La serie '13 Reasons Why' preocupa a expertos en salud mental adolescente

Entre jóvenes de EU, entre 10 a 24 años, el suicidio es la tercera causa de muerte, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ese país.
Ante la controversia de ’13 reasons why’, la clave es la comunicación en familia
Jacqueline Howard
(CNN) -

Alexa Curtis, de 19 años, dejó su computadora portátil sobre la mesa y respiró hondo. Era una noche de abril, y Curtis estaba preparada para pasar la noche en su apartamento de Boston viendo la nueva serie de Netflix '13 Reasons Why' (Por 13 razones).

Mientras visionaba los tres primeros episodios del drama adolescente en su laptop, el corazón de Curtis comenzó a acelerarse.

'13 Reasons Why' se basa en el libro juvenil homónimo del autor Jay Asher. La actriz y estrella pop Selena Gómez coprodujo la adaptación de Netflix de 13 episodios.

La serie, que se estrenó el 31 de marzo, sigue la historia de una adolescente ficticia llamada Hannah Baker (Katherine Langford) que deja 13 misteriosas grabaciones de audio en cintas de cassette después de suicidarse. En cada grabación se dirige a una persona que dice que jugó un papel en su trágica decisión de poner fin a su propia vida.

Lee: '13 Reasons Why' enciende las alarmas

"Lo primero que me vino a la mente al verla fue, 'Wow'", dijo Curtis, quien fundó la organización sin fines de lucro Media Impact and Navigation for Teens, un programa para crear conciencia sobre el acoso o bullying en línea.

Curtis dijo que ella fue acosada en la secundaria y que podría haber sido una Hannah Baker real.

"Si yo hubiera visto esto siendo la niña vulnerable y frágil que era cuando tenía 13 o 14 años, podría haberlo visto y pensado, 'Oh, esa es la salida fácil. Esto atraerá la atención que necesito. Esto es lo que tengo que hacer'", dijo Curtis, quien escribió este mes un artículo de opinión en la revista Rolling Stone sobre la serie.

"No es el tipo de programa que yo diría que nadie debería ver, pero creo que cada escuela debería tener ahora un diálogo abierto sobre él en la clase de salud", dijo. "Tal vez deberían hablar con cada niño por separado, con la mayor privacidad posible, y hablarle de ello. Con cualquier niño que se sabe que tiene depresión, que ha hablado con consejeros o ha tenido intentos previos de suicidio, creo que deberían hablar a profundidad sobre ello".

Algunos expertos en salud mental dicen que la serie podría suponer riesgos para la salud de ciertos jóvenes, como los que tienen pensamientos suicidas.

Otros sugieren que la serie ofrece una oportunidad valiosa para discutir el riesgo de suicidio con los jóvenes, así como enseñarles cómo identificar señales de advertencia de depresión o pensamientos suicidas entre sus compañeros.

Entre los jóvenes estadounidenses, entre las edades de 10 a 24 años, el suicidio es la tercera causa de muerte, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país.

Cada año, cerca de 157,000 personas de esa franja de edad reciben atención médica por lesiones autoinfligidas en los departamentos de emergencia de Estados Unidos, según dichos Centros.

Las tasas de suicidio entre este grupo de edad también han estado aumentando en Reino Unido en los últimos años, de acuerdo con el grupo caritativo británico Samaritans, llegando en 2015 a más de 15 por 100,000 personas entre 10 y 24 años.

En Australia las tasas fueron de 50 por 100,000 para el mismo grupo de edad en 2015, según la iniciativa de concientización sobre salud mental del gobierno australiano, Mindframe.

"Destruir el mito"

"El contagio de suicidio" describe cuando la exposición al suicidio dentro de una familia, dentro de un grupo de amigos o a través de los medios puede estar asociada con un aumento en las conductas suicidas, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Entre los niños de 12 a 13 años, estar expuesto al suicidio de un compañero de clase estaba asociado con cinco veces más probabilidades de tener pensamientos suicidas, de acuerdo con un estudio publicado en el Canadian Medical Association Journal en 2013.

Una de las principales causas de preocupación entre los expertos en salud mental con respecto a la serie '13 Reasons Why' es precisamente ese riesgo de contagio de suicidio y el comportamiento de imitación.

