Airpods de Apple: ¿En realidad se quedan en tus orejas?

Los nuevos audífonos inalámbricos de la firma parecen sujetarse bien a las orejas, pero tienen fallas en su conexión con Siri o aplicaciones de terceros.
Conoce cómo funcionan los nuevos audífonos inalámbricos de Apple
Por SAMANTHA MURPHY
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Después de importantes retrasos y meses de bombo publicitario, los Apple Airpods finalmente están aquí.

Cuando Apple se deshizo del puerto para audífonos en septiembre para favorecer los audífonos inalámbricos, todos los ojos estaban puestos sobre los auriculares de aspecto futurista.

Después de todo, la compañía estaba apostando a lo grande en sus audífonos sin cables y no temía molestar a algunos fanáticos de Apple en el camino.

El concepto es simple: los usuarios sincronizan los audífonos con un iPhone (a través de Bluetooth) para reproducir música, recibir llamadas y enviar solicitudes a Siri.

Pero los Airpods plantearon muchas preguntas. Para empezar, parecía que Apple había cortado los cables de sus EarPods existentes y los había convertido en grandes aretes de plástico. ¿La gente realmente los usaría?

Otra pregunta: ¿qué tan bien se sujetarían? Por no mencionar lo perdidizo que parece ser cada auricular. Ya es bastante difícil ubicar siempre los audífonos con cable.

Conoce algunas características de los productos nuevos de Apple

Pero después de pasar unos días con los Airpods —ahora disponibles en las tiendas y en pedidos en línea que serán entregados a partir de miércoles— una cosa está clara: no te preocupes demasiado por que se salgan de tus orejas.

Hicimos saltos de tijera, azotamos la cabeza e incluso hicimos maromas con los AirPods puestos. Manejaron el movimiento sorprendentemente bien. Hubo veces en que los AirPod se volvieron algo flojos, pero todas las actividades normales como caminar y trotar bastante con ellos superaron nuestras expectativas. Algunos usuarios, sin embargo, ya han informado de problemas con que los aparatos permanezcan en su sitio.

Recomendamos: ¿Los Airpods de pueden ocasionar problemas de salud?

El ajuste es cómodo también; nos olvidamos de que los traíamos puestos después de unos 30 minutos.

Sin embargo, el problema de potencialmente perder uno cuando se ha dejado el par en la mesa de la cocina es otra historia. Claro, el astutamente diseñado estuche de los AirPods, que funciona como un cargador, los mantiene intactos, pero no es una garantía de que siempre puedas encontrarlos cuando quieras. (Esto es problema más del usuario que del propio producto).

La buena noticia es que si has perdido uno, el otro sigue funcionando. Pero en última instancia es un error costoso de corregir: los audífonos del reemplazo cuestan 69 dólares cada uno.

La calidad del sonido es sorprendentemente fuerte para un aparato tan pequeño. Los audífonos de diadema inalámbricos y las piezas auriculares son conocidas por su calidad de audio no tan estelar, pero los AirPods engloban un golpe de poder.

Los tubos albergan las antenas y acercan el micrófono a la boca. También incluyen sensores internos, así que, si quitas un auricular, lo que estés escuchando o viendo se detendrá.

Los Airpod también pueden interactuar directamente con Siri. El asistente de voz toma las solicitudes, como proporcionar actualizaciones meteorológicas o abrir aplicaciones, después de tocar el lado de cualquiera de los audífonos.

Pero la integración con Siri no es perfecta. Funciona mejor con las aplicaciones incorporadas de Apple, pero es limitada cuando se trata de programas de terceros (es decir, a menudo necesitarás tomar tu teléfono para hacer tareas como aumentar el volumen).

Hacer que Siri funcione también puede ser un reto. A menudo toma varios toques en el auricular para obtener una respuesta. El mismo problema apareció al contestar llamadas telefónicas.

Pero la capacidad de los AirPod para recibir llamadas es impresionante. Con un iPhone sincronizado colocado en un escritorio de unos siete metros de distancia, pudimos participar claramente en una conversación telefónica sin necesidad de que el estuviera dispositivo cerca.

Te puede interesar: Tres alternativas si no te gustaron los Airpods

Pero aquellos que no tienen un iPhone y quieren usar los Airpods podrían estar de suerte: también funcionan con productos Android.

Por otro lado, el estuche de carga está brillantemente diseñado. Semejante a un pequeño contenedor de hilo dental, acoge cómodamente cada auricular. El estuche tiene aproximadamente el valor de un día de carga antes de que necesite reabastecerse (a través de un cable Lightning).

Los Airpod colocados en el interior reciben un impulso de potencia de aproximadamente cinco horas después de sólo 15 minutos. Eso es un kilometraje bastante sólido, pero si eres nuevo en los audífonos inalámbricos, recordar cargar otro gadget más te requerirá una curva de aprendizaje.

Aunque invertir en el futuro de la tecnología inalámbrica de audio no es barato, los Airpod tienen un precio competitivo de 160 dólares. Otras opciones de audífonos inalámbricos cuestan más, como el Samsung Gear iconix (199 dólares) o los Jabra Elite Sport (239 dólares).

Es posible que el concepto de los audífonos inalámbricos tarde algún tiempo en ser aceptado masivamente, pero en algunos años es probable que miremos hacia atrás pensando en lo extraño que era llevar cables colgando de nuestros oídos.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×