Lograr que los estadios 'hablen', el nuevo negocio de Bose

La firma tecnológica abasteció de 883 bocinas al Estadio BBVA Bancomer de los Rayados de Monterrey, reconocido como uno de los inmuebles más futuristas de México
Altavoces Bose  Así se ubica el sistema de sonido en el estadio BBVA Bancomer de los Rayados de Monterrey  (Foto: Cortesía.)
Mauricio Hernández
MONTERREY (Expansión) -

Ponerle voz a los estadios de fútbol es un nuevo reto que la compañía tecnológica Bose se ha planteado para su negocio de audio este año. Tal es el caso del recién inaugurado Estadio BBVA Bancomer de los Rayados de Monterrey –en agosto de 2015–, en el cual la firma abasteció de más de dos millones de dólares en equipo tecnológico para proveer de sonido a la estructura de 5.8 hectáreas de terreno.

Entre amplificadores, bocinas y sistemas especializados, la compañía asegura que este trabajo fue uno de los más ambiciosos en los que ha participado en el país.

Oriol Galofré, director de Bose Professional Systems para América Latina, platicó con Expansión sobre este proyecto. Detalló cómo esta compañía pretende ampliar sus servicios de audio en espacios y estructuras como cadenas hoteleras o estadios, y así aprovechar un área de oportunidad que para muchos, no es necesaria.

¿Solo para escuchar el marcador?, entonces ¿para qué gastar millones en el sonido de un estadio de fútbol?

La integración de equipo que hizo Bose en el estadio de Monterrey consistió en abastecer con más de 883 altavoces a toda la estructura. Sus accesos, pasillos, restaurantes, palcos, sala de prensa, vestidores, tribuna y sus casi 54,000 lugares para aficionados, son dominados por la tecnología de esta compañía.

“Nuestra idea es integrar el sonido de una manera especial. Sé que muchos piensan en por qué invertir en este tipo de detalles, yo les digo que es como comprarse un Mercedes Benz y no invertir en llantas, todo tiene que ir acorde”, dijo Galofré.

Para acondicionar de sonido a esta estructura, con un valor de 200 millones de dólares, Bose participó en una licitación con otras firmas. Una vez tomada la decisión por parte del Club Monterrey, las especificaciones fueron claras. “Queremos un equipo de primera, que se escuche como un estadio de primer mundo”.

Bose señaló que la directiva del club tuvo muy claro el propósito del estadio, disfrutar del fútbol.

Para esto distribuyó audio para 68 zonas del estadio, 14 de las cuales tienen control de volumen y selección de fuente independiente (pasillos, restaurantes, suites, vestuarios, sala de prensa, entre otras). Así también un sistema para las gradas, compuesto por 14 clusters de altavoces (104 cajas acústicas alrededor de la cancha a 55 metros de altura colgadas de la estructura de acero).

Este sistema de audio es gestionado desde un centro de control a través de la aplicación ControlSpace, en la que se visualiza el diseño, distribución y conexión de los elementos y Modeler, un software de análisis predictivo que sirve para determinar la configuración y ubicación de los sistemas de altavoces a partir de planos.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Algunos de los estadios más nuevos en el mundo usan la misma tecnología, por ejemplo el Estadio Nacional de Brasilia, en Brasil o el Matmut-Atlantique en Burdeos, ubicado en Francia.

Galofré asegura que este negocio es interesante para Bose aunque no es “su pan de cada día”. Tan solo el año pasado acondicionar audio en este tipo de estructuras representó 15% del total de sus ingresos. “Queremos fortalecer esta área del negocio pero no queremos dejar de tener enfoque. Es un proceso largo, definitivamente sí nos gustaría tener todos los estadios de México, vamos por ello”.

Ahora ve
Robert Mugabe presenta su dimisión como presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×