Síguenos en nuestras redes sociales:

Header Braskem Idesa 1 Expansion Summit .jpg
Publicidad

Nuestras Historias

ABC del ciclo de vida del plástico

La transformación del plástico es un proceso intensivo. La gestión del consumo energético y la reducción de pérdidas son fundamentales para disminuir el impacto ambiental.
Braskem_1.jpg
Considerar el concepto integral del ciclo de vida en el diseño es esencial para hacer posible su reciclaje.

Debido a sus características y versatilidad, los plásticos son ampliamente utilizados en diversos sectores, tales como la industria alimentaria, farmacéutica y de la salud, agrícola, construcción, automotriz, transporte, envasados, entre otros, que coadyuva al bienestar de la sociedad en general.

Sin embargo, es importante entender la cadena de valor del plástico y su interacción con el entorno a lo largo de su ciclo de vida para la implementación de acciones enfocadas en la protección del medio ambiente.

En este sentido, Braskem Idesa, empresa petroquímica mexicana que produce polietileno de alta y baja densidad para diversas aplicaciones de la industria del plástico, es consciente de la importancia de estimar el perfil ambiental de sus principales productos.

Para ello, utiliza la metodología de Análisis de Ciclo de Vida (ACV) que le ayuda a evaluar los impactos ambientales en toda su cadena de valor, desde la extracción de materia prima hasta la disposición final del producto.

El ACV le permite conocer la huella ambiental de los productos, es decir, le ayuda a estimar el nivel de impacto ambiental que tiene cada uno de sus productos a lo largo de su ciclo de vida en aspectos ambientales tales como el agua, el aire, el suelo y los recursos naturales.

¿Qué es la economía circular? | #QueAlguienMeExplique
Publicidad

Basado en principios de sustentabilidad y cuidado del medio ambiente, Braskem Idesa realiza un análisis de su cadena de valor para promover el uso adecuado del plástico:

1. Extracción de materias primas: El ciclo de vida comienza con la extracción de gas y petróleo, donde se extraen las materias primas del medio ambiente. Braskem Idesa hace uso del gas etano para la producción de sus productos.

2. Procesamiento de las materias primas. Se realiza un tratamiento de la materia prima para realizar el proceso de polimerización, donde a través de reacciones químicas se transforma el gas Etano en resinas de Polietileno de Alta y Baja Densidad, productos comercializables con la calidad necesaria para el mercado de la industria del plástico. Los impactos de esta etapa del ciclo de vida usualmente se relacionan con el consumo de energía y la eficiencia en la transformación de materias primas en productos finales para la reducción de pérdidas.

3. Transporte de productos. En un mundo globalizado, los sistemas logísticos son fundamentales debido a que las etapas productivas usualmente ocurren en distintos lugares geográficos. Por ello, demandan un medio de transporte que permitan mover los materiales de un punto a otro. Los medios de transporte usados por Braskem Idesa para el transporte de sus materias primas son: carretero, ferroviario, y marítimo, donde establece las mejores estrategias para lograr una eficiencia óptima en el traslado de sus materias primas y productos.

4. Transformación de resinas. Las resinas de Polietileno de Alta y Baja Densidad que Braskem Idesa produce son transformadas por sus clientes a través de procesos de calentamiento y presión de la resina sobre un molde o matriz que dará origen a piezas de plásticos tales como bolsas, envases, contenedores, películas, empaques, entre otros productos para la industria y la vida cotidiana.
Los impactos en esta etapa del ciclo de vida están asociados al consumo energético en las industrias de transformación de resinas. En este sentido, desarrollar resianas de polímeros más eficientes ayudan a mejorar la eficiencia energética y la productividad de los transformadores, lo cual mejora el desempeño de operacional y ambiental.

5. Uso de los productos por el consumidor final. En esta etapa el usuario final hace uso del plástico ya transformado en un producto final: envases, contenedores, bolsas, entre otros, aprovechando sus beneficios tales como la baja densidad y conductividad eléctrica, así como flexibilidad y durabilidad, que explican su eficiencia en diversas aplicaciones.
Por ejemplo, en la industria automotriz disminuye el peso del vehículo y ayuda en el rendimiento del uso de combustible. En la industria del saneamiento, el material facilita y reduce la necesidad de mantenimiento, ayuda a disminuir costos en las piezas, reduce pérdidas de agua y contribuye en la universalización del saneamiento básico del agua. En la industria de los embalajes ayuda en la conservación y evita desperdicio de alimentos.

6. Fin de vida. Una vez que el producto plástico es utilizado por el consumidor final, pasa a su etapa de fin de vida, donde el plástico pasa a disponerse como residuo y se le otorga un tipo de tratamiento: reciclaje, reutilización, relleno sanitario u otro.

La gestión adecuada en la disposición de residuos plásticos postconsumo es una preocupación que ha cobrado mayor intensidad en la actualidad. Braskem Idesa es consciente de esto y es por esto que impulsa el enfoque de Economía Circular para invitar e involucrar a todos los sectores de la sociedad (gobierno, industria, comunidades, academia, etc.) para actuar en conjunto en la evolución e innovación de la gestión del ciclo de vida del plástico.

Con una visión integral de la cadena de valor del plástico, como la que Braskem Idesa ofrece, se puede mejorar la producción y uso del plástico de una forma sustentable a través de la identificación y comprensión de las interacciones del ciclo de vida del plástico con el entorno y la propuesta de acciones conjuntas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad