#Crónica: La maestra Delfina Gómez y su tutor de política, López Obrador

Respaldada por el líder de Morena, la candidata a gobernadora del Estado de México creció hasta convertirse en un desafío para Alfredo Del Mazo, el candidato del PRI.
López Obrador acompañó a Delfina Gómez en 16 de los 59 días de campaña para buscar el gobierno del Estado de México, en donde el líder de Morena se refirió a la maestra como su "gemela".
Gemelos  López Obrador acompañó a Delfina Gómez en 16 de los 59 días de campaña para buscar el gobierno del Estado de México, en donde el líder de Morena se refirió a la maestra como su "gemela".  (Foto: Cuartoscuro)
José Roberto Cisneros
EDOMEX (Expansión) -

La Cuarta Avenida está marcada con banderas amarillas. Es domingo 28 de mayo en Nezahualcóyotl, y Delfina Gómez y el presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, encabezan un mitin, por última vez en esta campaña para renovar la gubernatura del Estado de México.

En el camino hacia el templete, las fachadas tapizadas de lonas con el rostro del candidato del PRD, Juan Zepeda, son muestra de que este municipio —clave por los casi 840,000 electores que lo convierten en el segundo con mayor número en la entidad—, es bastión del sol azteca. También recuerdan que, en repetidas ocasiones y con distintos tonos, López Obrador ha pedido a Zepeda declinar por la maestra a favor del “voto útil”, y en todas ellas el antiguo líder unificador de la izquierda ha sido rechazado por el abanderado de su anterior partido.

Esta soleada mañana, Ciudad Neza es escenario de un nuevo llamado a la unidad en torno la maestra Delfina Gómez. Un nuevo intento por fortalecer a la candidatura que disputa el primer lugar de las encuestas al priista Alfredo del Mazo, quien busca retener el poder que su partido ostenta desde hace 88 años.

Entrevista >> Respetaré los resultados de la elección: Delfina Gómez

Lecciones

El mote de ‘maestra’ le viene de sus cerca de 15 años como docente frente a grupo y otros 15 como directiva escolar. Pese a todas las lecciones que ha dado, y a que ya ganó una campaña por la Presidencia Municipal de Texcoco y una diputación federal, a sus 54 años todavía le queda mucho por aprender de las lecciones de la política. Quizá por ello, López Obrador —uno de los políticos más experimentados del país— se sumó a su campaña como tutor, ariete y apoyo.

Fue el refuerzo de una candidatura que requería proyección, pues previo a la campaña, Delfina contaba con un nivel de conocimiento en las encuestas menor a 15%, frente a Del Mazo que era conocido por casi 60% y quien arrancó presumiendo experiencia y prometiendo ir "duro y con todo" contra la inseguridad.

Pronto, la presencia del aspirante presidencial atrajo reflectores al Edomex, y el priista, incluso, propuso a la candidata de Morena que López Obrador no fuera a sus actos de campaña, y a cambio él se comprometía a que ni los secretarios de Estado ni el dirigente del tricolor, Enrique Ochoa ni el presidente Enrique Peña Nieto, acudieran a sus mítines. Esto no ocurrió —en ninguno de los bandos— y en 59 días de campaña, el dirigente nacional de Morena arropó a la candidata durante 16 jornadas, de acuerdo con la agenda del dirigente partidista.

La maestra ya aprendió a activar los resortes de sus seguidores. “Si ellos no tienen un líder así, es problema de ellos. Me gustaría ver que a Alfredo del Mazo lo acompañara Enrique Peña Nieto, a ver cómo le va. O me gustaría ver que a Vázquez Mota la acompañara Fox o Calderón, no sé cómo le iría”, dice durante sus mítines entre gritos de “¡Fuera Peña!”, de sus seguidores.

López Obrador se muestra orgulloso de su pupila, a quien califica como su “gemela”. “Tenemos la dicha enorme, es como una bendición que sea nuestra candidata en el Estado de México la maestra Delfina, es lo mejor que nos pudo pasar”, la celebra López Obrador, frente a la multitud.

La maestra Delfina disputa el primer lugar al candidato del PRI acercándose en las encuestas públicas más recientes, las mismas que hace unos meses la ponían con la mitad de la intención de voto. “Vamos en las encuestas súper requete bien”, expresó con entusiasmo la maestra, durante el primer debate oficial.

Delfina Gómez presumió su desempeño en las encuestas, acuñando su ya famosa frase "vamos súper requete bien".
Posicionamiento  Delfina Gómez presumió su desempeño en las encuestas, acuñando su ya famosa frase "vamos súper requete bien".  (Foto: Especial)

La última vez que los mexiquenses fueron a las urnas —en 2015—, Morena obtuvo poco más de 10% de los votos, con lo que fue superado por las preferencias registradas para PRI (32%), PAN (16%) y PRD (13%). Tres años después, Morena está cerca de obtener su primera gubernatura desde que fue creado como partido, en 2014.

Lee: ¿Cuáles son las propuestas para conquistar votos en #Edomex?

