Huawei invierte 300 mdd previo a lanzar un nuevo smartphone para evitar fallas

De acuerdo con la firma, su tasa de error en cada lanzamiento que realiza se mantiene entre 0.05 y 0.01%.
La firma asegura que invierte más de 300 mdd al año en proceso de calidad.
Móviles sin fallas.  La firma asegura que invierte más de 300 mdd al año en proceso de calidad.  (Foto: Cortesía Huawei)
Por: ANDREA LÓPEZ
SHANGHAI, CHINA. (Expansión) -

Antes de que un lote de smartphones de Huawei sea distribuido, los encargados de alguno de los más de 10 laboratorios de calidad de la firma retiran un equipo al azar y lo ponen a prueba.

Cada uno de sus botones es oprimido por un grupo de máquinas cientos de veces, su pantalla es golpeada repetidamente y el teléfono completo pasa por exámenes como el de caída de 1 a 1.5 metros, uno que simula la presión que recibe el aparato mientras está dentro del pantalón de un usuario (de 75 kilos) sentado u otro en el que lo exponen a condiciones extremas.

El sonido, recepción, conectividad y niveles de radiación, entre otros indicadores, también son examinados. Si el teléfono no pasa alguna de las pruebas, el lote del que formaba parte es completamente retirado del stock. En total, este proceso cuesta a la empresa alrededor de 300 millones de dólares por proyecto.

Este tipo de controles de calidad que se realizan al dispositivo una vez que está terminado y listo para llegar a las tiendas, forma parte de la estrategia del fabricante chino para evitar errores en sus smartphones una vez que llegan a las manos de los consumidores.

La firma china, con más de 29 años de experiencia en el desarrollo de equipos para la industria de telecomunicaciones como antenas y radiobases, comenzó en 2011 a enfocar su investigación en el campo de dispositivos móviles de consumo.

Lee: Huawei quiere darle una mordida a Apple

“Lo que nos diferencia de otras empresas que se dedican a fabricar handsets es que nosotros empezamos como proveedores y, después, entramos al mercado de productos terminados”, explicó Ma Bing, presidente del departamento de calidad de esta firma, en entrevista con Expansión. “Esto nos permitió transferir muchos estándares y especificaciones de la industria a nuestros celulares”.

“Por eso tenemos confianza en nuestras más de 500 normas, estamos seguros de que son realmente competitivas”, agregó.

De acuerdo con Bing, el resto de las compañías dedicadas a los smartphones cuenta con un departamento encargado de examinar la calidad de los equipos durante el proceso —Huawei también lo tiene— pero no todas cuentan con un laboratorio que se encarga de verificar este aspecto después de terminado el producto.

Además de esta medida, el fabricante chino realiza otras prácticas que le permiten asegurar que un número mínimo de teléfonos tenga probabilidad de presentar algún error después de entregado al usuario. Con estas, Huawei mantiene una tasa de falla de entre 0.05 a 0.01%.

“Si el mismo error se da en cinco celulares es un accidente para nosotros”, afirmó Bing.

El ejecutivo detalló que Huawei también cuenta con un sistema de análisis de datos que se dedica a recolectar y filtrar cerca de 400,000 comentarios “tanto positivos como negativos” de los usuarios de esta marca diariamente a través de la herramienta Voz del Consumidor (VOC).

Reseña: Huawei P9, dos cámaras sí son mejor que una

Esta información es enviada a los diferentes departamentos al interior de la compañía para que “conozcan qué camino deben tomar o analicen qué deben hacer al respecto”. Actualmente, la queja más recurrente que Huawei recibe está relacionada con el sistema operativo.

“Dicen que entre más usas Android, más lento se vuelve”, afirmó Ma Bing. “En los últimos años nos dedicamos a resolver este problema. Tenemos una capacidad muy fuerte sobre el sistema operativo, por lo que hoy esta situación está prácticamente resulta. No muchas firmas pueden hacer lo mismo”.

Hasta ahora, un tercio de los usuarios de smartphones Huawei está en China. “Por ello el siguiente reto es lograr el mismo éxito en el resto del mundo”, dijo Bing. Para ello, en países como México tiene que esforzarse por diferenciarse de las firmas que actualmente dominan el sector, como Apple o Samsung.

“Es por eso que la calidad y la experiencia del usuario son nuestra base”, aseguró Ma Bing. En ese sentido, el desarrollo de cada producto toma de 12 a 15 meses, “es un proceso largo pero nosotros no tenemos prisa cuando se trata de desarrollar el mejor producto”.

El ejecutivo refirió que su competencia suele “adelantar sus fechas de lanzamiento”, reduciendo así el tiempo que invierten en poner a prueba la óptima funcionalidad de sus equipos y cada una de sus partes.

“Nosotros contamos con cinco puntos de examinación de calidad durante el proceso completo, no podemos darnos el lujo de eliminar alguno de ellos si queremos entregar un equipo perfecto”, agregó.

Mejor reputación en México que en China

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

A pesar de que China es el mayor consumidor de productos Huawei a nivel mundial hasta el momento, Ma Bing comentó que los smartphones de esta marca cuentan con un mejor nivel de reputación en nuestro país con 83 puntos. La cifra en su país natal es de 74.

“Los consumidores mexicanos nos han dado una respuesta más satisfactoria”, consideró. “Esto nos da confianza porque, a pesar de que vemos que Huawei sigue teniendo distancia con competidores como Apple o Samsung, también nos encontramos con una situación muy parecida a la que vivimos hace cuatro años en China”.

Ahora ve
Chester Bennington, el vocalista de Linkin Park, murió
No te pierdas
×