Se acerca la muerte del cargador como lo conocemos

En este año veremos cómo el cargador inalámbrico será adoptado como estándar en la industria celular, advierten analistas
cargador móvil cables
cargador móvil cables  cargador móvil cables
Autor: Gabriela Chávez | Otra fuente: CNNMéxico

Un cable y un conector se han convertido en un par de accesorios vitales para todo aquel que posee un teléfono inteligente, para algunos, incluso es más probable olvidar las llaves o la cartera en casa, pero no el kit que mantendrá viva la batería de su smartphone el resto del día; sin embargo, a partir de 2015 ya no será necesario considerar al cargador como un accesorio esencial.

Tres asociaciones estadounidenses con más de 100 firmas tecnológicas detrás de ellas, Wireless Power Consortium (WPC), Power Matter Alliance (PMA) y Alliance 4 Wireless Power (A4WP) han empujado por años para que la industria adopte la carga inalámbrica como un estándar, lo cual se logrará este año, según datos de los consorcios PMA y A4WP, que en 2015 unieron fuerzas para empujar aún más la tendencia.

“Uniremos fuerzas para ofrecer mejores funciones y sistemas para la carga inalámbrica en diferentes equipos. Esto significa que pronto en restaurantes, aeropuertos, espacios públicos, autos y sitios privados los consumidores quedarán libres de tener consigo sus cargadores”, argumentaron las asociaciones en un comunicado lanzado el 17 de febrero de 2015.

Con la llegada de la carga inalámbrica como un estándar para las tecnológicas del mundo, no sólo se verán afectadas las ventas de los cables cargadores, conectores y pilas externas, pues la adopción de esta tecnología requiere que fabricantes de electrónicos como Samsung, Sony, LG, Apple y otras, incorporen cambios en sus equipos para que puedan adaptarse a este tipo de recarga de forma ágil y sin accesorios auxiliares.

Lee: Siete funciones de los 'smartphones' que definirán el futuro

Si bien los comercios, aeropuertos y restaurantes ya se habían hecho a la idea de ofrecer enchufes o pilas portátiles a los usuarios para recargar los gadgets, ahora deberán equiparse de paneles o “pads” para recargar éstos de forma inalámbrica. Algunas de las cadenas que ya trabajan en la instalación de nueva infraestructura para carga inalámbrica son McDonald's y Starbucks, según datos de las asociaciones PMA y A4WP.

Otra pista de que los cables están de salida es el incremento en el volúmen de ventas de componentes para transmitir energía de modo inalámbrico. En 2013 el mercado tenía un valor total de 216 millones de dólares y estima que para 2018 valga 8,500 millones de dólares, de acuerdo con un estudio de IHS.

Se espera que uno de los primeros gadgets de adopción masiva en probar la carga inalámbrica integrada desde fábrica sea Samsung, en sus próximos modelos de Galaxy.

“2015 será un año decisivo para el crecimiento en la adopción de carga inalámbrica como un estándar de la industria, con equipos y con estaciones de carga que, poco a poco, comenzarán a aparecer en espacios públicos. Samsung acelerará para democratizar esta adopción en smartphones. Con nuestros siguiente Galaxy, los usuarios podrán entrar a este nuevo modo de carga”, escribió el ingeniero principal de la división de Samsung Electronics, Seho Park en el blog corporativo de la empresa a mediados de febrero.

Intel mostró en su conferencia de desarrolladores en San Francisco en 2014, una tabla cuadrada que integra tecnología para cargar cualquier tipo de gadgets sin cables. En su momento la firma dijo a Grupo Expansión que este dispositivo podría llegar al mercado a finales de 2015.

Las manzanas piensan distinto

Mientras la industria, desde los superconductores hasta las fabricantes de smartphones, se ciñeron a alguna de las dos asociaciones en pro de la carga inalámbrica desde 2012, Apple, decidió jugar en solitario.

El 19 de septiembre de 2013, bajo la aplicación 20130241308, Apple presentó una solicitud de patente ante la Oficina de Patentes de Estados Unidos para carga inalámbrica usando resonancia magnética por proximidad; en el diagrama se muestra su propia idea de carga inalámbrica.

Con esto, Apple, se despegó del estándar de la industria con un producto distinto. Una tendencia común para la firma de la manzana, pues pese a que la mayor parte de las marcas de smartphones utilizan entradas miniUSB, la manzana ha evolucionado los puertos de carga de sus dispositivos con tecnología propietaria.

Aún no se sabe si Apple lanzará su propia versión de carga inalámbrica; sin embargo, para el experto en desarrollo de nuevas formas de energía y CEO de la israelí Storedot, Doron Myersdorf, la posibilidad de que Apple adopte un estándar de carga distinto al resto de la industria no es raro y es muy posible.

Inalámbrico vs. turbo

Mientras la industria instala todo lo necesario para que los aparatos electrónicos se carguen sin necesidad de cables, en el número 16 de la calle Menachem Begin, casi en el centro de Tel Aviv, Israel; el emprendedor Doron Myersdorf dirige Storedot, una startup enfocada a desarrollar la nueva generación de baterías basadas en incrementar la capacidad de almacenamiento energético en los electrodos usando nanotecnología.

Al tener mayor almacenamiento de energía en la pila, permite recargar un gadget en minutos en lugar de horas, lo que según Myersdorf, los pone por delante de la adopción inalámbrica y, dependiendo de los usuarios, su tecnología podría rebasar al estándar sin cables.

Lee: Un gadget promete cargar tu teléfono en segundos

“Lo inalámbrico tendrá buena adopción pero aún tomará entre una o dos horas lograr la carga completa del aparato; nosotros fuimos un paso más allá y proponemos cargar más rápido: un minuto o menos para cargar la batería completa. Esto eliminaría la necesidad de la carga inalámbrica y daría batería casi ilimitada”, dijo el ingeniero israelí.

Aunque ellos cuentan con una tecnología más avanzada que el resto de la industria, Myersdorf, dijo que no buscan acercamientos con las organizaciones de nuevos estándares de energía, pues primero se debe adoptar esta tecnología por unos cuantos, madurar y después volverse masiva.

“Nuestra tecnología es diferente, más novedosa y sería muy riesgoso combinar la carga rápida y la inalámbrica aunque en un futuro pensamos que esto puede ser viable, tener lo mejor de ambos mundos, rapidez y sin cables”, dijo en entrevista.

Adelantó que por el momento están en pláticas con 15 fabricantes de smartphones para introducir su tecnología desde fabricación en los equipos y no como un accesorio o servicio postventa.

“Para junio tendremos una lista preliminar de cinco fabricantes y finalmente saldremos al mercado sólo con uno o tres máximo. Esperamos que salga al mercado en la segunda mitad de 2016 y será masivo”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Otras firmas que a la fecha experimentan con nuevas formas de carga son la startup de Boston, Solid Energy Systems y la californiana Amprius.

Hacia los próximos cinco años se advierte que, los estándares tanto inalámbricos como de cargas turbo serán adoptados de forma masiva, pues aunque es probable que exista más de una forma masiva de mantener la pila de los gadgets, la dependencia de este tipo de equipos no se reducirá.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×