Campaña con aroma a 2018

López Obrador, rodeado en el templete por sus más cercanos colaboradores, enumera promesas, algunas de las cuales esboza en su libro 2018. La salida. Adelanta que, si Morena gana la elección, las juntas para tocar el tema de seguridad serán a las seis de la mañana. Como él las hacía cuando gobernó la Ciudad de México.

La propuesta la hace en este acto de campaña de Delfina en Neza. La batuta la lleva él, aunque evita opacarla... o al menos lo intenta: el discurso de la maestra dura casi 25 minutos; el de López Obrador, cerca de 40. Su presencia invade el Centro Regional de Cultura de Nezahualcóyotl, hasta donde han llegado cientos de sus seguidores.

“Traía yo la intención de no hablar mucho. Ya termino”, dice ante los asistentes, pero aún hablará por 20 minutos más.

Los posicionamientos políticos no dejan mucho espacio para detallar las propuestas de "Ritmo", "Ssano", "Limpio" o "Tuiit", los programas de la campaña de Gómez en las materias de movilidad, salud, medio ambiente y educación.

Recomendamos >> Lo bueno, lo malo y lo feo en seguridad de los candidatos del #Edomex

La ruta de la campaña lleva a la profesora, ya sin López Obrador, a Ecatepec —el municipio con más de 1 millón 200,000 electores—, donde se muestra más suelta y familiar. Se da tiempo para relatar cómo el maestro Félix, uno de los asistentes al mitin en este municipio, la ayudó a escalar en la carrera docente cuando le pidió apoyo.

“Cuando regresé a su oficina, me dijo algo que no se me va a olvidar: ‘Ya leí todo tu currículum, y te voy a decir una cosa: te voy a apoyar porque al momento en que lo analicé me hice la pregunta, ¿y esta mujer dónde está su vida personal?, si nada más tiene puros cursos, talleres, diplomados, maestrías… puro estudio. Me dijo, ‘oye hija, ¿y tu vida personal? Le dije: ¿sabe qué, maestro?, mi vida personal y mi amor es por el conocimiento y la actualización”, comenta Delfina Gómez, quien tiene dos maestrías en su trayectoria académica.

Interactivo >> Elige a tu candidato sólo por sus propuestas

Simpatizantes se acercan a la candidata para exponerle sus problemáticas, estrechar su mano, pedirle 'selfies' y hasta autógrafos.
Delfinomanía  Simpatizantes se acercan a la candidata para exponerle sus problemáticas, estrechar su mano, pedirle 'selfies' y hasta autógrafos.  (Foto: Cuartoscuro)

El examen

A una hora de distancia, Delfina Gómez tiene una cita más con sus simpatizantes en Valle de Chalco-Solidaridad. Pero si trasladarse entre municipios no es sencillo, ni hacerlo dos o tres veces al día para asistir a los compromisos de esta campaña, lo que la maestra admite que es más difícil es hacer frente a los ataques de parte de sus contendientes. “De momento sí te mueven”, comentó a Expansión.

La candidata ha sido señalada de que, durante su gestión como presidenta municipal de Texcoco, a los trabajadores de la alcaldía les descontaba un diezmo para financiar proyectos políticos. En su momento, Gómez aclaró que dichas deducciones era legales y voluntarias, se deslindó de cualquier acto de corrupción o enriquecimiento indebido.

A la par que Delfina Gómez creció en las preferencias electorales, crecieron los señalamientos de haber retenido pensiones alimenticias durante su gestión en la alcaldía, de otorgarse una liquidación por 440,000 pesos al concluir su periodo edilicio y de presuntamente haber favorecido con contratos, a familiares del alcalde de Texcoco, Higinio Martínez, quien es su "padrino político". La candidata asegura que la intención es afectar su posición de puntera en la competencia junto con Alfredo Del Mazo. En esta campaña, la profesora ha tenido que aprender otra lección de política: desarrollar una ‘piel’ gruesa.

“Todavía le siguen pegando a la maestra Delfina, pues desde aquí les digo: síganle; ya me acostumbré. Al principio me daba un poquito de coraje, pero ahora los entiendo porque nunca imaginaron que una mujer, hija de un albañil y de una ama de casa, una maestra (pudiera llegar aquí). Ahorita les estamos demostrando que no importa que seamos de abajo, que seamos hijos de gente humilde, si tenemos el corazón y el deseo de servir a nuestra gente, claro que lo podemos hacer”, dice frente al Palacio Municipal de Chalco, ante la inminente lluvia.


Habitantes de origen indígena entregaron un 'bastón de servicio' a Delfina Gómez durante un mitin en Valle de Chalco.
Pueblo  Habitantes de origen indígena entregaron un 'bastón de servicio' a Delfina Gómez durante un mitin en Valle de Chalco.  (Foto: Cuartoscuro)
¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Tras las campañas, las encuestas, lidiar con los escándalos... la maestra Delfina Gómez debe pasar la prueba final y no hay extraordinarios: la elección del próximo domingo.

Lee: Morena y PRD perfilan alianza, pero sólo para cuidar el voto

×