Colaboración entre IP y gobierno, clave para desarrollar ciudades inteligentes

La inversión en tecnología no es suficiente, se requieren proyectos que conecten la información para la toma de decisiones.
México, sin ciudades inteligentes
Puri Lucena /
CIUDAD DE MÉXICO -

El reto más importante en la transformación digital que está viviendo el país lo tienen las ciudades. Y la columna vertebral de toda estrategia de smart cities tiene que estar basada en la conectividad de alta velocidad para todos. Por ello, el principal paso que debe dar el gobierno es asegurar que la iniciativa privada pueda invertir sin trabas y ofrecer las facilidades para contar con la mayor cantidad de fibra óptica, para que la ciudad esté conectada, explicó Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México.

Durante su participación en el Foro Expansión, en el panel "Smart cities y desarrollo global", el político y economista señaló que actualmente se están desplegando más de 5,000 millones de dólares para conectividad en la capital del país. “Pero, aún con ello, hay espacios que no son atractivos para la iniciativa privada, de ahí la necesidad de que el gobierno juegue su papel”, agregó. “Una parte es aprovechar la infraestructura instalada para poder ofrecer tendido de fibra óptica (…), que cada espacio que se abra de la calle tenga por obligación instalar fibra óptica y ponerla al servicio de los mercados donde no es atractivo para la iniciativa privada”.

Sobre los factores críticos para la colaboración público-privada, Sergio Rosengaus, presidente de la empresa Kio Networks, señaló que las ciudades se enfrentan ante la complejidad de identificar cuáles son los permisos que se pueden dar para instalar tecnología en la urbe. “Las telecomunicaciones se vuelven esenciales porque sensorizar es la única manera de monitorizar la ciudad y poder tomar decisiones (a partir de esos datos). Las ciudades inteligentes no lo son porque tienen tecnología, sino porque arrojan información con la que se pueden tomar decisiones”, afirmó.

El empresario mencionó ejemplos exitosos, como Chicago, que contó con el apoyo de la universidad de la metrópoli estadounidense para sensorizar la ciudad y, que a partir de ahí, las empresas realicen aplicaciones en favor del ciudadano. “La iniciativa privada está preparada para hacer las inversiones que pueden colaborar con el gobierno para crear ciudades inteligentes. No sólo para sensorizar, también para procesar la información, porque si no podemos correlacionar estos datos en plataformas que den indicadores de gestión, va a ser muy complicado”, apuntó Rosengaus.

Este procesamiento de información permite, por ejemplo, que el software que controla las 22,000 cámaras de seguridad pública que tiene el país pueda detectar si una mujer se cayó en la calle y, si tarda más de 32 segundos en levantarse, enviar una alerta para poder mandar una ambulancia, apuntó Chertorivski.

Abrir la información es también un apoyo a la lucha contra la corrupción, ya que hace a las ciudades y sus organismos más transparentes, agregó el funcionario.

Para ayudar a solucionar estos retos e impulsar la ‘inteligencia’ de las ciudades del país, en febrero de este año nació la Asociación Mexicana de Ciudades Inteligentes, que agrupa a poco más de 100 municipios. Su presidente, Francisco Cienfuegos, reconoció que el país va con retraso respecto respecto, incluso, a otros de la región, como Colombia y Chile.

“El reto es cómo cumplir las necesidades de la población sin necesidad de erogar gasto corriente, que no tienes. Es ahí donde la plataforma de ciudades inteligentes viene a tener una agenda en el país. Si quiero poner wi-fi en todas las plazas de un municipio, para que los millennials vuelvan a los espacios públicos, es un gasto mensual inmenso. Pero, ¿qué tal si le das derecho de paso a una empresa para que instale la fibra óptica y a cambio que dé wifi gratis en plazas públicas y bibliotecas?”, propuso.

Este acercamiento de la conectividad a toda la población es, para el secretario de Desarrollo Económico capitalino, el punto básico. “Si la conectividad se va a concentrar en algunos sectores en específicos, la desigualdad se va a profundizar. Para construir igualdad y ciudades inteligentes, la primera parte es una conexión de alta velocidad, pero entre iniciativa privada y el sector público para que llegue a todos”, detalló.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Para avanzar en esta propuesta de ciudades inteligentes, Cienfuegos afirmó que es necesario que haya un apartado para este rubro en el Presupuesto de Egresos de la Federación, para que los municipios tengan alicientes para invertir. Antes, también se tendrá que contar con un ranking de los indicadores necesarios para poder migrar de una ciudad eficiente a una inteligente.

El presidente de Kio Networks se mostró optimista con los futuros avances. “Vemos una generación más joven de liderazgos en algunas ciudades, que están más formados en temas tecnológicos y los hace estar más abiertos a temas digitales”, advirtió.

Ahora ve
Quejas contra la tripulación de un avión de AirAsia que se desplomó 7,000 metros
No te pierdas
×