Cabeza de Vaca, el 'aliado' de EU que busca poner seguridad en Tamaulipas

Con un discurso enfocado en la importancia de la relación bilateral con Estados Unidos, el panista Francisco García Cabeza de Vaca asume el gobierno de una entidad azotada por la inseguridad.
Francisco García Cabeza de Vaca  El panista ha señalado que a lo largo de muchos años se preparó para estar a la altura de lo que requiere la entidad.  (Foto: Facebook/Francisco García Cabeza de Vaca)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Reuniones con autoridades de Estados Unidos han enmarcado las actividades de Francisco García Cabeza de Vaca las últimas semanas. Desde la campaña remarcó la importancia de establecer lazos con el país vecino para impulsar el desarrollo de la región y poner un freno a la delincuencia organizada, uno de los ejes en los que se ha enfocado desde su labor como senador.

El panista quien a pesar de los señalamientos de sus opositores de tener presuntos vínculos con el narcotráfico, logró vencer en las urnas a su contrincante del PRI, Baltazar Hinojosa, con el 50% de los votos.

Ahora, llega a una entidad que después de 84 años se estrena en la alternancia con desafíos, principalmente en materia de secuestros y desapariciones.

Este viernes, un día antes de asumir oficialmente el cargo, Cabeza de Vaca presentó a quienes formarán parte de su gabinete de gobierno. Entre ellos se encuentran el vicealmirante Luis Felipe López Castro, quien será el encargado de la Seguridad Pública estatal; Irving Barrios, en la Procuraduría General de Justicia; Mario Soria Landero, en la Contraloría General del Estado y César Verástegui Ostos, en la Secretaría General de Gobierno.

Estos son los datos que tienes que conocer del sucesor de Egidio Torre Cantú.

Recomendamos: Adiós a la narcopolítica y a todos los grupos criminales: Cabeza de Vaca en #VotoDuro

Empresario, legislador y aliado de EU

Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Bautista de Houston, en Texas, Estados Unidos, Francisco García Cabeza de Vaca ha acusado que la situación de inseguridad que azota al estado de Tamaulipas ha sido producto de la “irresponsabilidad y sobre todo, de la complicidad de un régimen político que con tal de mantenerse en el poder, no sólo ha desviado recursos públicos, sino que entregó a Tamaulipas al crimen organizado”.

Afiliado al PAN desde 1999, dice saber a lo que se enfrenta y que durante muchos años se ha preparado para ello. Entre sus principales cartas están la relación que ha establecido con autoridades de Estados Unidos y una trayectoria que incluye cargos en la administración pública y como empresario.

Su trayectoria en la política inició en el año 2000, cuando se postuló como diputado federal por Reynosa, primer legislador de oposición en ese distrito electoral. En este periodo formó parte de las comisiones legislativas de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios y de la de Hacienda y Crédito Público.

Tras concluir su labor legislativa, en 2005, ganó la elección a presidente municipal de Reynosa, cargo que había buscado también en 1998, cuando fue precandidato. Durante esta gestión, según su currículum, logró posicionar a la ciudad entre una de las 10 mejores del país para vivir e invertir, además realizó la depuración de 600 agentes de las policías municipal y de tránsito por no aprobar los exámenes de control de confianza.

Casi al término de su gestión, las autoridades de los municipios texanos de McCallen, Mission e Hidalgo le entregaron las llaves de la ciudad como forma de reconocimiento a su labor como alcalde.

En 2008, fue electo diputado en el Congreso de Tamaulipas, donde fungió como coordinador del grupo parlamentario panista. Dos años después, se incorporó a la administración del expresidente Felipe Calderón como director general de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra.

En las elecciones federales de 2012, fue electo como senador de la República, donde presidió la Comisión de Defensa Nacional y de la Reforma Agraria. También fue secretario de la Comisión de Marina e integrante de las comisiones de Energía y de Comunicaciones y Transportes.

En este último cargo —del que se separó en enero pasado—, presentó una serie de iniciativas enfocadas a frenar la diversificación de la delincuencia organizada tales como imponer sanciones más severas a magistrados, jueces y políticos ligados al crimen; penalizar la falsificación y uso indebido de uniformes, y agregar la extorsión en el catálogo de delitos a los que se aplica la extinción de dominio.

Durante su búsqueda por la gubernatura, Cabeza de Vaca fue acusado de presuntos vínculos con el crimen organizado, acusaciones que arreciaron después de que el exdirigente nacional priista Manlio Fabio Beltrones, anunciara la cancelación de tres candidaturas en los municipios de Hidalgo, Mainero y Villagrán, donde los postulantes anunciaron su apoyo al panista. En su defensa, aseguró que los señalamientos eran falsos.

"Soy el único que lo han invitado a Estados Unidos a foros de seguridad, el político en Tamaulipas que es presidente de la Comisión de Defensa Nacional y secretario de la Comisión de Marina en el Senado. Por mí pasaron los ascensos de los rangos militares… Es un absurdo que el Ejército o la Marina hayan permitido que un senador relacionado con el narco haya llegado a un puesto tan importante”, expresó en una entrevista que dio a Expansión, cuatro días antes del proceso electoral del 5 de junio.

Como empresario —iniciado en la década de los 90 tras concluir la universidad— fue fundador de Productos Chamoyadas, S.A de C.V, la cual sigue existiendo, pero en aquella época de los noventa era un sueño de emprendedor.

