¿Cómo se crea la música en los videojuegos modernos?

Con un sinfónica completa, coristas y más de 120 músicos, Takeshi Furukawa demuestra que la música en los videojuegos hoy está a la altura de cualquier producción de Hollywood.
Videojuego con sinfónica  Para la música original del videojuego, The Last Guardian, Furukawa requirió a una sinfónica completa.  (Foto: Cortesía)
Carlos Fernández de Lara Soria /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Aunque la música en videojuegos de 8 bits como Mario Bros, Contra o Zelda marcó generaciones enteras al grado que gran parte de esas melodías de bips y beeps simples permanecen en el colectivo social, la sonorización en los juegos modernos demanda la integración de bandas, orquestas, coristas y meses o años de producción, explica Takeshi Furukawa, compositor responsable de uno de los títulos más esperados para PlayStation 4: The Last Guardian.

“Los soundtracks de los juegos modernos no son diferentes a los de la mayoría de las grandes producciones de Hollywood. El hecho de que hoy, grandes compositores de cine trabajan en la música de juegos de video, es la muestra más contundente que los días de los bips y bleeps de 8 bits están atrás”, explicó Furukawa en entrevista con Expansión.

El compositor que ha trabajado en películas como GoldenEye 007 y en la serie animada de Star Wars: The Clone Wars, explica que el desarrollo de la música de The Last Guardian requirió el trabajo de más de 120 músicos, entre los que destacan la Orquesta Sinfónica de Londres, el coro Trinity Boys y la escuela de canto London Voices.

Al igual que con las filmes modernos, Furukawa explicó que el proceso de sonorización y composición de música en el juego es un trabajo de colaboración y coordinación.

“Trabajé de la mano con Ueda-san e Ito-san (Fumito Ueda, director y diseñador líder del juego, y Tsubasa Ito, líder de sonido), discutimos cada escena por videoconferencia, luego regresaba al estudio a escribir tracks electrónicos en computadoras, que posteriormente eran reemplazados por música en vivo”, mencionó.

El proceso no era del todo sencillo – compartió– pues muchas veces las indicaciones de Ueda-san eran tan conceptuales como: “En esta escena quiero sentir que la luz brilla a través de la nubes. Con base en los comentarios Furukawa componía con la mayor libertad posible la música para coordinar con todo el equipo de ingenieros, músicos y directores de orquesta.

“Aunque el alma del juego se centra en la relación emocional entre un niño y Trico (una criatura mística mitad ave, mitad mamífero), la música en contraste aspira a capturar los momentos narrativos de esa gran aventura”, dijo Furukawa.

Una década de espera

Para Sony, The Last Guardian es más que un simple lanzamiento, se trata de una de las apuestas más fuertes en propiedad intelectual exclusiva para su consola PlayStation 4 en 2016. El juego es la tercera entrega de unas de las sagas más icónicas de las últimas décadas, inició con Ico en 2001, y le siguió Shadow of the Colossus en 2005.

Ambos títulos vendieron más de tres millones de unidades en todo el mundo, de acuerdo con datos de VGChartz, y se colocaron como ejemplos en el desarrollo de experiencias e historias cinematográficas en el mundo de los juegos de video.

Directivos de Sony PlayStation han declarado a medios que The Last Guardian debe ser un juego financieramente exitoso y con la esperanza de vender mucho más que las primeras dos entregas.

The Last Guardian también se ha convertido en uno de los juegos con mayor tiempo de desarrollo en la historia de la industria. El juego comenzó a producirse en 2007, fue presentado al público por primera vez en 2009 y se esperaba viera la luz a finales de 2011 para PlayStation 3.


Debido a diversos problemas en capacidad de hardware, el juego fue retrasado para ser lanzado para el actual PS4 y en constantes ocasiones fue considerado como un proyecto cancelado. Finalmente en el E3 de 2015, Sony anunció que el juego saldría a la venta en diciembre de 2016.

Un proceso largo, que Furukawa también vivió. “Yo fui invitado al proyecto hace poco más de cinco años, pero comencé los esfuerzos de composición a los dos años de unirme por diferentes cambios en la agenda de desarrollo del juego.”

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

A pesar de todo, el compositor confía en que The Last Guardian y su música causen el mismo impacto que aquellos grandes videojuegos de su infancia.

“A pesar del tiempo de desarrollo Ueda-san y yo tenemos la mismo visión en cuanto a la música del juego. Crear un soundtrack orquestal que sea tan atemporal e inspirador como aquellos que tocaron nuestras vidas cuando éramos jóvenes.”

Ahora ve
Guajardo, Freeland y Lighthizer estarán ausentes en la quinta ronda del TLCAN
No te pierdas
×