Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Openpay brinda ciberseguridad en e-commerce

De acuerdo con Openpay, 23% de las start-ups Fintech de América Latina están en México, lo que obliga a crear sistemas más robustos ante posibles ciberataques.
lun 12 octubre 2020 12:00 PM
5372779
Una de las mayores preocupaciones de los usuarios en la red es la privacidad de sus datos, por lo cual la ciberseguridad en esta época ha cobrado mayor relevancia.

Encontrar la vacuna contra el COVID-19 es el principal desafío a nivel mundial hoy en día, pero, por otra parte, la pandemia ha dejado al descubierto otras necesidades en cuanto a tecnología y ciberseguridad, pues al estar cada vez más hiperconectados es indispensable contar con herramientas para cuidar nuestros datos.

Eric Núñez, Head of Growth y cofundador de Openpay, durante su participación en Expansión Live: Ciberseguridad, la otra vacuna que México necesita , destacó que “el 23% de las start-ups Fintech de toda América Latina están en México; esto nos lleva a pensar que como compañía financiera y de pagos debemos tener una mayor inversión y conciencia en la parte de ciberseguridad, debemos tener procedimientos bien estructurados, sobre todo, un presupuesto bien definido en este sentido”.

Publicidad

Gabriela Chávez, editora de Tecnología en Expansión, cuestionó por qué México se encuentra en el top 5 de ciberataques, a lo que Eric Núñez respondió que cada vez estamos más conectados e inmersos en el mundo digital y México es uno de los países con mayor innovación financiera en la región, lo cual conlleva a que más usuarios utilicen sus equipos móviles para acceder a servicios financieros y acceder al e-commerce o servicios de transporte por internet, lo que también lleva a que los defraudadores o los ciber-atacantes sean más creativos.

Ante esta situación, es inevitable que las empresas busquen alternativas que ayuden a proteger los datos de los usuarios, así como la propia reputación de las compañías, ya que un ciberataque puede llevar a demandas o hasta la quiebra o la desaparición de una empresa.

Con la pandemia, expone Eric Núñez, surgió una aceleración de las compañías para entrar o continuar con una estrategia de comercio electrónico, pero muchas veces no tienen las personas ni las herramientas tecnológicas especializadas en este sector.

Por este motivo, las empresas requieren hacer “inversiones inteligentes, asociándose con el socio comercial correcto que les pueda ofrecer diferentes opciones de seguridad, que pueda ayudarles a acelerar el proceso. Por ejemplo, para comercio electrónico hay una certificación de PCI-DSS1 que tiene que ver con el almacenamiento y el acceso a los datos de tarjetas de crédito de los usuarios que compran en tu sitio web”, apunta el cofundador de la plataforma de pagos Openpay.

Publicidad

De esta manera, añade, logran asegurar esta información en bóvedas criptográficas y otras herramientas para criogenizar el número de tarjetas y que no se encuentren almacenadas en textos planos o en bases de datos que puedan ser vulneradas, para esto se requiere una inversión en temas de certificaciones de seguridad.

Anteriormente, en un negocio local podías ver quién entraba, poner una cámara y observar si la persona que acudía a tu comercio coincidía con el perfil de las personas o del segmento al cual estaban dirigidos tus productos, además, de que la persona que paga en el sitio pone un PIN y así parece más segura la transacción, pero hoy, con el comercio electrónico, le abres la puerta a prácticamente todo el mundo y no estás seguro si esa persona que pide un producto o servicio es la que realmente va a pagar.

Con las herramientas adicionales, “podemos utilizar la inteligencia artificial para detectar señales en una red de comportamiento y determinar si existe riesgo en una transacción de venta”, afirma el cofundador de Openpay . Las señales pueden ser la dirección, el código postal a donde se enviaría el artículo, o si, por ejemplo, te están comprando un ticket de avión para viajar en primera clase a Europa y la adquisición proviene de una escuela pública. Es decir, hay patrones que indican si hay ciertos riesgos en las transacciones.

“Si en el comercio electrónico te hacen un fraude y te pagan con una tarjeta que no es válida, entonces es pérdida al 100% para el negocio porque el banco te va a reclamar el 100% del producto y el comercio está expuesto a perder doble porque ya entregó el producto al usuario final y por otro lado, tiene que devolver el dinero 100% al banco por el valor de ese producto, en el caso de haber aceptado una tarjeta robada al momento de la transacción”, advierte Eric Núñez.

Acerca del mayor riesgo en ciberseguridad hacia 2021, asevera que en México y en Latinoamérica, en general, existe una gran oportunidad con la aceleración digital y cada vez más empresas entrarán en un proceso llevar su negocio al comercio electrónico, por lo que reiteró que deben escoger a su socio correcto, que cuente con certificaciones y cumpla con las normativas en la materia.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad