Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La importancia del almacenamiento de los petrolíferos en México

Ampliar el inventario e infraestructura para reservas se convierte en una tarea impostergable para México, ante la baja producción nacional de petrolíferos y la alta dependencia a las importaciones.
jue 20 febrero 2020 07:10 PM
Deloitte petrolíferos
Este aspecto cobra más relevancia debido a situaciones como el desabasto ocurrido a principios de 2019.

Por Arturo García Bello
Socio Líder de la Industria de Energía y Recursos Naturales de Deloitte México

Uno de retos actuales a los que se enfrenta el país es el abasto de insumos energéticos. En comparación con otras naciones, México se encuentra en el listado con menos días de inventario del mundo.

La media es de tres días, mientras que territorios como Estados Unidos o España, cuentan con un inventario de 90 y 92 días, respectivamente. En el primero, el almacenamiento corre a cargo del estado, mientras que en el segundo, la demanda es atendida por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (CORES) y la industria.

Publicidad

Debido a la necesidad de incrementar los inventarios, la Secretaría de Energía (Sener) publicó el primer acuerdo de almacenamiento mínimo de petrolíferos (Política Pública de Almacenamiento Mínimo de Petrolíferos), el 12 de diciembre de 2017, en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Mediante este acuerdo se establecieron las medidas para fortalecer la seguridad energética, donde uno de los objetivos principales era asegurar el abastecimiento oportuno del producto durante un determinado plazo, en caso de que el suministro llegase a ser interrumpido por circunstancias extraordinarias.

Además, con la creación de esta política, el camino hacia el fortalecimiento de la seguridad energética a nivel nacional consiste en la creación de almacenamiento estratégico de combustibles a cargo del estado, así como contar con inventarios comerciales.

Con el fin de involucrar a los particulares en el cumplimiento de las metas anteriores, la política de almacenamiento compromete a los permisionarios en materia de hidrocarburos a contar con una cantidad específica de petrolíferos almacenados en sus instalaciones en todo momento.

De igual forma, periódicamente se debe reportar, ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE), los volúmenes de producción, importación, exportación, ventas, compras e inventarios de petrolíferos (gasolina, diésel y turbosina), utilizando los formatos al efecto expedidos por dicha Comisión.

También se instituyó que los comercializadores y distribuidores de petrolíferos deben notificar a la CRE, de manera anual, el cálculo de su inventario mínimo forzoso, a efecto de calcular el alcance de su obligación para el año subsecuente.

Sin embargo, el 6 de diciembre de 2019, la Sener publicó un Acuerdo en el que se emite la Política Pública de Almacenamiento Mínimo, reduciendo con éste los días de almacenamiento mínimos. De los cinco, nueve y 13 días de venta para los años 2020, 2022 y 2025 (respectivamente) se estableció un inventario mínimo de gasolina y diésel de cinco días y de 1.5 días promedio mensual para turbosina, aplicable a todo el periodo 2020-2025.

Publicidad

Con relación a las obligaciones de los permisionarios sobre mantener un volumen de inventario mínimo de petrolíferos, la fecha de cumplimiento se vio aplazada del 1 de enero de 2020 al 1 de julio de 2020, para otorgar un mayor plazo y contar con más infraestructura. Sobre el tema de los cálculos de inventarios anuales, a partir de diciembre de 2020, las notificaciones que se deberán hacer a la CRE serán de carácter obligatorio.

¿Cómo mejorar el almacenamiento?

Sin duda, uno de los pasos fundamentales para incrementar los inventarios es invertir en infraestructura de almacenamiento. El sector privado desempeña un papel importante en este tema debido a que la empresa productiva del estado, Petróleos Mexicanos (Pemex), actualmente no cuenta con la infraestructura necesaria para cumplir con las metas establecidas por la Política de Almacenamiento hacia 2025.

Es importante señalar que la Sener publicó 70 nuevos proyectos de infraestructura de almacenamiento, , en marzo de 2019, con una inversión estimada de 4,640 millones de dólares. Del total, 60% ya contaba con permisos otorgados por parte de la CRE, 16% se encontraba en proceso de evaluación y el 24% restante está constituido por proyectos que se encuentran en fase preliminar de análisis.

En cuanto a la capacidad nominal, la SENER asegura que será de 45.9 millones de barriles, contando con el mayor número de proyectos Veracruz, Tamaulipas y el Estado de México. Además, entre los principales actores en almacenamiento destacan empresas como Howard Energy y Nustar Internacional con un proyecto con capacidad nominal de 4.3 millones de barriles en Nuevo Laredo, Tamaulipas; Servicios y Terminales de Tuxpan, S.A. de C.V. (Monterra, Repsol, Total) con un proyecto con capacidad nominal de 3.2 millones de barriles; Service & Solutions Optimus, S. de R.L. de C.V. (TMM) con un proyecto de 2.9 millones de barriles de capacidad nominal e Invex Infraestructura 4, S.A.P.I. de C.V., con un proyecto de capacidad nominal de 1.4 millones de barriles, los tres localizados en Tuxpan, Veracruz.

Cabe destacar también que, de acuerdo al Prontuario Mensual de Petrolíferos de septiembre de 2019, la infraestructura de almacenamiento a nivel nacional contaba con un total de 83 terminales de almacenamiento, con una capacidad nominal de 28.8 millones de barriles.

Ahora bien, de 2015 a la fecha, la CRE ha emitido un total de 189 permisos en materia de almacenamiento, de los cuales 122 pertenecen a petrolíferos, 65 a almacenamiento en aeródromos, uno a petróleo y otro más a petroquímicos.

Publicidad

¿Cuáles son los beneficios que brinda el almacenamiento?

Este concepto ocupa un lugar importante en la cadena de valor de los petrolíferos, ya sea con fines comerciales o estratégicos. Los primeros cumplen la función de nivelar el flujo de combustible y compensar los desbalances en la relación oferta–demanda, mientras que los inventarios estratégicos, en cambio, se apegan a cubrir de manera específica las políticas energéticas del país, que estipulan los volúmenes mínimos de almacenamiento a cubrir ante cualquier situación de emergencia para asegurar el abasto oportuno.

No se debe olvidar que gran parte de las terminales de almacenamiento en México son propiedad de Pemex, sin embargo, ante el incremento en la demanda de combustibles, la apertura del mercado y el inventario mínimo estipulado hacia 2025, el panorama pareciera ser bastante prometedor para el sector privado, con un gran abanico de oportunidades.

Una de ellas es atender los desbalances de combustible que pudieran presentarse a nivel nacional, así como desarrollar infraestructura de almacenamiento con el fin de alcanzar las metas establecidas por la Política Pública.

Este aspecto cobra más relevancia a raíz del desabasto ocurrido a principios de 2019, el cual ha dejado en claro que es necesario ampliar el inventario a nivel nacional con el fin de contar con reservas frente a algún percance energético.

Fuentes:

DOF: 12/12/2017, Diario Oficial de la Federación (2017)

DOF: 06/12/2019, Diario Oficial de la Federación (2019)

Prontuario mensual de Petrolíferos a septiembre, Secretaría de Energía (2019)

Política Pública de Almacenamiento Mínimo de Petrolíferos, Secretaría de Energía (2017)

Permisos otorgados en materia de petrolíferos, Comisión Reguladora de Energía (2019)

Consideraciones relevantes en relación con el “Acuerdo que modifica el diverso por el que se emite la Política Pública de Almacenamiento Mínimo de Petrolíferos”, Ciudad de México, Deloitte México, Vázquez, V. (2019)

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad