Robots humanoides reciben a los pacientes en dos hospitales belgas

El robot, de 1.40 metros de alto, es capaz de reconocer la voz humana y determinar si su interlocutor es un hombre, una mujer o un niño, y puede acompañar a los visitantes que lo requieran.
Bienvenido  Un recepcionista que no se cansa.  (Foto: Reuters)
LIEJA, Bélgica (Reuters) -

Su dicción es todavía un poco entrecortada y sus gestos ligeramente dubitativos, pero el robot humanoide Pepper, con su pantalla en el pecho, está listo para acoger a los pacientes y visitantes de dos hospitales belgas.

Pepper es el primer robot del mundo en trabajar como recepcionista en un ámbito hospitalario, explicaron el lunes durante su presentación los responsables del hospital regional La Citadelle de Lieja (sureste).

El robot, de 1.40 metros de alto, cara redonda y dotado de ruedas escondidas bajo su carcasa blanca, es capaz de reconocer la voz humana en unas 20 lenguas y determinar si su interlocutor es un hombre, una mujer o un niño, explicó Raphaël Tassart, portavoz de la compañía belga Zora Bots, que desarrolló los programas instalados en su cerebro electrónico.

El precio de ‘Pepper’ es de unos 30,000 euros.
Costo  El precio de ‘Pepper’ es de unos 30,000 euros.  (Foto: Reuters)

En Lieja, Pepper, cuyo precio de venta es de unos 30,000 euros (más de 600,000 pesos), continuará por el momento confinado en la recepción, pero en el hospital de Ostende (noroeste) podrá acompañar a los visitantes que lo deseen hasta la entrada de los diferentes servicios, según Tassart.

Robots de la generación de Pepper ya han sido probados en comercios japoneses y en algunas grandes superficies francesas, generalmente con una función comercial. "Pero es la primera vez que se utilizarán en la recepción", señaló el portavoz.

Animated GIFs - Find & Share on GIPHY
¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Otros robots más pequeños (57 centímetros) desarrollados por la misma compañía, ya se encuentran en funcionamiento en unos 300 hospitales, centros de jubilados o de cuidados en todo el mundo.

En Lieja y Ostende, estos robots, denominados Nao, se utilizan como apoyo en los servicios pediátricos y geriátricos.

Ahora ve
La muerte de cientos de peces hace sonar las alarmas en Paraguay
No te pierdas
×