PRI y PAN en NL empujan una ley contra los independientes, dicen diputados

La propuesta dificultaría que un candidato independiente compita frente a las fuerzas políticas, acusan legisladores sin partido. Se prevé que el tema se vote el 31 de mayo.
En 2018, Nuevo León tendrá comicios para renovar su Congreso y la totalidad de sus alcaldías.
Elección local en puerta  En 2018, Nuevo León tendrá comicios para renovar su Congreso y la totalidad de sus alcaldías.  (Foto: Cortesía del Congreso de Nuevo León)
Félix Córdova
MONTERREY (Expansión) -

El PRI y el PAN, partidos mayoritarios en el Congreso de Nuevo León, impulsan una reforma a la ley electoral del estado que, a decir de legisladores sin partido y activistas, es contraria a las candidaturas independientes.

Los cambios ya fueron aprobados en primera vuelta —en una votación dividida— y se prevé que sean votados en una segunda vuelta el próximo 31 de mayo. Si salen adelante, representarán la normatividad que regirá los comicios locales de 2018, cuando los habitantes de Nuevo León elegirán diputados y la totalidad de sus alcaldes.

El documento plantea reducir de 3% a 2% el porcentaje mínimo de firmas del electorado que una persona debería reunir para convertirse en candidato independiente a gobernador, y de 2% a 1% el requerido para ser abanderado a una diputación local.

Para diputados contrarios a la reforma e integrantes de organizaciones civiles, estos cambios en realidad son contrarios a los candidatos independientes porque, al facilitar que más personas se postulen por esa vía, se divide el voto por estas opciones y esto permite que ganen terreno las fuerzas políticas, que cuentan con estructura y recursos para promover a sus abanderados.

“Es una ley hecha muy a modo de los partidos tradicionales”, dijo en entrevista Jorge Blanco, uno de los cuatro legisladores sin partido en el Congreso de Nuevo León.

Otros cambios planteados —y que han causado controversia— consisten en establecer que solamente los candidatos de partidos puedan aspirar a una diputación si quedan en el segundo lugar de sus distritos, mas no los independientes, y en que estos últimos cuenten con el mismo financiamiento público que un partido de reciente creación, es decir, mucho menos que el de fuerzas establecidas como el PRI y el PAN.

“Es un dictamen planchado a favor del PRI y del PAN para ir con ventaja en el 2018”, consideró el diputado Samuel García, de Movimiento Ciudadano (MC).

En un comunicado difundido recientemente, la Comisión Ciudadana de Inteligencia Electoral incluso acusó a los partidos de actuar en contra de los principios democráticos establecidos en la Constitución de Nuevo León.

El gobernador, en desacuerdo

Los cambios a la ley electoral estatal son impulsados luego de que, en las últimas elecciones locales, el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, diera la sorpresa al superar a los partidos y convertirse en el primer gobernador sin partido en la historia de México.

Lee: "Le hemos dado vacaciones al PRI y al PAN", dice 'El Bronco' tras victoria

Cuestionado sobre el asunto, Rodríguez Calderón y su gabinete se han manifestado en contra de la reforma e incluso han advertido que buscarán detenerla.

“El tema de la ley electoral es un tema sensible, yo no estoy de acuerdo como ciudadano, tampoco como gobernador… (Los partidos) buscan repartirse el pastel solos”, dijo el gobernador recientemente a medios locales.

En tanto, el secretario de Gobierno, Manuel González, ha adelantado que, a pesar de que el gobierno estatal no puede vetar la normatividad, sí planea impugnarla por medio de una controversia constitucional.

"Estamos abiertos a discuir"

Frente a las críticas, los diputados promotores de la reforma sostienen que ésta tiene fundamento legal e incluso dicen estar dispuestos a discutir ajustes.

“Afirmo que el dictamen que sacamos está apegado a derecho (…) Lo que estamos haciendo en Nuevo León en este dictamen es apertura a discusión, coincidimos en que está apegado a derecho y en que, evidentemente, cumple con los requisitos de constitucionalidad”, dijo Hernán Salinas, diputado del PAN y una de las voces que defendieron el documento durante la aprobación en primera vuelta.

Otros legisladores que hablaron a favor fueron los priistas Héctor García y Marco González. En contra lo hicieron los independientes Karina Barrón, Jorge Blanco, Marco Martínez y Eugenio Montiel; Concepción Landa y Samuel García, de MC; Sergio Arellano, del PT, y Rubén González, de Nueva Alianza.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Para que la reforma quede aprobada en segunda vuelta se necesitan 28 votos, un número que superan el PRI y el PAN, que en bloque suman 31 asientos.

Recomendamos: La bancada independiente en NL, otra señal de la crisis en los partidos

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×