Su familia también posee otras empresas como Maquinados Industriales de Reynosa S.A de C.V y Desarrolladora Cava S.A de C.V, además son dueños de una firma dedicada la infraestructura que tuvo contratos con el gobierno federal, en el mandato de Felipe Calderón, de acuerdo con fichas del Portal de Obligaciones de Transparencia (POT).

Entre sus clientes estuvieron: Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Nacional de Agua (Conagua), así como Caminos y Puentes Federales (Capufe).

Inseguridad, el foco a atender

Ubicada al noreste de México, Tamaulipas es una de las entidades que ha sido marcada por sus altas cifras en delitos como el homicidio, secuestro y desaparición de personas, lo que ha dejado efectos colaterales para familias y empresarios.

El estado tiene una de las tasas más altas de homicidios dolosos con 533 por cada 100,000 habitantes, además de numerosas denuncias por robo —41,380—, según cifras de 2015 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En el indicador de secuestro, un delito grave del fuero federal, la entidad se colocó como líder a nivel nacional en 2014 y 2015 con 563 y 327 casos, respectivamente. En lo que va de este año se ubica en el segundo lugar con 131 casos. Lo supera el Estado de México con 187 averiguaciones previas.

Otro de los problemas que enfrenta la entidad, gobernada desde hace 84 años por el tricolor, es la desaparición y extravío de personas que, de acuerdo con datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas, tiene 5,560 averiguaciones del fuero común, cuya investigación corresponde a las autoridades estatales.

Para el director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Francisco Rivas Rodríguez, el tema de seguridad debe ser una de las prioridades en la agenda del próximo gobernador.

“Hay un gravísimo problema de violación de derechos humanos y presencia del crimen organizado que se vive cotidianamente”, dijo en junio pasado a Expansión.

Los alcalcances de inseguridad en el estado han sido tales, que en la elección de 2010, el candidato priista Rodolfo Torre Cantú, hermano del actual gobernador, fue asesinado el 28 de junio, a cuatro días de la jornada electoral. La Procuraduría General de la República (PGR) atribuyó el delito dos años después al cártel del Golfo.

Lee: Tamaulipas, la casta de los narcogobernadores (fragmento de libro)

De acuerdo a Óscar Misael Hernández Hernández, investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), Tamaulipas se ha caracterizado por ser cuna del cártel del Golfo y espacio donde se vivió el reclutamiento y auge de los Zetas, lo que provocó más disputas territoriales con otras organizaciones criminales como el cártel de Sinaloa.

“Esto generó no solo problemas entre grupos delictivos sino que causó efectos colaterales a empresarios y familias que no tienen absolutamente nada que ver con ellos”, aseguró el sociólogo en entrevista en junio pasado.

Los otros pendientes

Otro de los temas que enfrentará Cabeza de Vaca en la entidad es la migración, pues su cercanía con Estados Unidos lo convierte en lugar de tránsito de mexicanos y centroamericanos que se dirigen a la costa oeste de la nación vecina.

En ese contexto, han destacado casos como las fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas, en donde se encontraron casi 200 cuerpos y se hallaron restos de 72 migrantes asesinados por Los Zetas en 2010.

En materia económica, el observatorio México ¿Cómo vamos? indicó rezagos de la entidad en materia de crecimiento y generación de empleos, pero con avances en la reducción de la deuda pública.

En el primer trimestre de 2016, Tamaulipas mostró un retroceso de 0.5%, que lo aleja de la meta del 4.5% anual.

La creación de empleos se quedó a la mitad de la estimación con 4,273 plazas de las 9,000 planteadas para el segundo trimestre de este año.

Actualmente, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las obligaciones financieras de la entidad se ubican en 13,740.7 millones de pesos, lo que representa el 2.5% del Producto Interno Estatal 0.4 puntos porcentuales por debajo de la media nacional que es de 2.9%.

Seguridad y desarrollo, sus prioridades

Durante la campaña, el panista aseguró que durante años se preparó para poder asumir la gubernatura de Tamaulipas, que a pesar de ser uno de los estados más ricos y mejor conectados del país en materia comercial, enfrenta problemas de corrupción, inseguridad y falta de desarrollo. Una de sus consignas de campaña fue el que terminaría con el “crimen político organizado”.

Inseguridad

- El procurador de Justicia del estado dejará de ser el compadre del gobernador, para ser propuesto por la sociedad. Se tratará de una persona íntegra, que no se doble y que no se venda.

- Cambiar al secretario de Seguridad Pública por uno que esté certificado por las Fuerzas Armadas, por el gobierno federal y por Estados Unidos.

- Capacitar a los ministerios públicos, y gestionar recursos del Plan Mérida de Estados Unidos para equipo e instrucción de los policías.

- Creación del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.

- Utilizar inteligencia de Estados Unidos para impedir infiltrados del crimen organizado en el gobierno.

- Denunciar de manera formal ante la Procuraduría General de la República (PGR) a funcionarios que tengan relación con el narcotráfico.

Desarrollo

- Atención personalizada con el sector petrolero, maquilador y ganadero, dando incentivos y protección.

- Impulsar el turismo médico.

- Creación de un Consejo Económico que tenga relación con las cámaras de comercio.

- Creación de un Consejo Ciudadano Agropecuario.

- Bajar los programas federales para apoyar a los sectores productivos.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×