Peña Nieto pierde el 'punch' legislativo que exhibió al inicio de su sexenio

El presidente inició su gobierno con un combo de reformas estructurales aprobadas por el Congreso; ahora, su eficacia parlamentaria se diluyó y casi todas sus iniciativas están en la 'congeladora'.
Las iniciativas de matrimonio igualitario y aumento a la portación legal de mariguana son algunas de las que presentó Peña Nieto y se encuentran detenidas en el Congreso.
¿Presidente legislador?  Las iniciativas de matrimonio igualitario y aumento a la portación legal de mariguana son algunas de las que presentó Peña Nieto y se encuentran detenidas en el Congreso.  (Foto: Especial)
Por: BIANCA CARRETTO
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El presidente Enrique Peña Nieto inició su gobierno como un "campeón" legislativo, al lograr que el Congreso aprobara sus reformas, incluyendo las estructurales postergadas durante sexenios. Tres años después su eficacia parlamentaria se diluyó y prácticamente todas sus iniciativas están en la 'congeladora'.

A diferencia de lo que ocurría en 2012, cuando el Legislativo dio 'luz verde' a 73 propuestas del Ejecutivo —en el marco del Pacto por México—, para este año de las 18 que el mandatario ha planteado, 16 están pendientes de discusión en comisiones; es decir, que ni siquiera se han dictaminado.

Fernando Dworak, analista político, atribuyó la eficacia parlamentaria del presidente a que en el inicio de su sexenio las diferentes fuerzas políticas lograron negociaciones, en las que cada una obtuvo su propio beneficio.

“Fue un intercambio de agendas entre el presidente y la oposición lo que permitió que el desempeño legislativo de Peña Nieto durante la primera mitad de su sexenio fuera algo impresionante”, consideró el especialista.

Lee: Osorio entrega Cuarto Informe de Gobierno con "buenas noticias".

El consultor legislativo Óscar Mendoza destacó la capacidad de negociación que mantuvo el presidente Peña Nieto para hacer que sus iniciativas pasaran en ambas cámaras, a diferencia de lo ocurrido en los dos sexenios anteriores.

“En casi todo el sexenio (el Ejecutivo) ha mandado casi todo acordado a la Cámara de Diputados o al Senado, es decir, que tras bambalinas ha habido una negociación con el Legislativo con los coordinadores y vicecoordinadores parlamentarios, y ya cuando llega al Congreso sus iniciativas salen muy rápido, a diferencias de los sexenios de (Vicente) Fox y (Felipe) Calderón que mantenían este discurso de que ‘el país no avanza porque el Congreso no aprueba mis iniciativas’”, afirmó.

Recomendamos: Anticorrupción, la legislación del Pacto que no termina de 'cuajar'

A finales de 2012, en el comienzo del sexenio, el gobierno firmó con las dirigencias nacionales del PAN, PRD y PRI el Pacto por México para sacar adelante las modificaciones estructurales consideradas como urgentes desde hacia años, pero que por diversos desacuerdos políticos no habían transitado en el Congreso. Así, se consiguió la aprobación de reformas como la educativa, la energética, la de telecomunicaciones, la financiera.

Para la segunda mitad de su mandato, señaló Dworak, Peña Nieto se ha enfrentado a retos como no contar con mayoría frente a la oposición, ya roto el Pacto por México, lo cual ha entrampado la discusión de temas importantes.

“El Pacto por México tuvo su vida natural y murió de forma natural; es decir, fue una ronda de negociaciones que solamente podía tener lugar al inicio del sexenio, y obviamente se alargó hasta el año pasado si consideramos que la reforma política del DF forma parte de ese conjunto de negociaciones”, señaló Dworak.

Mendoza explicó que cuando hay una agenda que impulsan los tres principales partidos, hay una aprobación de casi el 100% porque no están ni el gobierno ni el Congreso dividos y se "vota como uno", pero cuando no, se tienen que negociar las leyes.

Sin consenso

A lo largo de cuatro años el presidente de la República ha presentado un total de 104 iniciativas de ley, de las cuales el 72% ya fue aprobado y promulgado.

Para este año, de las 18 iniciativas presentadas por el Ejecutivo, solo dos han sido aprobadas: una orientada a flexibilizar el calendario y la jornada escolar, y otra sobre el funcionamiento del Comité Nacional Antidopaje de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

Entre las que están detenidas se encuentra la de matrimonio igualitario, que fue anunciada por el presidente Peña Nieto en mayo pasado en el marco del Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia, y aún se encuentra en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

Lee: El debate por la iniciativa de matrimonio igualitario

La propuesta provocó polémica entre sectores como la iglesia y organizaciones defensoras del modelo de familia tradicional, en tanto que grupos a favor de la diversidad sexual, instancias públicas como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y políticos de izquierda defendieron la iniciativa. Frente al debate, el partido del presidente consideró que la propuesta de Peña Nieto no es prioritaria.

“No es un tema que esté presionando la sociedad de México para sacarlo adelante”, señaló el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, el pasado 22 de agosto.

Otra de las propuestas que Peña Nieto planteó este año es la relativa al consumo legal de marihuana, que propone elevar la portación permitida a 28 gramos, en concordancia con los estándares internacionales, pero que no ha logrado avances.

Turnada a las comisiones unidas de Estudios Legislativos del Senado en abril pasado, su discusión fue pospuesta por el PRI y el Partido Verde, y únicamente se dio 'luz verde' al análisis sobre el uso medicinal y terapéutico del cannabis.

Dworak comentó que se trata de temas polémicos, que en caso de ser aprobados por la mayoría priista no tendrían legitimidad, además de que no producirían un beneficio político al presidente.

“El Ejecutivo tiene otras prioridades que serían los nombramientos del Tribunal Electoral y el Sistema Nacional Anticorrupción, el mando mixto, que sería un tema de controversia con el PAN, le interesaría mantener su fuerza básica en la aprobación del Presupuesto”, señaló el especialista.

“En realidad, los otros dos temas (matrimonio igualitario y dosis de marihuana) no le generan gran beneficio político, y su partido en vez de comenzar a proyectar un nuevo discurso de legitimidad de gobierno ha preferido refugiarse en su proverbial 'sí pero no'”, agregó Dworak.

En este contexto, el activismo político de los partidos y aspirantes de cara a la elección presidencial de 2018 también acota las posibilidades de negociación entre las fuerzas políticas, toda vez que cada una busca posicionar sus propios temas.

"Lo que estamos viendo es lo que pasa en cualquier democracia, todos los partidos comienzan a diferenciar sus agendas de cara a la competencia electoral y entre más se diferencian y entre más buscan al electorado menos incentivos tienen para negociar", apuntó el especialista.

Mendoza señaló que pese a que el proceso legislativo se pudo haber detenido antes de las elecciones intermedias, hubo consensos entre las fuerzas políticas que extendieron los efectos del Pacto por México.

“Fue hasta este 2016 que los partidos retomaron fuerza, sobre todo Acción Nacional, donde retomó toda una agenda corrupción y decidió ya no estar como aliado del gobierno con miras a la elección presidencial", dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

La Constitución permite al presidente de la República enviar al Congreso dos iniciativas con caracter de preferente en el inicio de cada periodo legislativo (se celebran dos por año), con lo cual el Ejecutivo tiene facultades para impulsar al menos cuatro temas al año.

Sin embargo, Peña Nieto únicamente ha hecho uso de esta figura en una ocasión, cuando en septiembre de 2014 propuso la Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que fue aprobada.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×