López Obrador y Carlos Slim, ¿se acabó el amor?

El aspirante presidencial acusa a un medio del multimillonario de orquestar una campaña en su contra.
 El aspirante presidencial mostró su descontento con un medio propiedad del magnate.
AMLO - Slim   El aspirante presidencial mostró su descontento con un medio propiedad del magnate.  (Foto: Cuartoscuro, Óscar Obregón)
Armando Talamantes
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

No una, sino dos veces. Andrés Manuel López Obrador mencionó en dos ocasiones por su nombre a Carlos Slim y acusó a UnoTV, el medio de comunicación del hombre más rico de México, de estar detrás de una campaña para desprestigiar a su partido político, Morena.

“En los últimos dos meses, sobre todo durante la campaña del Estado de México y unos días antes de las elecciones, fuimos blanco de ese medio de Carlos Slim”, dijo el viernes pasado López Obrador en una conferencia de prensa ofrecida en la Ciudad de México para hablar del proceso electoral en la entidad.

El líder de Morena hablaba sobre los medios que, según afirmó, “están sometidos a fuertes presiones” y entonces soltó: “Ese medio, el del telefonito, que llegan los mensajes a fuerza (...) UnoTV de Slim (...) Mandan notitas creo de 30, 40, 130, 140 caracteres”.

UnoTV es un portal de noticias dirigido por Arturo Elías Ayub, yerno de Slim, y forma parte del conglomerado de la familia; muchas de sus informaciones se transmiten a través de la red de Telcel, el operador móvil más grande del país.

"La información que envía UnoTV a los suscriptores se basa en hechos concretos sobre lo más importante ocurrido cada día, sin editorializar, ni emitir opiniones de ninguna naturaleza, ya que nuestro objetivo es informar a la gente de manera imparcial, objetiva e innovadora", dijo la empresa en un correo electrónico enviado a Expansión.

El político tabasqueño se quejaba en la conferencia de la elección en el Estado de México, donde su candidata Delfina Gómez quedó en segundo lugar frente al priista Alfredo del Mazo, aunque Morena ha dicho que no reconoce los resultados y anunció un proceso de impugnación y revisión voto por voto.

“En los últimos dos meses, toda la información sobre nosotros ha sido en contra, toda”, lamentó López Obrador, y luego criticó expresamente a UnoTV, el medio propiedad de Carlos Slim.

Unos días antes de la elección, UnoTV publicó que el jefe de la policía de Texcoco protegía a ladrones de gasolina cuando Delfina Gómez era presidenta municipal.

El artículo dio pie a que el líder del PRI, Enrique Ochoa, acusara abiertamente a la candidata de Morena de tener nexos con los huachicoleros que roban combustible.

“Nosotros somos respetuosos de la libertad de expresión, pero no se vale tanta saña y tanto oficialismo”, dijo López Obrador en una inusual crítica hacia Slim, quien durante años fue uno de sus mayores aliados y con quien mantuvo una cercana relación cuando gobernó el Distrito Federal.

A principios de la década del 2000, López Obrador y Slim Helú hicieron una exitosa mancuerna para el rescate del Centro Histórico. Slim compró propiedades y las inversiones públicas subieron la plusvalía de la zona, López Obrador presumía de tener de su lado al empresario más importante de México.

La prensa consideraba la cercanía de AMLO y Slim como una ganancia recíproca y, aunque nunca lo apoyó abiertamente, se interpretaba que el multimillonario apostaba por la victoria de López Obrador en las presidenciales de 2006 y 2012 (en ambas perdió, primero frente al panista Felipe Calderón, y luego frente al priista Enrique Peña Nieto).

Los discursos recurrentes de López Obrador donde hace referencia a la “mafia en el poder” continuamente critican a banqueros y otros empresarios, pero siempre ha dejado fuera de sus reproches a Slim y su familia. En una entrevista con Expansión en 2006, López Obrador calificó a Carlos Slim como “un gran empresario”.

En sus dos carreras presidenciales previas, López Obrador mantuvo una confrontación directa con la cúpula del sector privado, mientras que los líderes empresariales lanzaron campañas advirtiendo que el tabasqueño representaba un “peligro para México”.

Rumbo a las presidenciales del 2018, la estrategia es acercarse a los empresarios, escuchar sus opiniones y que López Obrador no sea un antagonista del sector privado, según dijo recientemente en entrevista con Expansión Ricardo Monreal, uno de los principales estrategas de Morena.

El equipo de Morena ha dicho que el aspirante presidencial tiene un grupo de empresarios que lo asesoran, entre quienes figuran el regiomontano Alfonso Romo; Marcos Fastlicht Sackler (suegro del presidente de Televisa, Emilio Azcárraga) y Miguel Torruco Marqués (consuegro de Carlos Slim Helú).

No es la primera vez que alguien reprocha a Slim de orquestar una campaña informativa en su contra y querer influir en las elecciones. Apenas el año pasado, el entonces candidato republicano Donald Trump acusó a Slim de influir en la cobertura del diario New York Times.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

“El accionista más grande del Times es Carlos Slim y, como saben, Carlos Slim es de México; él ha dado muchos millones de dólares a los Clinton y a su fundación. Los reporteros del New York Times no son periodistas, son lobbistas corporativos que trabajan para Carlos Slim y para Hillary Clinton”, dijo Trump en octubre pasado.

Carlos Slim negó las acusaciones de instrumentar una guerra informativa para favorecer a Clinton y perjudicar a Trump, y antes de la toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, ambos cenaron juntos en Mar-a-Lago en un gesto de reconciliación.

Ahora ve
Las FARC entregan a la ONU las últimas armas que tenían en su poder
No te pierdas
×