¿Cómo llevar a tu empresa un paso adelante en la cuarta revolución industrial?

El principal reto para agregar infraestructura tecnológica en las organizaciones es que los tomadores de decisiones a nivel mundial no confían en la tecnología.
Una cuestión cultural  Muchos de los encargados de innovación tecnológica no confían en estas herramientas pues pertenecen a una generación en donde la tecnología tenía mucho camino por mejorar.  (Foto: iStock by Getty Images)
Sofía Sánchez Morales /
HOLLYWOOD, FLORIDA (Expansión) -

Millones de empresas en México se están quedando atrás en innovación. ¿Por qué? Contrario a lo que se pueda pensar, no es la falta de acceso a la tecnología, sino una cuestión cultural.

Iván Gómez, director de operaciones y mercadotecnia en Microsoft México, cuenta en entrevista con Expansión que el problema es que muchos ejecutivos y tomadores de decisiones no confían en la tecnología y no han dado el salto en infraestructura, pues vienen de una generación en la que esta solía fallar.

“Este problema cultural se ve en todo el mundo. En realidad los países emergentes -como Vietnam, Tailandia o Indonesia- suelen ser los que más apuestan en tecnología.“, considera el directivo. “Tiene que ver con el perfil de la población, los jóvenes y qué tanto se escuchan sus voces“.

Se calcula que las pymes –empresas con menos de 250 empleados– representan 90% del sector empresarial en México y dan empleo a casi 30 millones de personas; muchas startups y emprendedores entran en esta categoría. El otro 10%, las grandes empresas, funcionan en ocasiones como monopolios, y les cuesta trabajo abandonar sus modelos.

“Antes el reto tenía que ver con falta de confianza en la tecnología y con los altos precios de infraestructura“, considera Gómez. Sin embargo, los costos actuales son bajísimos, y la oportunidad no está siendo aprovechada“.

¿Cuál es el Uber de tu industria?

Muchas empresas piensan que no tienen necesidad de cambiar. Su modelo ha funcionado durante años, y consideran que lo seguirá haciendo con el paso de los años. Pero el director general de Microsoft México, Jorge Silva, advierte que eso pensaron las industrias de taxis y hoteles, y la llegada de Uber y Airbnb les cayó de la nada.

“Siempre que me reúno con un cliente le pregunto: ¿ya tienen ubicado al Uber de su industria?“, cuenta en entrevista con Expansión. “Me miran asustados, pero tienen que prepararse, tienen que convertirse en su propio Uber, su propio disruptor, para estar un paso adelante en la cuarta revolución industrial“.

Por ejemplo, las productoras de vidrio o de zapatos, no le ven valor a introducir tecnología en sus productos. Sin embargo, al no hacerlo, podrían estarse perdiendo de la participación en una de las grandes tendencias actuales: la recolección y análisis de datos.

Seguridad no es prioridad

El tema de seguridad es uno de los problemas que debería preocupar más a las empresas mexicanas -de todos los tamaños-.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“En lo que encuentro a México un poco atrasado es en la cuestión de seguridad. Es necesario que se empiece a pensar en la privacidad de los clientes, en qué sucede si roban un dispositivo con información delicada a un cliente“, considera Gómez. “La gente no está pensando en eso todavía“.

En el país, alrededor de 60% de la población tiene acceso internet -es decir, más de 60 millones de personas- y el número sigue creciendo, por ello, en los últimos años se ha convertido en uno de los cinco países más hackeados en el mundo.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×