"Las investigaciones muestran que la exposición al suicidio de otra persona, o a las narraciones gráficas o sensacionalistas de la muerte, puede ser uno de los muchos factores de riesgo que los jóvenes que luchan con enfermedades mentales citan como una razón por la que contemplan o intentan suicidarse", afirma un comunicado emitido este mes por la National Association of School Psychologists en conexión con la serie de Netflix.

Lee: Facebook busca prevenir los suicidios entre sus usuarios

Sin embargo, es poco probable que una serie por sí sola pueda motivar que alguien intente suicidarse, expuso Eric Beeson, un consejero profesional del Instituto de la Familia en la Universidad Northwestern.

"La investigación demuestra claramente que estas imágenes tienen una influencia en los comportamientos suicidas, pero la forma en que esto se produce es mucho más importante para mí", dijo. "Es muy posible que las experiencias provocativas tengan un efecto desensibilizador que haga que las conductas suicidas sean más probables".

Uno de los escritores de la serie '13 Reasons Why' ha defendido la decisión de presentar el suicidio de la protagonista Hannah e incluir una escena gráfica de su muerte. En un artículo publicado en Vanity Fair, el escritor Nic Sheff reveló que alguna vez había intentado quitarse la vida. Él abrevó de esa experiencia para el guión en el episodio 6 de la serie.

"Desde el principio, estuve de acuerdo en que debíamos describir el suicidio con el mayor detalle y exactitud posible, incluso lo defendí, refiriéndole a los otros escritores la historia de mi propio intento de suicidio", escribió.

En dicho artículo, Sheff detalló cómo una mujer le contó una vez sobre su propio intento de suicidio: Después de ingerir una gran cantidad de pastillas con vino, lo que siguió fueron momentos de dolor insoportable, de vomitar violentamente sangre y desvanecerse. Luego marcó el 911. Recordar esa experiencia hizo que Sheff no se tragara todas las pastillas que estaba ingieriendo en su propio intento de suicidio, escribió.

"Si aquella mujer no me hubiera contado su historia, yo no estaría aquí ahora, me habría perdido todos los regalos maravillosos que hoy tengo en mi vida", escribió Sheff.

"Así que cuando llegó la hora de discutir la representación del suicidio de la protagonista en '13 Reasons Why', inmediatamente me vino a la mente mi propia experiencia. Me pareció la oportunidad perfecta para mostrar cómo es realmente un suicidio - destruir el mito de esa muerte tranquila al quedarse dormido", escribió. "Me parece que lo más irresponsable que podríamos haber hecho habría sido no mostrar la muerte en absoluto".

CNN se puso en contacto con Netflix para conocer su punto de vista, pero no ha recibido respuesta de un representante de la serie.

Advertencias y orientación para padres y educadores

Los distritos escolares de todo el país -incluyendo el Distrito Escolar de Shawnee Mission en Kansas y las Escuelas Públicas de Montclair en Nueva Jersey- están enviando cartas a los padres sobre el contenido de la serie relacionado con el suicidio.

"Supe de la serie por los jóvenes que veo en mi práctica privada y por otros estudiantes", comentó Andrew Evangelista, coordinador de salud mental y acoso, intimidación y bullying en las Escuelas Públicas de Montclair.

Evangelista, quien ha sido terapeuta por más de 40 años, dijo que en un principio envió una carta sobre la serie a directores y administradores de escuelas del distrito, quienes lo animaron a compartirlo también con los padres.

"Sentí que era una gran oportunidad para que el personal, los consejeros y los padres se conectaran con sus hijos al usarlo como un momento de enseñanza", dijo Evangelista. "Aunque la niña Hannah sea ficticia, los adolescentes -si son vulnerables y en riesgo- pueden identificarse con ella".

Lee: Twitter ensaya nuevas medidas contra el acoso

Evangelista indicó que los padres pueden vigilar las señales de advertencia de que sus hijos puedan ser vulnerables a identificarse con el personaje de Hannah. Estas señales pueden ser que el adolescente pase más tiempo solo en su habitación, sea muy hermético con su teléfono o computadora, o tenga un historial de auto-lesiones no suicidas, como cortarse.

