Cautela provoca que México vaya pasos atrás en adopción de tecnologías de pago

Pese a una buena penetración de wearables en el país, la falta de infraestructura imposibilitan que se realicen pagos con dispositivos móviles.
Pagos con wearables  Mientras que en otros países, como Brasil, ya hay pagos a través de wearables, la infraestructura en México todavía no lo permiten.  (Foto: Tomada de Gemalto )
Jair López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Mientras que en países como Brasil, Gemalto ya prueba con wearables tipo pulsera para hacer pagos, en México esta tecnología todavía se ve lejana.

Roberto González, director regional de ventas de la división de Enterprise de Gemalto, asegura que el nivel de cautela e instinto de conservación de los bancos, así como de las autoridades financieras en México, frenan la adopción de nuevas tecnologías y medios de pago.

“A Brasil le encanta explorar y México es un poco más precavido. México ya después de algo probado tiende a adoptarlo. Un ejemplo es la factura electrónica”, explica el ejecutivo.

González menciona que para la empresa, el país es una oportunidad de negocio amplia, tomando en cuenta que cuando los bancos decidan finalmente adoptar los pagos contactless, aquellos que no requieren de una tarjeta física, se abrirá un gran mercado.

“México, cuando adopta algo, lo hace en volumen y negocio”, agrega el ejecutivo.

Ernesto Haikewitsch, director de marketing de Gemalto para Latinoamérica, resalta el caso de Brasil, en donde el país tiene la infraestructura para implementar este tipo de soluciones.

“Tenemos la ruta lista y esto es lo principal. Tenemos una masificación de terminales contactless y eso depende de los bancos”, señala Haikewitsch.

Sin embargo, a diferencia de México, el uso de wearables en el país sudamericano es muy bajo, señala el directivo.

En el último año, la penetración de smartwatches en México se duplicó al pasar de 5% a 10%, mientras que la intención de compra de este tipo de dispositivos ya igualó a la de las computadoras con 18% de los mexicanos, según revelan datos del estudio de Hábitos de los consumidores móviles de México 2016 de Deloitte.

Haikewitsch señala que los bancos tienen que convencerse de que la introducción de nuevas tecnologías en sus procesos representan mayores ingresos.

“Los bancos no tienen un problema, sino una oportunidad para generar más negocios”, dice el encargado de marketing para la región.

México, además de Brasil, son los principales mercados de la región para Gemalto. Por otra parte, Latinoamérica representa cerca del 30% de los ingresos de la compañía que en 2015 llegaron a los 3,500 millones de dólares.

DE EMPRESA TÉCNICA A TECNOLÓGICA

Gemalto sabe que el futuro no está en las tarjetas, que es uno de los primeros y principales negocios para la compañía, señala Haikewitsch.

La evolución de la empresa ha hecho que ésta pasara de ser una firma técnica a colocarse como una tecnológica con soluciones que van más allá de la fabricación y seguridad de tarjetas.

A la fecha, además de enfocarse en soluciones de pago sin contacto y en su seguridad, Gemalto también ofrece servicios que van desde asistencia a automotrices para resguardar la conectividad en los coches y sus sistemas y hasta el trabajo con gobiernos para la creación y operación de pasaportes electrónicos con capacidades biométricas, por mencionar algunos ejemplos.

Otras empresas que compiten de cerca con Gemalto son VeriTran.

Ahora ve
Tras el sismo, el olvido. Estos damnificados siguen en albergues desde 1985
No te pierdas
×