Tecnología móvil lucha contra el acoso sexual y da voz a las víctimas

Con la nueva tecnología las víctimas de acoso en las calles y los testigos pueden denunciar, hablar de sus experiencias y publicar fotos
aback acoso sexual aplicacion
hollaback acoso sexual aplicacion  aback acoso sexual aplicacion  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Cassie Spodak
Autor: Cassie Spodak
(Reuters) -

A estas alturas, todo el mundo sabe que la tecnología móvil ha transformado la forma como compartimos información.

Ahora, una red digital llamada Hollaback! está utilizando la última tecnología para cambiar la forma de reaccionar de las victimas y testigos de acoso sexual.

Hollaback!, fue lanzado como una aplicación y una página web donde las víctimas de abuso sexual pueden denunciar incidentes y también planean lanzar una nueva aplicación en marzo de 2012 que permita a los testigos informar también los casos de acoso sexual.

La nueva red se llamará I've Got Your Back, y el grupo actualmente esta recaudando dinero para el proyecto a través del sitio para financiamiento colectivo IndieGoGo.

Planean lanzar aplicaciones para Android y para iPhone, así como un mapa en línea donde se agreguen las denuncias de los testigos de acoso.

La campaña fue motivada por el deseo de "hacer el mapa de algo feliz", dijo Emily May, cofundadora y directora ejecutiva de Hollaback!

"¿Qué hay de 'feliz' en el mundo del acoso en la calle? ¿Qué tal cuando la gente interviene?", May dijo a CNN.

Los esfuerzos anteriores del sitio se habían centrado en conseguir que las víctimas de abuso sexual informaran los delitos a través de internet.

El grupo comenzó en 2005 como un blog dirigido por un grupo de amigos viviendo en Nueva York. Cada miembro había tenido contacto con el comportamiento en las calles de la ciudad que los hicieron sentir como víctimas, y el informar sobre los acosos a la policía, no parecía ser de gran ayuda, dijeron.

El blog fue relanzado como la plataforma global Hollaback.org en septiembre de 2010 y las aplicaciones para smartphone hicieron su debut en noviembre. Al permitir que las victimas de acoso en las calles compartieran sus experiencias y enviaran fotografías, la campaña rápidamente llamó la atención a nivel internacional. Ahora Hollaback! tiene blogs en 24 ciudades en todo el mundo y en agosto lanzarán 30 más.

El objetivo del sitio no es perseguir a los delincuentes.

"No somos partidarios del alarmismo. Queremos abordar el problema de frente, pero como una forma de empoderamiento", dijo Oraia Reid, cofundadora del sitio.

La página principal del sitio muestra un mapa del mundo donde se ven los diferentes lugares donde las personas han sufrido acoso. Los visitantes del sitio pueden leer las experiencias de las victimas en cualquier lugar, desde Nueva York hasta Nigeria o China.

Las fundadoras ven el sistema de mapeo como una manera efectiva no sólo para llegar a los ciudadanos comunes, sino también a los legisladores que pueden no estar al tanto del acoso en sus comunidades. También ayuda a que las victimas de acoso en las calles puedan darse cuenta que “la experiencia de sufrir acoso en las calles es universal”, dijo May.

"Estamos haciendo un cambio de la misma manera como siempre se ha hecho, contando historias", explicó. "Simplemente ahora tenemos más herramientas para contar las nuestras".

May dijo a CNN que la tecnología móvil ha permitido al sitio acceder a la comunidad mundial de activistas. “Poder contar estas historias y visualizarlas de diferentes maneras ha servido como un catalizador”.

Muchos de estos activistas son jóvenes buscando una manera de ser escuchados. May dijo que el 74% de los usuarios tienen 29 años o menos. El 44% se identifican como gays, lesbianas o transexuales y el 26% se identifican como minorías raciales, dijo.

La historia de Nicola Brigg ilustra el poder que la tecnología tiene para llamar la atención sobre cuestiones como el acoso sexual. Briggs se convirtió en una sensación en YouTube cuando un video de ella enfrentando a un depredador sexual en el metro se volvió viral.

En septiembre pasado, durante las horas pico en el metro del centro de Manhattan, Biggs sintió una presión en la espalda. Cuando intentó alejarse todavía la sentía. Cuando se dio la vuelta, dice que se dio cuenta que un hombre detrás de ella había estado presionando su genitales desnudos en su espalda.

Existen alrededor de 600 denuncias por ofensas sexuales en el metro de Nueva York al año, de acuerdo con el departamento de policía de Nueva York.

James P. Hall, jefe del departamento de tránsito de la policía de Nueva York, dijo que probablemente muchos de estos delitos no sean informados. El acoso sexual es la preocupación número uno en la calidad de vida en el metro de la ciudad, dijo.

Briggs, con 1.52 metros y entrenamiento de 17 años en defensa personal, dijo que no se tardó en reaccionar.

“Se lo anuncié a todo el tren”, mencionó. “Él tenía pantalones especiales sin zipper. Todo mundo en el vagón dejó de hablar y entonces las mujeres comenzaron a gritar. Los hombres comenzaron a gritar”.

Briggs le dijo a los hombres en el vagón que cuidaran las puertas y le siguió gritando al hombre hasta que llegaron los policías de tránsito y lo esposaron. Ella dijo a CNN que un hombre amenazó con golpear en la cara al agresor si intentaba escapar.

El hombre que acosó a Briggs fue condenado a cuatro meses de cárcel. Un inmigrante ilegal quien fue deportado a México en febrero, de acuerdo a las autoridades.

En el caso de Briggs, el papel de los presentes fue esencial, dijo.

“Cuando alguien necesita ayuda, debes dar un paso adelante y dejar de lado tus propias necesidades”, dijo a CNN.

Hollaback! contactó a Briggs después de que el video se hizo público y ahora publica regularmente en el sitio sobre sus experiencias y sentimientos sobre el acoso en las calles.

"Tienes que estar dispuesto a llamar a tus reservas y decir '¿Alguien puede ayudarme?' Esto no me debería estar pasando, ni a nadie más", dijo Briggs. "Desaparecerá. Sólo cuando sientes vergüenza es cuando él gana. Si él te calló en ese momento, él te callará después".

Pero Briggs ve a Hollaback! como una manera de romper con el silencio.

"Con Hollaback! ves que lo que dices puede darle completamente la vuelta".

Ahora ve