¿Por qué importan los metadatos a los mexicanos?

La SCJN desechó el amparo impuesto por R3D sobre los artículos de la Ley Federal de Telecom que involucran el resguardo de información de los suscriptores.
Los operadores de telecomunicaciones en México deben resguardar cierta información de sus usuarios por un periodo de dos años de acuerdo con la ley.
Metadatos  Los operadores de telecomunicaciones en México deben resguardar cierta información de sus usuarios por un periodo de dos años de acuerdo con la ley.  (Foto: iStock by Getty Images)
Por: LEONARDO PERALTA
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Esta semana, la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que los artículos 189 y 190 de la Ley Federal de Telecomunicaciones no violan la Constitución, especialmente en la obligación que ambos imponen a los operadores de telecomunicaciones sobre la retención por hasta dos años de una variedad de metadatos relacionados con las comunicaciones sostenidas por los usuarios mexicanos.

En septiembre de 2014 la Red por los Derechos Digitales (R3D) presentó un amparo contra estos artículos por considerar que violan la Constitución al exigir este almacenamiento. En febrero de 2015 uno de los dos juzgados especializados en telecomunicaciones del país rechazó el recurso, por lo que R3D solicitó la revisión de esta decisión y la SCJN finalmente desechó este amparo.

Estos artículos incluyen la obligación para que los operadores retengan los metadatos de los suscriptores de telecomunicaciones, que tan sólo en telecomunicaciones móviles estamos hablando de más de 107 millones de usuarios en México.

Pero, ¿qué son los metadatos?, ¿por qué están en el centro de la disputa? Bruce Schneier, uno de los expertos más reconocidos en cifrado de datos y miembro de la mesa directiva de la Electronic Frontier Foundation y del Berkman Center for Internet and Society en la Universidad de Harvard dijo a Expansión que los estos son el resultado de nuestra vida digital, “cada que usamos un dispositivo digital o algún servicio que requiera del uso de uno como una caja registradora deja una huella de datos que nos involucran: con quién nos mensajeamos, cuánto pagamos por el desayuno, a qué hora entramos en un edificio”.

El problema, según el experto, es que el resguardo y análisis de los metadatos, como lo establece la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones, abriría la puerta a un nivel de vigilancia jamás visto, “gracias a la llegada de las poderosas técnicas de análisis de grandes cantidades de información que conocemos como Big Data permiten a las autoridades conocer, a partir del análisis de los metadatos, no sólo nuestros movimientos, comunicaciones y hábitos de vida, también pueden predecir nuestros patrones de conducta y de comunicación”.

Como ejemplo, Schneier pone el seguimiento de una persona vía los metadatos, “un organismo de seguridad puede identificar, sólo por el análisis de metadatos, si una persona está usando dos celulares de manera alternada o si está usando teléfonos desechables, siguiendo los patrones de apagado y encendido de los mismos”.

Pero los gobiernos no son los únicos interesados en el análisis de estos, “se ha creado una industria de análisis de metadatos con fines comerciales; empresas como Google tienen enormes cantidades de información referente a la vida personal de cientos de millones de personas” señaló el experto, quien también es director de tecnología en la empresa de seguridad informática Resilient Systems.

El problema, agregó, es que virtualmente todos los gobiernos del mundo están interesados en crear sistemas de vigilancia masiva de sus ciudadanos, “algunos tienen argumentos relacionados con la defensa contra el terrorismo, otros contra delitos de odio, cuando hasta ahora la evidencia muestra que la efectividad de esta recolección masiva de metadatos es cuando mucho, magra”.

Lee: Cinco apps para blindar tus mensajes

Sobre la solución ante una situación así, Bruce Schneier señala que lo primero es entender que tener seguridad y privacidad digital no es un juego de suma cero donde lo que se gane en privacidad se pierda en seguridad. Además señaló que es preciso establecer una mayor transparencia en el uso y almacenamiento de metadatos, “quién analiza qué tipo de información y para qué propósito”. Por ello señaló que la acción de la sociedad será la herramienta más eficaz en el combate a los intentos de crear sistemas masivos de vigilancia, “la gente debe exigir su derecho a la privacidad digital”, concluyó.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×