Esta botana de avión es tan popular que tiene su propio emoji

Estas galletas se ofrecen en aviones de EU desde 1986, así que los viajeros llevan más de 30 años comenzando o cerrando sus viajes con este sabor característico a canela, jengibre y nuez moscada.
Diferencia  Las Biscoff que Delta ofrece en sus vuelos son más grandes que las que se venden en las tiendas.  (Foto: Cortesía Lotus)
Cynthia Drescher
(CNN) -

Morder una galleta Biscoff en un avión tal vez no ayude mucho a endulzar la amarga experiencia de viajar en aviones comerciales, pero estas galletitas son más de lo que deja ver su envoltura color blanco y rojo.

Estas galletas planas y crujientes que se derriten en tu boca son originarias de Bélgica. Allá las llaman spéculoos y han sido parte de la cultura desde el siglo XVII, ya que eran el dulce que se daba a los niños para el día de Sinterklaas o Santa Claus, el 6 de diciembre.

Además de su legado, en Estados Unidos estas galletas se relacionan ahora con Delta Air Lines.

La aerolínea fue la primera en ofrecer estas galletas a bordo de sus aviones en 1986, así que los viajeros llevan más de 30 años comenzando o cerrando sus viajes con este dulce sabor característico a canela, jengibre y nuez moscada.

Lee: Cómo se volvieron gourmet las comidas de avión

La nostalgia es tan atractiva como el sabor para Aileen Nguyen, viajera que vive en Kuala Lumpur pero que creció comiendo estas galletas en sus viajes desde Detroit, uno de los centros de distribución de Delta.
"El viaje comienza realmente cuando muerdes una Biscoff", cuenta Nguyen a CNN.

Actualmente, las Biscoff que Delta ofrece en sus vuelos son más grandes que las que se venden en las tiendas, lo que posiblemente sirva para paliar el hambre hasta que sea hora de comer u hora de aterrizar.

Cualquier persona que celebre un cumpleaños a bordo se encontrará con Biscoff para aventar para arriba, ya que los sobrecargos de Delta son famosos por fabricar coronas con estas galletas.

Los adictos a las Biscoff pueden comprarlas en internet (¡también hay un libro de cocina!), lo que les ayudará a ahorrar para viajar: por cada dólar que gasten en la tienda en línea, ganan una milla de viajero frecuente en Delta.

La galleta terminó por volverse leyenda el año pasado, cuando Delta desarrolló un emoji especial de Biscoff como parte de un "paquete de calcomanías" que puedes descargar para iMessage de iPhone.

Dulce combinación
Dulce combinación  Muchos piensan que Biscoff es el mejor con café.  (Foto: Cortesía Lotus)

La popularidad de las Biscoff ha trascendido a Delta y ahora las puedes encontrar en vuelos de WestJet, Alaska Airlines, American Airlines y Sunwing.

A los pasajeros les encanta comerlas con café o té, pero se rumora que también saben muy bien si las bañas en chardonnay.

En entrevista para CNN, Idil Kozanoglu, gerente de mercadotecnia en Estados Unidos de Lotus Bakeries, la matriz de Biscoff, atribuye el gran atractivo de las galletas a sus ingredientes. "Las galletas Biscoff de Lotus se hacen con ingredientes no modificados genéticamente, no contienen saborizantes ni colorantes artificiales, son veganas y no tienen frutos secos, por lo que son la opción ideal para una amplia gama de consumidores que pueden tener restricciones alimentarias o por alergias".

Lee: 8 consejos para sobrevivir vuelos largos

Bianca Molina, consultora en nutrición, es una de las pasajeras que se beneficia de la conciencia alimentaria de las Biscoff y compartió su entusiasmo con CNN: "Me entristeció mucho pensar que ya no podría comerlas al volverme vegana, ¡pero vi que el hombre que estaba sentado junto a mí tenía unas y vi el símbolo de la "V" [de "vegano"]! Ahora siempre les pido [a los sobrecargos] más galletas. No tienen idea de lo que significa para mí".

La empresa incluso toma en cuenta que las galletas se consumirán a gran altitud, de acuerdo con Kozanoglu: "Los altos estándares de nuestro equipo de producción y empaque garantizan que cada galleta Biscoff siempre esté fresca y esté perfectamente crujiente, ¡incluso a 10,000 metros de altura!".

Algunos de los aficionados más apasionados de las galletas Biscoff no pueden esperar a su próximo vuelo.

Lee: Pasajeros revoltosos, una molestia más frecuente en vuelos

En un viaje reciente a San Francisco, la pasajera Kristin McSeese se propuso no irse sin visitar la única tienda de Biscoff en Estados Unidos: "¡Estaba SUPEREMOCIONADA cuando fui a San Francisco y me enteré de que hay una tienda de Biscoff en Fisherman's Wharf! Fui a comprar un paquete de galletas".

Aunque comerte todo un paquete de galletas en un vuelo puede ser un desafío, puedes encontrar paquetes grandes para cocinar en tiendas de Estados Unidos como Costco, Publix y Kroger.

En el sitio web de Biscoff incluso hay una sección especial dedicada a las creaciones de ensueño de los aficionados, tales como el tiramisú con spéculoos, el hamantaschen con relleno de Biscoff o el pollo empanizado con Biscoff montado en waffles.

Lee: 5 tips para comer saludablemente en el vuelo

Por suerte, el que las galletas Biscoff lleven más de 30 años ofreciéndose en los aviones implica que tanto los sobrecargos como los pasajeros han tenido bastante tiempo para hacerse de trucos para saborearlas más en el vuelo. Estos son tres de los más populares para que los pruebes en tu próximo vuelo:

Tarta de limón estilo Biscoff. Durante el servicio de bebidas, pídele al sobrecargo una o dos rebanadas de limón. Exprímelas sobre una galleta Biscoff y cómetela de inmediato, antes de que se aguade. La explosiva combinación de Biscoff y jugo de limón fresco emula al sabor de la tarta de limón.

Sundae Biscoff. Guarda tus galletas para la hora de la comida en vuelos internacionales, ya que es probable que tu charola incluya un postre pequeño, tal como un trozo de pastel de queso o un vasito de helado. Estruja el paquete de galletas y esparce las migajas sobre el postre y ¡listo!, tendrás un postre mejorado al instante.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Deleite de Biscoff con Nutella y plátano. Tienes que hacer algunos preparativos para este bocadillo, pero el resultado bien vale la pena. Ve a la tienda y compra una caja de Nutella empacada en botecitos individuales (nosotros decimos que son para viaje).

Lleva dos o tres en tu maleta de mano y compra un plátano en el aeropuerto, antes de abordar. Una vez a bordo, mientras vuelas a 12,000 metros de altura, esparce la Nutella sobre las galletas y agrega rebanadas de plátano.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×