El departamento de consejería en la Escuela Preparatoria Shawnee Mission South en Kansas también ofreció algunos consejos en una carta divulgada públicamente en la página de Facebook de la escuela.

"Véala usted mismo, lea un poco, vea un episodio para estar al tanto de los problemas en la serie. Si su hijo la está viendo, tómese el tiempo para conversar sobre el contenido, tal vez viéndola juntos", recomienda la carta. "Los expertos creen que la serie puede romantizar el suicidio y no animar a los adolescentes a buscar ayuda de familiares o consejeros".

El comunicado de la National Association of School Psychologists incluye " advertencias" y "orientación" para educadores y familias de adolescentes que podrían estar viendo la serie.

"No recomendamos que los jóvenes vulnerables, especialmente aquellos que tienen algún grado de ideación suicida, vean esta serie. Su poderosa narración puede ocasionar que espectadores impresionables idealicen las elecciones hechas por los personajes o desarrollen fantasías de venganza", señalaba el comunicado.

"Mientras que muchos jóvenes son resilientes y capaces de diferenciar entre un drama televisivo y la vida real, tener conversaciones reflexivas con ellos sobre la serie es vital", agregó.

Curtis, la joven fundadora de Media Impact and Navigation for Teens, dijo que le gustó mucho que la asociación divulgara ese comunicado. Sin embargo, "casi desearía que no hubieran utilizado la palabra vulnerable, porque pienso que todo joven adulto es vulnerable, sea la víctima de acoso o sea el agresor", dijo.

Beeson, el consejero profesional, opina que el comunicado fue equilibrado. "No puedo decir que haya un grupo de personas que ‘no deberían ver’ este programa. Creo que es más importante cómo lo ven, con quién, y cómo se digiere después", dijo. Agregó que hay elementos de la serie que le gustaron y que algunos criticables.

"Me gustó que representaran el suicidio como un proceso. No hay una causa singular para el suicidio, y la serie plasma el efecto acumulativo de múltiples experiencias de vida que conducen al suicidio de Hannah. Aunque no me gustó que la serie a veces vilipendiara a las personas que figuran en las cintas como las "razones" que orillaron a Hannah a suicidarse", comentó Beeson.

"Una narrativa que se ha perdido en la controversia sobre esta serie es la creencia de algunos de los personajes de que las cosas tienen que mejorar, tienen que cuidarse y tratarse mejor unos a otros", dijo.

"Para mí, esta serie va mucho más allá de la narrativa del suicidio e invita a una conversación más amplia sobre el poder de la interacción y la conexión humana. Espero que todos los que vean esta serie tomen conciencia de la importancia de cada interacción que tenemos, por intrascendente que parezca, y de la importancia de acercarnos al otro, mostrar interés y atención a los que nos rodean".

Curtis tiene esperanzas similares.

"Ellos son los Hannah Baker"

Cuando Curtis reflexiona sobre el bullying que sufrió en la escuela secundaria y los pensamientos suicidas que una vez tuvo, a menudo piensa en su cumpleaños 14.

Para celebrar el día, su escuela en Storrs, Connecticut colgó en el pasillo un cartel con su nombre, una tradición practicada con todos los estudiantes en sus cumpleaños.

"Pero unas chicas destruyeron mi cartel", relata Curtis.

"Escribieron en él palabras horribles, llamándome zorra y todas estas cosas", dijo. "El director terminó involucrándose, y mi mamá, fue simplemente terrible... Situaciones como esa, realmente se te quedan grabadas para el resto de tu vida".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Hoy Curtis espera que '13 Reasons Whys' anime a los jóvenes a hablar sobre las luchas personales y a no ver el suicidio como "una salida".

"El consejo más grande que puedo darle a alguien es comenzar a hablar. Ya sea hablarlo con un amigo, hablarlo con los padres, tener una persona, solo necesitas a una persona en tu vida en la que puedas confiar. Los niños que no tienen a esa persona, ese es el grupo al que necesitamos dirigirnos y saber cómo hablarles, porque ellos son los Hannah Baker".

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×