoria de este moreliano nacido en 1972 no ha pasado por curules ni de una dependencia a otra, ni entre campañas en la búsqueda de votos, sino que ha estado vinculada a sus áreas de especialización técnica: el Derecho y el sector energético.

Previo a su llegada al Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Ochoa Reza —quien este martes rindió protesta como líder partidista sustituto— se había mantendio lejos de la palestra política y se movía en la academia o como funcionario en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) —al lado de la magistrada María del Carmen Alanís—, la Secretaría de Energía (Sener) —junto a Luis Téllez— y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De hecho, Ochoa Reza se desmarcó de la cúpula de su partido, mientras avanzaba en su carrera profesional. En 2010, cuando se desempeñaba como director del Centro de Capacitación Judicial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), fue propuesto por el PRI como consejero del extinto Instituto Federal Electoral (IFE), proceso en el cual fue cuestionado por diputados sobre su filiación partidista, debido a que en 2006 había ocupado por unos meses un lugar en el Consejo Político Nacional del tricolor. Durante su comparecencia para ser elegido, Ochoa Reza negó pertenecer al Consejo Político de su partido, pero no su militancia.

Sin embargo, Ochoa Reza llegó al círculo del presidente Enrique Peña Nieto gracias a su amistad con Videgaray, hombre cercano al mandatario federal.

La relación data desde los años de estudiantes del dirigente partidista y el secretario de Hacienda. De acuerdo con las propias palabras de Ochoa Reza —según se lee en la dedicatoria de su tesis—, Videgaray lo instó a estudiar dos carreras de manera simultánea y lo apoyo a conseguir su primer empleo en la administración pública.

Y, con esta misma recomendación laboral bajo el brazo, Ochoa Reza llegó al equipo de Peña Nieto desde la etapa de transición, cuando fungió como asesor de la Coordinación de Educación, a cargo de Aurelio Nuño, que a su vez dependía del coordinador para la Transición Gubernamental, a cuyo frente estaba Videgaray. Desde este puesto, el priista pudo contribuir a la primera reforma emblemática del sexenio: la educativa.

De 2012 a 2014, ocupó el cargo de subsecretario de Hidrocarburos en la Secretaría de Energía, fue miembro del Consejo de Administración de Pemex y, a la renuncia de Francisco Rojas a la CFE en 2014, fue nombrado titular de esta empresa productiva del Estado.

Debido a esta lejanía de las cuestiones partidistas, el priista sorprendió cuando se lanzó para la dirigencia del tricolor. Incluso, tuvo que acreditar su pertenencia al PRI mostrando su credencial de militante a través de su cuenta de Twitter.

Un 'rockstar' de la política

Pese a esta distancia, Ochoa Reza se rodea de multitudes que conforman el músculo del PRI (CTM, CNOP y CNC), que lo arroparon durante el registro de su candidatura, el pasado viernes, y lo siguieron por tres días consecutivos de actos de respaldo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

En este contexto festivo, el nuevo líder partidista toma las riendas de un partido cuyo anterior dirigente renunció tras perder bastiones como Veracruz, Quintana Roo, Durango, Tamulipas y Chihuahua en las pasadas elecciones, y en medio de una crisis de imagen por el desprestigio de algunos de sus gobernantes.

"Estoy plenamente consciente de la magnitud del reto que me ha confiado este Consejo Político Nacional en estos momentos particularmente difíciles en la vida de nuestro país y de nuestro instituto político. Se nos han acumulado viejos y nuevos problemas. En esta compleja hora de México, están a prueba nuestras instituciones y está a prueba nuestra capacidad de concebir y proponer soluciones democráticas para dignificar la política y conectar de nuevo con los ciudadanos", dijo tras rendir protesta como presidente del PRI.

Tras la renuncia de Manlio Fabio Beltrones del PRI, Enrique Ochoa tomará su lugar.
Cambio de batuta  Tras la renuncia de Manlio Fabio Beltrones del PRI, Enrique Ochoa tomará su lugar.  (Foto: Cortesía PRI)
Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×