Organización colectiva retrasa desarrollo de videojuegos y animación

Por falta de profesionalización o por la forma en la que se organizan, las industrias creativas en México enfrentan frenos para crecer.
Creatividad  (Foto: Getty)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Más allá de las startups de base tecnológica, el rubro denominado industrias creativas, que engloba a artistas, animadores, diseñadores gráficos y de moda, desarrolladores de videojuegos, entre otros es uno de los que está considerado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como habilitadores de la economía del futuro; sin embargo, en el país, la forma de organización de este tipo de emprendedores no los favorece en la industria.

A la par, analistas estiman que el perfil creativo y de desarrollo en México, carece de profesionalización en la parte de administración del negocio, por lo que aún no logra el crecimiento esperado.

“Entre más complejo se vuelve el negocio se necesita gente profesionalizada; en México cada vez hay más gente preparada en la parte técnica para la creación del juego pero lo que hace falta la parte financiera, de marketing, de gestión y legal”, dijo Gonzalo Sánchez, director de la carrera de desarrollo de videojuegos en SAE.

De acuerdo con cifras de Proméxico, las industrias creativas nacionales representaron un mercado de 27,068 millones de dólares en 2014 y, a nivel global, la UNCTAD indicó que el comercio mundial de bienes y servicios creativos fue de 624,000 millones de dólares en 2011 (la cifra más reciente publicada por dicho organismo), por lo que lo considera un habilitador para el desarrollo global, sobre todo, en países emergentes.

La oportunidad por impulsar este tipo de negocios ha abierto las opciones de profesionalización técnica en disciplinas como programación, animación o creación de contenidos; sin embargo, Sánchez detalló que la parte del entendimiento del negocio aún queda pendiente así como el reconocimiento de organizaciones colectivas de creadores.

“Creo que falta el acercamiento de instituciones de apoyo como INADEM. Se dan charlas para impulsar las industrias creativas, pero los apoyos que ofrecen no están aterrizados a este tipo de empresas. Hay muchos jóvenes en industrias creativas que buscan crear negocio y empleos pero que no están interesados en dar de alta una empresa, y el INADEM tiene la condicionante de que seas una persona moral forzosamente”, dijo Sánchez en entrevista.

Una de las vías que propone el académico de SAE es crear vínculos con escuelas con tradición enfocada en la creación de empresarios y disciplinas de negocio, para que exista un complemento multidisciplinario.

En el caso específico del desarrollo de videojuegos —una de las verticales catalogadas como de mayor crecimiento entre las creativas por consultoras como Competitive Intelligence Unit (CIU)— existen actualmente en el país 150 empresas, de las cuales 53% está dada de alta como empresa ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, mientras el resto sólo lo evalúa.

Según datos del estudio Motor de Juegos, este rubro habilita anualmente 800 empleos.

Para Sánchez, la organización en colectivo debería ser reconocida por instituciones como el INADEM mientras que Jorge Iñesta, director del festival de animación Pixelatl y de la incubadora de startups creativas Animotora, insiste en que la mejor vía para impulsar el sector es a través de la formalización de nuevas empresas.

“El problema es justamente que muchas son empresas que aparecen por proyecto. Desaparecen porque no pueden mantener la nómina y lo que queremos es que puedan sostenerse a largo plazo, que tengan más clientes y proyectos que les permitan constantemente crear propiedades que den valor agregado en animación y creación y para eso se deben establecer como empresas”, dijo Iñesta.

En el último año Animotora ha acelerado a 16 nuevas empresas de industrias creativas.

Animación mexicana con atención extranjera

En el caso del mercado de animación, Iñesta resalta la atención que tienen los creadores nacionales de estudios y productoras extranjeras.

En la más reciente edición del festival Pixelatl, realizado en Cuernavaca, Morelos, firmas como la BBC, Televisión Española y los productores de Los Simpson y el show para niños Peppa Pig asistieron a buscar propiedades creadas por mexicanos para firmarlos y transmitirlos en sus países.

Iñesta advirtió que de la edición 2015 del festival a la fecha seis shows nacionales firmaron con Cartoon Network, Nickelodeon y Disney mientras que las empresas mexicanas no ponen el ojo en lo hecho en el país.

“Ahí hay un triste caso porque dados los modelos que tienen (las televisoras mexicanas) no están apostando por talento mexicano y se dedican solo a hacer telenovelas, fútbol y noticieros”, dijo.

“México tiene buen mercado interno, hay 30 millones de niños y no estamos produciendo contenido para ellos, 65% del contenido que se pasa en la televisión mexicana no es apto para ellos y ninguna televisora ha hecho la apuesta por este mercado”, agregó el empresario.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×