La ambición por la carga rápida, el problema de las firmas de smartphones

La falla en la batería que causó explosiones en los Note 7 puede extenderse a otras empresas, pues varias marcas prometen brindar carga rápida y completa, sin que esto sea 100% factible.
Adiós al Note 7  Samsung decidió frenar toda la producción y venta de este dispositivo a nivel mundial.  (Foto: Expansión)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Cargar la batería de un smartphone al 100% en menos de una hora es una promesa que las tecnológicas se jactan de poder cumplir, aunque esto en realidad no es posible.

Doron Myersdorf, director general de la startup israelí desarrolladora de baterías StoreDot, aclara que dados los materiales y el diseño actual de los smartphones –ya sea Samsung , iPhone u otras marcas– no es posible ofrecerle al usuario la posibilidad de recargar la batería al 100% en tan corto tiempo.

"Las baterías de ion litio son peligrosas si las tratas de cargar de modo rápido, y al mismo tiempo tener densidad energética (hacer que se cargue a 100%). Si tratas de hacer las dos cosas al mismo tiempo, los materiales tienen una alta probabilidad de hacer reacción y calentarse demasiado hasta explotar", explicó el directivo.

Myersdorf consideró que la ambición por ser la primera firma en lograr cargas exprés y complacer a los usuarios llevó al límite los equipos provocando incidentes como las explosiones en los Galaxy Note 7.

Actualmente, con los materiales y baterías empleados en los teléfonos inteligentes, es posible obtener una carga de batería de hasta 70% en cinco minutos, pero el especialista dijo que se debe reducir la velocidad de carga en el otro 30% para evitar accidentes por sobrecalentamiento de los materiales en el equipo.

"Si se bajan las promesas de rapidez de carga en los materiales actuales, todo podría matenerse bien. No es realmente una crisis pero llevaron las expectativas demasiado alto y ahora deben echarlas para atrás en lo que realmente se puede obtener con lo que hay", dijo.

Samsung se encuentra actualmente revisando cuál fue exactamente el problema con el smartphone. En un inicio había reportado que se trataba de una falla en un proveedor de baterías.

¿Cambiar qué?

Myersdorf explicó que el diseño actual de los smartphones deja un espacio muy pequeño para que los cuatro elementos que componen las baterías de litio se expandan al cargarse. Esto significa que las tencológicas deberán rediseñar los equipos e incorporar nuevos materiales, aunque el peso y tamaño de los dispositivos se vean comprometidos.

"No solo es la batería, también debe cambiar el diseño", dijo.

Los nuevos materiales que podrán utilizarse en los equipos para reemplazar las piezas de plástico serán polímeros y aleaciones con mayor resistencia al calor.

Myersdorf confirmó que actualmente trabajan de la mano con Samsung, y otras marcas, en la prueba de estos materiales.

"Samsung es nuestro principal socio y sí, estamos en pruebas para incorporar estos materiales", dijo.

Lee: ¿Qué hago si tengo un Galaxy Note 7?

Aunque ya iniciaron con las pruebas, se requiere mínimo un año para cambiar los procesos de una línea de producción, por lo que Myersdorf proyectó que los nuevos equipos estarán listos hacia el cuarto trimestre de 2017.

Tras las explosiones en diversos Galaxy Note 7, la surcoreana ordenó el retiro global de los equipos y recientemente confirmó que los dejara de fabricar.

Ante este problema, diversas aerolíneas en el mundo, como American Airlines, Aeroméxico, Volaris, Interjet, entre otras, lanzaron una prohibición para abordar un avión portando uno de estos equipos, de hacerlo, la persona puede ser sujeta a una sanción penal.

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×