El regulador antimonopolio de la Unión Europea amplia acusaciones contra Google

La empresa tendrá ocho semanas para responder a la Comisión Europea sobre las acusaciones sobre el presunto abuso de su dominio para posicionar sus propios servicios de búsqueda y publicidad.
Comisaria de Competencia de la CE  Margrethe Vestager indicó en conferencia de prensa que el comportamiento de Google limita los resultados de búsqueda de los consumidores.  (Foto: Reuters)
BÉLGICA (EFE) -

El regulador Antimonopolios de la Unión Europea presentó nuevos cargos en contra de Google de Alphabeth Inc por evitar que sus rivales compitan contra su compañía en el mercado de la publicidad en los motores de búsqueda.

Asimismo, amplió sus acusaciones en contra del buscador por el presunto abuso de su posición de dominio para favorecer sus propios servicios de compras frente a los de sus competidores.

En un documento enviado a la compañía se da cuenta de evidencias adicionales y datos resultados de cinco años de investigaciones.

En conferencia de prensa, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, indicó que el comportamiento de Google puede llevar a que los consumidores no vean los resultados más relevantes de sus búsquedas, y que la posibilidad de elección e innovación se vea dañada.

"Ahora tenemos más pruebas que refuerzan nuestro caso", subrayó.

Recomendamos: El creador de alertas de Google es hoy un agricultor

Asimismo, el organismo regulador señaló que el envío de estos documentos no prejuzgan el resultado de sus investigaciones y que la firma tendrá la oportunidad de responder a las acusaciones en un plazo de ocho semanas.

En caso de que la empresa haya infringido las normas antimonopolio de la Unión Europea, ésta actuará proteger a los consumidores europeos y la libre competencia.

Las sanciones a las que se podría hacer acreedor Google podrían alcanzar el 10% de su facturación, es decir unos 6,000 millones de dólares (mdd), de acuerdo con las cuentas de la compañía en 2014.

En abril pasado, la Comisión Europea acusó a Google de abusar de su posición dominante al obligar a los fabricantes y operadores de los móviles y tabletas que operan con Android a instalar de forma predeterminada sus servicios, como su buscador y su navegador Chrome, y no otros de sus competidores.

Google responde

Ante las acusaciones de la Comisión Europea, Google respondió que las innovaciones y mejoras a sus productos no limitan la elección de los consumidores y que incluso promueven la competencia.

"Consideramos que nuestras innovaciones y mejoras de productos han aumentado la elección de los consumidores comunitarios y promueven la competencia", señaló un portavoz de Google en respuesta al paso dado este jueves por la Comisión Europea (CE) al ampliar la acusación contra el buscador de Mountain View.

"Examinaremos los renovados casos de la CE y proporcionaremos una respuesta detallada en las próximas semanas", agregó.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×